Posts Tagged Elecciones

La migración en Centro América y el cinismo mediático

Probablemente Bolivia estaría peor que estos países si los gobiernos vendepatrias de la oligarquía nacional habrían perdurado hasta hoy.

La razón se explica por sí sola; donde hay un gobierno con ideología capitalista y depredador, allí la desigualdad crece tanto como la pobreza y esto que vemos en Centro América tiene mucho que ver con ese tipo de gobiernos de la derecha.

Pronto iremos a unas nuevas elecciones presidenciales.  Constataremos pronto si hemos enloquecido tanto como los brasileños al votar por un facho y quizá, ni aún viendo la pesadilla de Centro América o la misma catástrofe de la Argentina de Macri, no aprendimos nada.

 

, , , , , , , , ,

No Comments

Bolsonaro, tres hipótesis y una sospecha

Jair Bolsonaro (Foto: FÁBIO MOTTA,GP1 )

(Por ) La sorprendente performance electoral de Jair Mesías Bolsonaro en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del Brasil suscita numerosos interrogantes. Sorprende la meteórica evolución de su intención de voto hasta llegar a arañar la mayoría absoluta. Y no fue el atentado lo que lo catapultó la posibilidad de ganar en primera vuelta. Veamos: en los últimos dos años su intención de voto fluctuó alrededor del 15 por ciento, pese a que está próximo a cumplir 28 años consecutivos como diputado federal (y con sólo tres proyectos de ley presentados a lo largo de estos años). Ergo, no es un “outsider” y mucho menos la personificación de la “nueva política”. Es un astuto impostor, nada más. A comienzos de Julio su intención de voto era del 17 por ciento: el 22 de Agosto, Datafolha marcaba un 22 por ciento. El 6 de Septiembre sufre el atentado y pocos días después las preferencias crecieron ligeramente hasta alcanzar un 24 y un par de semanas después subía al 26 por ciento. En resumen: un módico aumento de 9 puntos porcentuales entre comienzos de Julio y mediados de Septiembre. Pero a escasos días de las elecciones su intención de voto trepó al 41 y en las elecciones obtuvo el 46 por ciento de los votos válidos. En resumen: en un mes prácticamente duplicó su caudal electoral. ¿Cómo explicar este irresistible ascenso de un personaje que durante casi treinta años jamás había salido de los sótanos de la política brasileña? A continuación ofreceré tres claves interpretativas.

I

Primero, Bolsonaro tuvo éxito en aparecer como el hombre que puede restaurar el orden en un país que, según pregonan los voceros del establishment, fue desquiciado por la corrupción y la demagogia instaurada por los gobiernos del PT y cuyas secuelas son la inseguridad ciudadana, la criminalidad, el narcotráfico, los sobornos, la revuelta de las minorías sexuales, la tolerancia ante la homosexualidad y la degradación del papel de la mujer, extraída de sus roles tradicionales. El escándalo del Lava Jato y el desastroso gobierno de Michel Temer acentuaron los rasgos más negativos de esta situación, que en la percepción de los sectores más conservadores de la sociedad brasileña llegó a extremos inimaginables. En un país donde el orden es un valor supremo – recordar que la frase estampada en la bandera de Brasil es “Orden y Progreso”- y que fue el último en abolir la esclavitud en el mundo, el “desorden” producido por la irrupción de las “turbas plebeyas” desata en las clases dominantes y las capas medias subordinadas a su hegemonía una incandescente mezcla de pánico y odio, suficiente como para volcarlas en apoyo de quienquiera que sea percibido con las credenciales requeridas para restaurar el orden subvertido. En el desierto lunar de la derecha brasileña, que concurrió con seis candidatos a la elección presidencial y ninguno superó el 5 % de los votos, nadie mejor que el inescrupuloso y transgresor Bolsonaro, capaz de infringir todas las normas de la “corrección política” para realizar esta tarea de limpieza y remoción de legados políticos contestatarios. El ex capitán del Ejército, eligió como compañero de fórmula a Antonio Hamilton Mourau, un muy reaccionario general retirado que pese a sus orígenes indígenas cree necesario “blanquear la raza” y que no tuvo empachos en declarar que “Brasil está lastrado por una herencia producto de la indolencia de los indígenas y del espíritu taimado de los africanos” . Ambos son, en resumidas cuentas, la reencarnación de la dictadura militar de 1964 pero catapultada al gobierno no por la prepotencia de las armas sino por la voluntad de una población envenenada por los grandes medios de comunicación y que, hasta ahora, a dos semanas de la segunda vuelta, parece decidida a votar por sus verdugos.

Ahora bien: ¿por qué la burguesía brasileña se inclinó a favor de Bolsonaro? Algunas pistas para entender esta deriva las ofrece Marx en un brillante pasaje de El 18 Brumario de Luis Bonaparte . En él describió en los siguientes términos la reacción de la burguesía ante la progresiva descomposición del orden social y el desborde del bajo pueblo movilizado en la Francia de 1852: “se comprende que en medio de esta confusión indecible y estrepitosa de fusión, revisión, prórroga de poderes, Constitución, conspiración, coalición, emigración, usurpación y revolución el burgués, jadeante, gritase como loco a su república parlamentaria: “¡Antes un final terrible que un terror sin fin!” [1] Pocas analogías históricas pueden ser más aleccionadoras que esta para entender el súbito apoyo de las clases dominantes brasileñas -enfurecidas y espantadas por el debilitamiento de una secular jerarquía social anclada en los legados de la esclavitud y la colonia- a un psicópata impresentable como Bolsonaro. O para comprender el auge de la Bolsa de Sao Paulo luego de su victoria en la primera vuelta y el júbilo de la canalla mediática, encabezada por la Cadena O Globo. Todo este bloque dominante suplicó, jadeante y como un loco, que alguien viniese a poner fin tanto descalabro. Y allí estaba Bolsonaro.

Y es que como lo observara Antonio Gramsci en un célebre pasaje de sus Cuadernos, en situaciones de “crisis orgánica” cuando se produce una ruptura en la articulación existente entre las clases dominantes y sus representantes políticos e intelectuales (los ya mencionados más arriba, ninguno de los cuales obtuvo siquiera el 5 por ciento de los votos) la burguesía y sus clases aliadas rápidamente se desembarazan de sus voceros y operadores tradicionales y corren en busca de una figura providencial que les permita sortear los desafíos del momento. “El tránsito de las tropas de muchos partidos bajo la bandera de un partido único que mejor representa y retoma los intereses y las necesidades de la clase en su conjunto” –observa el italiano- “es un fenómeno orgánico y normal, aún cuando su ritmo sea rapidísimo y casi fulminante por comparación a los tiempos tranquilos del pasado: esto representa la fusión de todo un grupo social (las clases dominantes, NdA) bajo una única dirección concebida como la sola capaz de resolver un problema dominante existencial y alejar un peligro mortal.” [2]

Esto fue precisamente lo ocurrido en Brasil una vez que sus clases dominantes comprobaran la obsolescencia de sus fuerzas políticas y liderazgos tradicionales, la bancarrota de los Cardoso, Temer, Neves, Serra, Sarney, Alckmin y compañía, lo que las llevó a la desesperada búsqueda del providencial mesías exigido para restaurar el orden desquiciado por la demagogia petista y la insumisión de las masas y que, a su vez, les permitiera ganar tiempo para reorganizarse políticamente y crear una fuerza y un liderazgo políticos más a tono con sus necesidades sin el riesgo de imprevisibilidad inherente al liderazgo de Bolsonaro. Pero por el momento, lo importante para las clases dominantes brasileñas: subrayamos, lo único importante, es acabar definitivamente con el legado de los gobiernos del PT y sus aliados. Conocido el derrumbe de sus candidatos en las encuestas pre-electorales, incluyendo al delfín de Fernando H. Cardoso, el gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, aquéllas necesitaban tiempo para pergeñar una nueva fórmula política. Una eventual victoria de Bolsonaro se lo proporcionaría, y hacia él volcaron todo su apoyo en las últimas semanas de la campaña.

II

Segundo, Bolsonaro fue favorecido por el cambio en la cultura política de las clases y capas populares que las tornó receptivas a un discurso que apenas unos años antes hubiera sido motivo de burlas, desoído o repudiado en las barriadas populares del Brasil, para ni hablar en los ambientes de las capas medias más educadas. La crisis económica y social y la ruptura de los lazos de integración comunitaria en las favelas, potenciadas por la falta de educación política de las masas -una tarea que según Frei Betto el PT jamás se propuso como acompañamiento a sus políticas de promoción social- junto a la gravísima crisis institucional y política del país prepararon el terreno para un cambio de mentalidad en donde el llamamiento al orden y la apelación a la “mano dura” afloraron como propuestas sensatas y razonables para enfrentar una situación muy crítica en los suburbios populares y que los medios del establishment agigantaban pintándola con rasgos estremecedores.

¿Es éste un rasgo exclusivo del Brasil? No. Todos los gobiernos latinoamericanos del ciclo político iniciado a fines del siglo pasado con el ascenso de Hugo Chávez cayeron en el error de creer que sacar de la pobreza a millones de familias las convertiría inexorablemente en portadoras de una nueva cultura solidaria, comunitaria, inmunizada ante el espejismo del consumismo, y por lo tanto propensa a respaldar los proyectos reformistas. Sin embargo, como en la Argentina, Venezuela, Ecuador y Bolivia, en Brasil también una buena parte de los beneficiarios de las políticas de inclusión de los gobiernos del PT fue captada por el discurso del orden de la burguesía y las capas medias -atemorizadas y llenas de resentimiento por la activación del campo popular que hizo abandono de su tradicional quietismo- y pregonado de modo abrumador por la prensa hegemónica con el auxilio de las iglesias evangélicas. Estas hicieron lo que el PT y la izquierda no supo o no quiso hacer: organizar y concientizar, en clave reaccionaria, a las comunidades más vulnerables rescatadas de la pobreza extrema por los gobiernos de Lula y Dilma. Y lo hicieron reforzando los valores tradicionales en relación al papel de la mujer, la identidad de género y el aborto y promoviendo una cosmovisión reaccionaria, autoculpabilizadora de los pobres y esperanzada en el papel salvífico de la religión e, incidentalmente, de un oscuro político oportunamente bautizado y renacido como un buen cristiano en Mayo del 2016 en las mismísimas aguas del río Jordán, ¡donde San Juan Bautista hiciera lo propio con Jesucristo! La piadosa imagen de Bolsonaro sumergido en las aguas del río fue masivamente difundida a través de los medios y lo rodeó con el aura que necesitaba para aparecer como el Mesías que llegaba para poner fin al desquicio moral, social y político producido por Lula y sus seguidores. Esta prédica se difundía no sólo a través de los medios de comunicación hegemónicos -sino sobre todo por la Record TV, propiedad de Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y segunda en audiencia detrás de la Cadena O Globo- sino que también se reproducía en sus más de seis mil templos establecidos en todo Brasil, una cifra abrumadoramente superior al número de locales que cualquier partido político jamás tuvo en ese país. [3] Resumiendo: se verificó, como antes en Argentina y en cierta medida también en Brasil, la inesperada “revuelta de los incluidos” en contra de los gobiernos progresistas que promovieron esas políticas de integración social en la región. [4]

III

Una tercera línea de interpretación dice relación con el eficaz -y por supuesto, nefasto- papel de los medios hegemónicos en el linchamiento mediático de Lula y todo lo que éste representa. En este sentido el papel de la Cadena O Globo y, en menor medida, el de Record TV, ha sido de capital importancia, pero no le van en zaga la prensa gráfica y por supuesto una muy aceitada utilización masiva de las redes sociales activadas por un enorme ejército de militantes y trolls. Las riquísimas iglesias evangélicas disponen de dinero más que suficiente para sostener esta letal infantería comunicacional. Toda esta artillería mediática ha venido desde hace años descargando un torrente de informaciones difamatorias y “fake news” (para cuya elaboración y diseminación ya existen numerosos programas disponibles en la web) que a lo largo del tiempo fueron erosionando la valoración de las políticas de inclusión social del PT y la credibilidad y honorabilidad de sus principales dirigentes, comenzando por Lula. La farsa jurídica mediante el cual se lo condenó, sin pruebas, a pasar largos años de cárcel no mereció crítica alguna de la prensa hegemónica, que previamente había maliciosa y minuciosamente atacado la imagen pública del ex presidente y sus colaboradores. El Lava Jato sirvió para arrojar un pesado manto de desprestigio sobre toda la clase política, no sólo los líderes del PT, y ciertos sectores del gran empresariado. Prueba de ello fue la decepcionante performance de los candidatos de la derecha en la primera vuelta, cosa que anotáramos más arriba.

Pero toda esta movida, la segunda etapa del golpe institucional cuya primera fase fue la destitución de Dilma Rousseff, debía culminar con la detención e ilegal condena de Lula y su proscripción como candidato, única forma de frustrar su seguro retorno al Palacio del Planalto. El efecto combinado de una justicia corrupta y unos medios cuya misión hace rato dejó de ser otra cosa que manipular y “formatear” la conciencia del gran público aseguró ese resultado y, sobre todo, el quietismo dentro de las propias filas de simpatizantes y militantes petistas que sólo en escaso número se movilizaron y tomaron las calles para impedir la consumación de esta maniobra. La complicidad de la justicia electoral en un proceso que tiene grandes chances de desembocar en el derrumbe de la democracia brasileña y la instauración de un nuevo tipo de dictadura militar es tan inmensa como inocultable. Jueces y fiscales, con la ayuda de los medios, arrasaron con los derechos políticos del ex presidente, lo encerraron física y mediáticamente en su cárcel de Curitiba al prohibirle grabar audios o videos apoyando a la fórmula Haddad-D’Avila e inclusive vetaron la realización de una entrevista acordada con la Folha de Sao Paulo. En términos prácticos la justicia fue un operador más de Bolsonaro, y los pedidos o reclamos de su comité de campaña apenas tardaban horas para convertirse en aberrantes decisiones judiciales. Por eso la justicia, los medios y los legisladores corruptos que avalaron todo este fraudulento proceso son los verdugos que están a punto de destruir a la frágil democracia brasileña, que en treinta y tres años no pudo emanciparse del permanente chantaje de la derecha y su instrumento militar.

Va de suyo que este perverso tridente reaccionario y bastión antidemocrático es convenientemente entrenado y promovido por Estados Unidos a través de numerosos programas de “buenas prácticas” donde se les enseña a jueces, fiscales, legisladores y periodistas de la región a desempeñar sus funciones de manera “apropiada”. En el caso de la justicia uno de sus más aventajados alumnos es el Juez Sergio Moro, que perpetró un colosal retroceso del derecho moderno al condenar a Lula a la cárcel no por las pruebas -que no tenía, como él mismo lo reconoció- sino por su convicción de que el ex presidente era culpable y había recibido un departamento como parte de un soborno. ¡Condena sin pruebas y por la sola convicción del juez! La legión de periodistas que mienten y difaman a diario a lo largo y a lo ancho del continente también son entrenados en Estados Unidos para hacerlo “profesionalmente”, en lo que sería la versión civil de la tristemente célebre Escuela de las Américas. Si antes, durante décadas se entrenó a los militares latinoamericanos a torturar, matar y desaparecer ciudadanas y ciudadanos sospechados de ser un peligro para el mantenimiento del orden social vigente hoy se entrena a jueces, fiscales y “paraperiodistas” (tan letales para las democracias como los “paramilitares”) a mentir, ocultar, difamar y destruir a quienes no se plieguen a los mandatos del imperio. Lo mismo ocurre con los legisladores y, en cierta menor medida, con los académicos.

IV

Las interpretaciones ofrecidas hasta aquí tienen por objetivo ofrecer algunos antecedentes que ayuden a la elaboración de hipótesis más específicas y precisas que den cuenta del sorprendente ascenso de Bolsonaro en las preferencias electorales de los brasileños. El hilo conductor del argumento revela la trama de una gigantesca conspiración pergeñada por la burguesía local, el imperialismo y sus personeros en los medios y en la política que va desde la ilegal destitución de Dilma pasando por la no menos ilegal condena y encarcelamiento de Lula hasta la emisión, días atrás, de los falsos certificados médicos que le permiten al mediocre Bolsonaro rehuir el debate con su contrincante que, sin duda alguna, le haría perder muchos votos. Toda la institucionalidad del estado burgués así como las clases dominantes y sus representantes políticos y su emporio mediático se prestan para concretar esta gigantesca estafa al pueblo brasileño. Y en este sentido no podríamos dejar de proponer como hipótesis adicional que tal vez el avasallante éxito electoral de un farsante como Bolsonaro pueda responder, al menos en parte, a un sofisticado fraude electrónico que pudo haberle agregado un 4 o 5 por ciento más de votos a los que legítimamente había obtenido. No estamos diciendo aquí que ganó gracias a un fraude electrónico -como ocurriera en la elección presidencial que en 1988 consagró el triunfo de Carlos Salinas de Gortari sobre Cuauhtémoc Cárdenas en México y tantas otras, dentro y fuera de América Latina- sino que sería imprudente y temerario descartar esa posibilidad. Sobre todo cuando se sabe que a diferencia del venezolano el sistema electoral brasileño no emite un comprobante en soporte papel del voto emitido en la urna electrónica, lo cual facilita enormemente la posibilidad de manipular los resultados. Es sorprendente que esto no haya sido considerado por los sectores democráticos en Brasil habida cuenta de la existencia de varios antecedentes en América Latina y en otras partes del mundo en donde la voluntad popular fue desvirtuada por el voto electrónico. Por algo países como Alemania, Holanda, Noruega, Irlanda, Reino Unido, Francia, Finlandia y Suecia han prohibido expresamente el voto electrónico. ¿Por qué no pensar que la pasmosa performance electoral de Bolsonaro podría haber sido potenciada –si bien sólo en parte, insistimos- por el hackeo de la informática electoral?


Notas

[1] En Obras Escogidas de Marx y Engels (Moscú: Editorial Progreso, 1966), Tomo I, pp. 307-308.

[2] Note Sul Machiavelli, sulla política e sullo stato moderno (Giulio Einaudi Editore, 1966), pp.50-51.

[3] El nada casual crecimiento de las iglesias evangélicas y su conexión con los designios de Washington quedan patentemente reflejados en el artículo de Miles Christi, “El Informe Rockefeller”. Sectas y apoyo del gobierno de Estados Unidos contra la Iglesia Católica”, disponible en http://mileschristimex.blogspot.com/2015/10/el-informe-rockefeller.html

 

[4] Cf. Gustavo Veiga, “El día en que ‘Bolso-nazi’ fue bautizado ‘Mesías’ “, en Página/12, 8 Octubre 2018, en https://www.pagina12.com.ar/147320-el-dia-en-que-bolso-nazi-fue-bautizado-messias . Luego del bautizo Bolsonaro añadió la palabra Mesías después de su primer nombre, Jair. Las diferentes denominaciones evangélicas, asegura Veiga, “controlan una quinta parte de la Cámara de Diputados y en su conjunto orillan el 29 por ciento de la población.”

 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes. 

FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=247749

Relacionado: Bolsonaro y sus 49 millones de votos ¿Es el fin de la política?

Son malas noticias para la ‘Patria Grande’, EE.UU. tiene a sus energúmeno en la casa blanca, Brasil quiere al suyo.

Se viene un época de oscurantismo para Brasil y para la región, que tendrá graves repercusiones en todos los campos, sobretodo en los derechos humanos.

Xel

, , , , , ,

No Comments

Una entrevista con la historia

, , , , , , , , ,

No Comments

COMUNICADO: El Tribunal Supremo Electoral define las fechas para las Elecciones Primarias

Se está haciendo historia, serán las primeras elecciones primarias dentro de los diferentes partidos políticos de Bolivia para definir a sus binomios presidenciales de 2019. Nuevos tiempos, tiempos de cambio.
Xel

, , , , , , , ,

No Comments

Ley de organizaciones políticas

Por donde se lo mire, es un avance en el fortalecimiento de la democracia, nuestra democracia plurinacional, que no es la misma ‘democracia’ de y para las oligarquías.

En estos días, asistimos al ejemplo más nítido y patente sobre la aplicación de dos modelos de gobierno completamente diferentes dentro del marco de la ‘democracia’: el gobierno de Evo Morales en Bolivia y el gobierno de Mauricio Macri en la Argentina.

Las diferencias entre ámbas formas de gobierno dentro de la ‘democracia’ son rotundas, abismales, comenzando por la inclusión, la igualdad, la redistribución de la riqueza, la soberanía de recursos naturales, la inversión pública, deuda controlada, la casi completa desdolarización y una economía diversificada con un consumo interno creciente, etc., es decir, todo lo contrario de lo que viene haciendo Macri y sus compínches con la Argentina, o lo que siempre hizo las oligarquías de ámbos países: saquear y robar.

Hoy esta oligarquía vende patria es visible y los puedes ver y escuchar atrincherados y disfrazados de ‘plataformas ciudadanas’, también los hay ocultos en instituciones, esperando en las sombras y tienen el objetivo de volver al poder y la ‘mamadera’, no les importa como, si tienen que destruir Bolivia, lo harán.

Sobre los argumentos y críticas de la oposición política en torno a esta Ley de organizaciones políticas, que denuncian que esta Ley sería una forma de habilitar y ‘legalizar’ la candidatura de quién más temen: el binomio Evo-Álvaro.  Digan lo que digan, el temor de todos los vende patrias a Evo en unas futuras elecciones raya en la paranoia, a muchos de ellos casi les explota su vena fascista, no aportan nada, quieren la Ley pero no con Evo dentro, hablan del 21F, de que se ‘durmieron’, de que ‘los madrugaron’, de plazos de tiempo, de excusas, etc. porque saben que esta Ley acaba con muchas de las mañas y estructura corrompida de ‘la vieja forma de hacer política’.

, , , , , ,

No Comments

Colonialismo 2.0 en América Latina y el Caribe: ¿Qué hacer?

Texto íntegro de la intervención en el Seminario internacional “América Latina en disputa”, celebrado en Santa Cruz, Bolivia, el 8 de agosto de 2018.

¿Cómo proyectamos una imagen de futuro de la izquierda en estas ciudadanías etéreas que produce el colonianismo 2.0, capaces de movilizarse por el maullido de un gato pero anestesiadas frente a la muerte o el hambre de millones de seres humanos? ¿Cómo nos comunicamos con los jóvenes que tienen incorporados en su ADN la cultura digital? ¿Cómo hacemos con la política para que no sea una abstracción o un bostezo?

Desde la década del 90 del siglo pasado, Herbert I. Schiller daba por sentado la existencia de un “Imperio Norteamericano Emergente”, cuyos misioneros viven en Hollywood. “Es un imperio con un mínimo de substancia moral, pero Hollywood es solo la zona más visible de ese imperio. Existe ya una amplia y activa coalición de intereses gubernamentales, militares y empresariales que abarcan las industrias informática, de la información y de medios de comunicación. La percepción del mundo que tienen estos actores es decididamente electrónica.”[1]

En 1993 se instauró en Estados Unidos la política para el desarrollo de la infraestructura de la información nacional (NII)[2] y desde ese momento la industria corporativa de la comunicación respondió́ a las prometedoras oportunidades con un frenético proceso de fusiones y concentraciones, acumulando recursos y capital en enormes compañías. Estas fueron acompañadas por una serie de subastas precipitadas del espectro radiofónico, ganadas por los gigantes de las telecomunicaciones. Una vez aseguradas estas condiciones materiales, con los gigantes de la comunicación del sector privado preparados y alentados para explotar al máximo las recién nacidas redes digitales, se crearon las condiciones para cumplir lo que el jefe de Operaciones del Atlántico de los Estados Unidos, Hugh Pope declaró en 1997: “El mensaje es que no hay nación sobre la faz de la tierra a la que no podamos llegar”.[3]

Nunca fue más imperial Estados Unidos que cuando se convirtió en zar de Internet y nos impuso un modelo de conectividad dependiente de las lógicas del mercado y la depredación ecológica, que codifica las relaciones humanas, las transforma en datos y, por tanto, en mercancías que producen valor. Los datos aislados no dicen nada, pero la enorme masa de datos agregados en una plataforma adquiere un valor inusitado y controversial, en una sociedad que transita aceleradamente de la producción y comercio de bienes y servicios físicos hacia los servicios digitales.

La nueva e intensa concentración comunicativa y cultural es mucho más global que la de las industrias culturales transnacionales o nacionales que conocíamos. Una sola empresa privada de Estados Unidos, por ejemplo, decide cómo gasta un cuarto de la población mundial cerca de 50 millones de horas diarias[4]. Su valor diferencial es que crecen los usuarios a ritmos vertiginosos con tasas gigantescas, no solo en números brutos sino en densidad y alcance.

Cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger– pertenecen a una sola empresa.

Cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, Whatsapp y Messenger– pertenecen a la empresa fundada por Mark Zuckerberg y recaban datos monetizables permanentemente. En el primer trimestre de 2018 y a pesar de los escándalos de los últimos tiempos y los explotes en la bolsa de Wall Street, Facebook facturó 11 790 millones de dólares, casi cuatro mil millones más (un 49 por ciento) que hace un año. De ese total, cerca del 98,5 por ciento proviene de la publicidad[5].

Google, por su parte, realiza cerca del 92 por ciento de las búsquedas en Internet, un mercado valorado en más de 92 000 millones de dólares[6]. Las 10 empresas más poderosas y ricas del mundo -cinco de ellas en el negocio de las telecomunicaciones- tienen unos ingresos conjuntos que suman 3,3 billones de dólares, lo que equivale al 4,5 % del PIB mundial. Apple sola equivale al PIB de 43 países africanos (un billón de dólares). De hecho, solo hay 16 países con un PIB igual o superior al valor del mercado actual de Apple, según datos del Banco Mundial[7].

En la actualidad hay pocas instituciones públicas a nivel nacional o global que puedan enfrentar estos monstruosos poderes transnacionales, que han alterado dramáticamente la naturaleza de la comunicación pública. No existe Estado-nación que pueda remodelar la red por sí solo ni frenar el colonialismo 2.0, aún cuando ejecute normativas locales de protección antimonopólicas e impecables políticas de sostenibilidad en el orden social, ecológico, económico y tecnológico. Todavía menos puede construir una alternativa viable desconectado de la llamada “sociedad informacional”[8], cuya sombra –intangible, pero por eso no menos real-, alcanza incluso a quienes están fuera de la Internet.

Según la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal), nuestra región es la más dependiente de los EEUU en términos del tráfico de Internet. El 80 por ciento de la información electrónica de la región pasa por algún nodo administrado directa o indirectamente por Estados Unidos, fundamentalmente por el llamado “NAP de las Américas”, en Miami -el doble que Asia y cuatro veces el porcentaje de Europa-, y se calcula que entre un 80 y un 70 por ciento de los datos que intercambian internamente los países latinoamericanos y caribeños, también van a ciudades estadounidenses, donde se ubican 10 de los 13 servidores raíces que conforman el código maestro de la Internet[9].

América Latina es la más atrasada en la producción de contenidos locales, sin embargo, es líder en presencia de internautas en las redes sociales. De los 100 sitios de Internet más populares en la región, sólo 21 corresponden a contenido local, lo que significa que, en vez de crear riqueza para la región, el continente transfiere riqueza a Estados Unidos donde están alojadas las grandes empresas de Internet. Los expertos aseguran que uno de los aspectos más significativos de la cultura digital latinoamericana es el uso intensivo de las redes sociales. De hecho, algunos países de la región igualan e incluso superan el uso de redes sociales de países desarrollados. De los diez países con mayor tiempo utilizado en redes sociales, cinco de ellos fueron latinoamericanos, ranking que fue liderado por usuarios brasileños, argentinos y mexicanos con 4 horas al día[10].

El 28 por ciento de los latinoamericanos viven en situación de exclusión social en la región[11], sin embargo, la cantidad de usuarios de internet se ha triplicado en esa franja poblacional con respecto a los cinco años precedentes. Nueve de cada diez latinoamericanos posee un teléfono móvil. Según una investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (2017), el 57 por ciento de las personas que tienen dificultades para conseguir comida, son muy activas en Facebook y WhatsApp, lo que indica que poseen algún teléfono inteligente en sus hogares. El 51 por ciento de aquellos que admitieron no tener agua potable en sus viviendas, también utilizan frecuentemente las redes sociales[12].

No es lo mismo brecha digital que brecha económica. Acceso a Internet no es lo mismo que capacidad para poner las llamadas Nuevas Tecnologías en función del desarrollo de un continente profundamente desigual. La falta de habilidades digitales y la imposibilidad de aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías contribuye a perpetuar ese estado de vulnerabilidad, aun cuando los pobres tengan en sus manos los nuevos artefactos.

Hablando muy tempranamente sobre estos temas, el antropólogo brasileño Darcy Ribeiro alertaba que, de la mano de una tecnología revolucionaria, “hay una verdadera colonización en curso. Norteamérica está cumpliendo su papel con enorme eficacia en el sentido de buscar complementaridades que nos harán dependientes permanentemente de ellos…” Y añade: “Viendo esta nueva civilización y todas sus amenazas, tengo temor de que otra vez seamos pueblos que no cuajen, pueblos que a pesar de todas sus potencialidades se queden como pueblos de segunda.”[13]

La red de fibra óptica del mundo. Noten cómo EEUU extiende sus garras e intereses por todos lados.

Estados Unidos y su Operación de “conectividad efectiva” para Latinoamérica

Ese es una primera mirada del problema. Veamos una segunda: tal escenario está encadenado con un programa más amplio para América Latina y el Caribe de control de los contenidos y de los entornos de participación de la ciudadanía que se ha ejecutado con total impunidad, sin que la izquierda le haya prestado la más mínima atención. En el 2011 el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó lo que en algunos círculos académicos se conoce como operación de “conectividad efectiva”. Se trata de un plan, declarado en un documento público del Congreso estadounidense, para “expandir” los Nuevos Medios Sociales en el continente, enfocados en la promoción de los intereses norteamericanos en la región.

El documento explica cuál es el interés de los Estados Unidos en las llamadas redes sociales del continente:

“Con más del 50% de la población del mundo menor de 30 años de edad, los nuevos medios sociales y las tecnologías asociadas, que son tan populares dentro de este grupo demográfico, seguirán revolucionando las comunicaciones en el futuro. Los medios sociales y los incentivos tecnológicos en América Latina sobre la base de las realidades políticas, económicas y sociales serán cruciales para el éxito de los esfuerzos gubernamentales de EE.UU. en la región.”[14]

Este documento resume la visita de una comisión de expertos a varios países de América Latina para conocer in situ las políticas y financiamientos en esta área, además de entrevistas con directivos de las principales empresas de Internet y funcionarios norteamericanos. Concluye con recomendaciones específicas para cada uno de nuestros países, que implican “aumentar la conectividad y reducir al mínimo los riesgos críticos para EEUU. Para eso, nuestro gobierno debe ser el líder en la inversión de infraestructura”[15].

Y añade: “El número de usuarios de los medios sociales se incrementa exponencialmente y como la novedad se convierte en la norma, las posibilidades de influir en el discurso político y la política en el futuro están ahí.”[16]

¿Qué hay detrás de este modelo de “conectividad efectiva” para América Latina? La visión instrumental del ser humano, susceptible a ser dominado por las tecnologías digitales; la certeza de que en ningún caso las llamadas plataformas sociales son un servicio neutral que explotan un servicio genérico (como un electrodoméstico, un idioma, una cuchara…), sino que se fundan en cimientos tecnológicos e ideológicos, y son sistemas institucionalizados y automatizados que inevitablemente diseñan y manipulan las conexiones.

Hace unos pocos meses Facebook reconoció, finalmente, que es un medio de comunicación, después de años de presentarse como una plataforma de servicios genéricos[17]. Esperemos que termine la confusión que ha reinado en los circuitos académicos negados a ver la multinacional como lo que es, es decir, como el Humpty Dumpty de estos días. Hace 153 años en Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll puso en labios del Mark Zuckerberg de aquella época un parlamento sumamente actual: “Cuando yo uso una palabra significa lo que yo decido que signifique: ni más ni menos.”

Lo que calcula el gobierno de Estados Unidos con su “operación de conectividad efectiva” es la posibilidad de que esas herramientas creen una simulación de base y a partir de ahí se derrumben sistemas políticos que no les resulten convenientes. ¿Qué parte de la operación de “conectividad efectiva” ha operado desde las redes sociales en la situación que viven hoy Venezuela y Nicaragua, y antes vimos en Bolivia, Brasil, Ecuador y Argentina?

Cuando la política es tecno-política

Solo las grandes empresas tienen la capacidad de cómputo para procesar las colosales cantidades de datos que dejamos en las redes sociales, en cada clic en los buscadores, los móviles, las tarjetas magnéticas, los chats y correos electrónicos. La sumatoria de trazas y el procesamiento de datos les permite crear valor. Cuantas más conexiones, más capital social. Pero los intereses fundamentales de la apertura de los datos y de la invitación a “compartir”, a dar un “me gusta” o “no me gusta”, a “retuiear”, etc., no son los de los usuarios, sino los de las corporaciones.

Este poder da a los propietarios una enorme ventaja sobre los usuarios en la batalla por el control de la información. Cambridge Analytica, rama londinense de una empresa contratista estadounidense dedicada a operaciones militares en red activa desde hace un cuarto de siglo, intervino en unas 200 elecciones en medio mundo. El modus operandi era el de las “operaciones psicológicas”. Su objetivo era hacer cambiar la opinión de la gente e influirla, no mediante la persuasión, sino a través del “dominio informativo”. La novedad no es el uso de volantes, Radio Europa Libre o TV Martí, sino el Big Data y la Inteligencia Artificialque permiten encerrar a cada ciudadano que deja rastros en la red en una burbuja observable, parametrizada y previsible.

Los que siguen esta trama habrán visto que Cambridge Analytica ha reconocido que se involucró en procesos electorales contra los líderes de la izquierda en Argentina, Colombia, Brasil y México. En Argentina, por ejemplo, participaron en la campaña Mauricio Macri en el 2015. ​Se han denunciado los vínculos del Jefe de Gabinete del Presidente y del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia con esta empresa, que creó perfiles psicológicos detallados e identificó a personas permeables a los cambios de opinión para luego influir a través de noticias falsas y selección parcial de la información. Apenas accedió al poder, Macri, entre otros decretos con los que cercenó la base jurídica e institucional de la comunicación forjada en los gobiernos de izquierda en Argentina, aprobó uno que le permitió quedarse con las bases de datos de los organismos oficiales para utilizarlos en campañas a su favor[18].

Lo que demuestra todo esto es que también en América Latina y el Caribe la política se ha convertido en tecnopolítica, en su variante más cínica. Con total impudicia, los gobiernos de derecha que se han reenchufado en los últimos años alardean de contar con equipos de comunicación contratados en Miami, Colombia y Brasil. El propio Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica, se enorgullecía ante sus clientes latinoamericanos de que para convencer “no importa la verdad, hace falta que lo que se diga sea creíble”, y subrayaba un hecho empírico incuestionable: el descrédito de la publicidad comercial masiva es directamente proporcional al aumento de la publicidad en los medios sociales, altamente personalizada y brutalmente efectiva.

Ahora bien, tengo la impresión de que con Cambridge Analytica está ocurriendo lo que con Blackwater, el ejército de las guerras de Estados Unidos. Cayó en desgracia para servir eficientemente a la operación de invisibilizar la industria mercenaria de subcontratistas dedicados a las tareas de seguridad, inteligencia, mantenimiento o entrenamientos, que se ha expandido y sigue siendo muy útil al gobierno estadounidense y a sus aliados.

Tómense el trabajo de revisar la página de los socios de Facebook (Facebook Marketing Partners) y descubrirán cientos de empresas que se dedican a comprar y vender datos, e intercambiarlos con la compañía del pulgar azul. Algunas, incluso, se han especializado en áreas geográficas o países, como Cisneros Interative -del Grupo Cisneros, por supuesto, el mismo que participó en el Golpe de Estado contra Chávez en el 2002-, revendedor de Facebook que ya controla el mercado de la publicidad digital en 17 países de América Latina y el Caribe.

Qué hacer frente al Colonialismo 2.0

La comunicación no es asunto de tecnologías, aunque también. Hay que estar en la calle, tocar puerta a puerta como acaba de hacer Morena en México, para que la política se exprese en las redes sociales y haga frente a la restauración conservadora y la ofensiva imperial. Pero el escenario digital es una vía nada desdeñable para la reconexión de la izquierda con sus bases, particularmente con los jóvenes. Como expresara recientemente en La Habana el realizador argentino Tristan Bauer, “las redes no son determinantes para ganar, pero sí están siendo muy útiles a la hora de que perdamos las elecciones”[19].

Estos temas, desgraciadamente, todavía están lejos de los debates profesionales y de los programas de los movimientos progresistas del continente. Sobran los discursos satanizadores o, por el contrario, hipnotizados, que nos describen la nueva civilización tecnológica -para utilizar el término de Darcy Ribeiro-, pero faltan estrategias y programas que nos permitan desafiar e intervenir las políticas públicas y generar líneas de acción y trabajo definidas para construir un modelo verdaderamente soberano de la información y la comunicación en nuestro continente.

Pongamos en el horizonte tareas concretas. Todavía no se ha logrado concretar en la región un canal propio de fibra óptica, que fue un sueño de la Unasur y sigue siendo una asignatura pendiente en América Latina[20]. No tenemos una estrategia sistémica ni un marco jurídico homogéneo y fiable que minimice el control norteamericano, asegure que el trafico de la red se intercambie entre países vecinos, fomente el uso de tecnologías que garanticen la confidencialidad de las comunicaciones, preserve los recursos humanos en la región y suprima los obstáculos a la comercialización de los instrumentos, contenidos y servicios digitales producidos en nuestro patio.

Desafortunadamente no se ha avanzado en una agenda comunicacional común, supranacional. Si hablamos de comunicaciones, de gobernanza de Internet, de copyright, de temas que son estratégicos para el futuro como la soberanía tecnológica, la innovación, el desarrollo de nuestra industria cultural, la trascendencia de incorporar las estéticas contemporáneas en nuestra narrativa política, necesariamente tendremos que armar una agenda común y espacios donde esta se concrete.

Necesitamos redes de observatorios que, además de ofrecer indicadores básicos y alertas sobre la colonización de nuestro espacio digital, permitan recuperar y socializar las buenas prácticas de uso de estas tecnologías y las acciones de resistencia en la región, a partir de la comprensión de que él éxito o el fracaso frente a estas nuevas desigualdades depende de decisiones políticas.

Es improbable que un país del Sur por sí solo -y mucho menos una organización aislada- pueda encontrar recursos para desafiar el poder de la derecha que se moviliza a la velocidad de un clic, pero un bloque de profesionales, organizaciones, movimientos y gobiernos de izquierda tendría mayor capacidad de desarrollar niveles de respuesta, por lo menos para afirmar soberanía regional en algunas áreas críticas. Permitiría más poder de negociación frente a las potencias en Inteligencia Artificial y Big Data y sus empresas, además de desafiar la instancias globales donde se definen la políticas de gobernanza.

Tenemos que apropiarnos de la big data, compañeros. Cuesta mucho menos organizar un comando central comunicacional que financiar un canal de televisión. Por tanto, debería ser una cuestión clave en los debates políticos y profesionales sobre comunicación, y particularmente, en aquellos donde se discutan la equidad y el desarrollo, la creación de una escuela de comunicación política de la izquierda latinoamericana y caribeña, que nos permita compartir conocimientos sobre las tramas de poder detrás de los medios, la necesidad de democratizarlos y las oportunidades propiciadas por las nuevas tecnologías de la información. Porque hay oportunidades y hay especialistas muy preparados con su corazoncito a la izquierda, debidamente condenados por herejes -como decía Roque Dalton. Los hay, como también existen experiencias paradigmáticas de la izquierda en la articulación de redes, pero a veces pasan como cometas solitarios por nuestras vidas y no instituyen nada o casi nada.

Me he detenido en los vacíos del debate para estimular entre nosotros la percepción de riesgo. Aquel debate sobre apocalípticos e integrados a la cultura de masas ha sido trascendido hace rato. Ese mundo estable que describía Umberto Eco ya no existe. Hay varios mundos en el horizonte y uno puede ser aquel en el que lleguemos a crear nuestras propias herramientas liberadoras. Pero la búsqueda y construcción de alternativas no es un problema tecnocientífico, depende como dije antes del “actuar colectivo” a corto y mediano plazo, con perspectivas tácticas y estratégicas en la comunicación cara a cara y virtual, que faciliten el cambio de las relaciones sociales y los entramados técnicos a favor de nuestros pueblos.

Hagámoslo, porque no tenemos mucho tiempo.

Texto íntegro de la intervención en el Seminario internacional “América Latina en disputa”, celebrado en Santa Cruz, Bolivia, el 8 de agosto de 2018.

Notas
[1] Schiller, H. 2006 “Augurios de supremacía electrónica global”. CIC Cuadernos de Información y Comunicación 2006, vol. 11, 167–178 .
[2] Chapman, G; Rotenberg, M. 1993. “The National Information Infrastructure: A Public Interest Opportunity”, Computer Professionals For Social Responsibility, Vol 11, №2, Summer 1993.
[3] Pope, H. 1997. “U.S. Plays High-Stakes War Games in Kazakstan”, Wall Street Journal, 16 de septiembre de 1997, p. A-16.
[4] Wagner, K; Molla, R. 2018. “People spent 50 million hours less per day on Facebook last quarter”. Recode.net. Jan 31, 2018. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:https://www.recode.net/2018/1/31/16956826/facebook-mark-zuckerberg-q4-earnings-2018-tax-bill-trump
[5] Ibidem.
[6] Mangles, C. 2018. Search Engine Statistics 2018. Smartinsights.com, Jan 30, 2018. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:https://www.samartinsights.com/search-engine-marketing/search-engine-statistics/
[7] Alini, E. 2018. “Apple hits $1 trillion in value. Only 16 countries are worth more”. Globalnews.ca, August 2, 2018. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:https://globalnews.ca/news/4367056/apple-1-trillion-market-cap/
[8] Adoptamos la definición de Manuel Castells que utiliza esta denominación para contraponer la actual era dominada por las redes informacionales a la sociedad industrial cuyo corazón tecnológico fue la máquina de vapor.
[9] Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 2018. La ineficiencia de la desigualdad. Informe en el Trigésimo Séptimo período de sesiones de la CEPAL. La Habana, 7 al 11 de mayo de 2018.
[10] Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Datos, algoritmos y políticas: la redefinición del mundo digital (LC/CMSI.6/4), Santiago, 2018. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43477/7/S1800053_es.pdf
[11] “Más de 172,5 millones de afectados por exclusión en América Latina”. El Siglo, Guatemala, 8 de noviembre de 2017. Consultado el 5 de agosto de 2018:http://s21.gt/2017/11/08/mas-de-172-5-millones-de-afectados-por-exclusion-social-en-america-latina-y-el-caribe/
[12] Basco, A. 2017. La tecno-integración de América Latina: instituciones, comercio exponencial y equidad en la era de los algoritmos. Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
[13] Rebeiro, D. 1998. “Amerindia hacia el Tercer Milenio”. Oralidad. Lenguas, Identidad y Memoria de América, N° 9, La Habana, mayo, 1998, p. 9.
[14] United States Senate Committee on Foreign Relations. 2011. Latin American Governments Need to “Friend” Social Media and Technology. Committee On Foreign Relations, United States Senate. One Hundred Twelfth Congress. First Session. October 5, 2011. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:https://www.gpo.gov/fdsys/pkg/CPRT-112SPRT70501/html/CPRT-112SPRT70501.htm
[15] Ibidem.
[16] Ibidem.
[17] Martínez, A. “Zuckerberg recula: Facebook sí es un medio de comunicación”, ABC, España, 25 de septiembre de 2017. Consultado en:https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-zuckerberg-recula-facebook-si-medio-comunicacion-201612222024_noticia.html
[18] Canal Abierto. 2018 “Cambridge Analytica y ejército de trolls: confirman la manipulación en las elecciones 2015”. Canal Abierto, Argentina, 31 de julio de 2018. Consultado el 5 de agosto de 2018 en:http://canalabierto.com.ar/2018/07/31/cambridge-analytica-y-ejercito-de-trolls-confirman-la-manipulacion-en-las-elecciones-2015/
[19] Bauer, T. 2018. Intervención de Tristan Bauer en el Taller “Comunicación política y medios”, del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo. La Habana, 16 de julio de 2018. Notas de la autora.
[20] Unasur. “Conectividad y fibra óptica es otro de los objetivos de UNASUR”. s/f. Consultado el 5 de agosto de 2018 en http://www.unasursg.org/es/node/152

ROSA MIRIAM ELIZALDE

Rosa Miriam ElizaldePeriodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “Juan Gualberto Gómez”. Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa

Enlace relacionado (video): https://actualidad.rt.com/video/287070-latinoamerica-internet-dependencia-eeuu

FUENTE: https://desbloqueandocuba.com/colonialismo-2-0-en-am%C3%A9rica-latina-y-el-caribe-qu%C3%A9-hacer-31cf6b84abc5

Red de fibra óptica de Bolivia 2013 (ENTEL)

Todos ‘los zombies’colonizados andan agachados mirando la pantallita de su ‘aparato inteligente’, los nuevos grilletes digitales son invisibles.

Elecciones y voto ciudadano libre y espontáneo? No más, con el colonialismo 2.0 se ha desarrollado un nuevo tipo de intervención, de injerenCIA digital que manipula nuestras decisiones.

Los bolivianos lo vivimos y experimentamos con el referendo del 21F de 2006, donde se impuso la mentira y la evidente manipulación de la opinión pública.

Actualmente esa fecha, es un hito, una referencia que continua siendo utilizada flagrante e impúnemente por quienes basan toda su campaña bien financiada por la oligarquía enana y vende patria de Bolivia.

Con el nuevo Colonialismo 2.0 no somos soberanos, para nada. Nuestra dependencia tecnológica y casi toda nuestra comunicación depende del imperio genocida de los EEUU. Hasta cuando?

Xel

, , , , , , , , , , , ,

No Comments

NUEVA LEY POSIBILITARÁ REALIZAR PRIMARIAS EN ENERO DE 2019

Nueva Ley de Partidos del Estado Plurinacional de Bolivia (Infografía: Javier Pereyra)

Víctor Hugo Chambi O. / Cambio

La madrugada del sábado, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas, que posibilita la realización —por primera vez— de elecciones primarias en los comicios presidenciales de 2019.

Después del análisis de la norma, la presidenta de la Comisión de Constitución en la Cámara de Diputados, Mireya Montaño,  señaló: “De acuerdo con el cronograma, se establece que la última semana de enero de 2019 se tendrán las elecciones, en las que los militantes elegirán al candidato de su organización política, agrupación ciudadana o pueblo indígena originario”.

Durante el debate en el pleno de la Cámara Baja, la presidenta de esa instancia legislativa, Gabriela Montaño, explicó los alcances y el procedimiento para las elecciones primarias, que fijan como fecha para su realización el último domingo de enero de 2019.

Según el artículo 29 de la norma, esta innovación es el mecanismo para la selección de los binomios presidenciales que participarán en los comicios presidenciales previstos para octubre del siguiente año.

En los plazos fijados en la ley, las primarias deben realizarse por lo menos cuatro meses antes de la convocatoria a elecciones generales y los binomios tienen que ser registrados 60 días antes de la fecha fijada para el inédito proceso.

En medio del debate, un comunicado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) señala que los plazos definidos para esta etapa en las disposiciones transitorias “debieran ser ajustados o derivados a reglamentación especial que será elaborada” por esa entidad electoral.

Más democracia

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Eva Copa sostuvo que la reglamentación para las primarias dependerá “de la voluntad” de los vocales del TSE para su elaboración y dar paso al proceso de selección, que  por primera vez se efectuará en el territorio boliviano.

“La elección primaria tiene como principio que los partidos sean más democráticos para elegir a los candidatos”, señaló la legisladora.

Agregó que se optó por este mecanismo, que ya existe en otros países de la región, como Argentina, Chile y México, para permitir que los propios militantes designen a sus postulantes.

De acuerdo con el procedimiento legislativo —explicó Copa—, el proyecto aprobado en la Cámara Baja pasará a análisis de la Comisión de Constitución del Senado y posteriormente al plenario de ese Órgano para que sea sancionado. “Esperemos que sea en un tiempo más corto que en Diputados, que tuvo una sesión de 19 horas para su aprobación en detalle”, comentó la legisladora.

El presidente de la Cámara Alta, Milton Barón, indicó: “Al Senado entrará el lunes, derivamos a comisión, el miércoles se aprobará en esa instancia y entre el jueves y viernes se sancionará en el pleno para pasarlo al Ejecutivo con el fin de que sea promulgado”.

Equidad de género

Entre las novedades que trae la Ley de Organizaciones Políticas se encuentran la consolidación de un régimen de equidad de género, en el que se garantiza la participación de las mujeres en un 50% en todas las candidaturas y participación igualitaria en las deliberaciones.

Además, las organizaciones políticas tienen la misión de  garantizar la igualdad de oportunidades y sancionar las acciones de acoso y violencia política en razón de género. Otro aspecto novedoso es el financiamiento mixto, es decir con aportes privados y la subvención pública indirecta. La primera se refiere a los aportes, donaciones o contribuciones de los militantes, mientras que el apoyo estatal, al acceso a espacios para propaganda en años electorales y la capacitación de dirigentes en años no electorales.

El proyecto también contiene 105 artículos, cuatro disposiciones transitorias y una abrogatoria, y reemplazará a la Ley de Partidos Políticos vigente desde 1999 y la Ley de Agrupaciones Ciudadanas de 2004.

FUENTE: http://www.cambio.bo/?q=node/50861

El proyecto de Ley se está debatiendo y puliendo pese a que la oposición trata de desviar o rechazarla con lo que últimamente la caracteriza y le ha dado buenos dividendos: la mentira.

Xel

, , , ,

No Comments

Los dos caminos de la derecha

Por: Reymi Ferreira

La oposición debería reflexionar de la historia última de Latinoamérica, para evitar seguir causando víctimas, que provienen del pueblo y no de los que mueven los hilos tras bambalinas. Si la derecha quiere reemplazar a los gobiernos populares en nombre de la democracia, no debiera hacerlo utilizando métodos fascistas.

Andrés Oppenheimer, un escritor light del neoliberalismo (calificarlo de intelectual es una hipérbole), publicó en 1992 el libro La hora final, en el que sostenía que el gobierno de Fidel Castro caería en meses. Han pasado 26 años y aún no ha visto realizado su deseo. El 22 de octubre de 2013, el intelectual (éste sí serio) Heinz Dieterich escribió que “Maduro no llega más allá de abril o marzo de 2014”. Pronóstico erróneo, y antidemocrático, pues ese mismo año Nicolás Maduro fue elegido presidente de Venezuela. Semanas atrás, un empleado de Doria Medina que oficia de analista afirmó que “en Bolivia estamos ante un fin de ciclo”.

Que “analistas” consideren que los días de un gobierno popular están contados es legítimo; lo malo es que tales opiniones impulsan a la oposición a querer derrocar a esos gobiernos mediante protestas que apuntan a generar víctimas, y así “comprobar” que existe una “dictadura”.

Las guarimbas contra Hugo Chávez comenzaron el 2000 y continuaron contra el presidente Maduro apenas iniciado su mandato. En Bolivia ocurrió algo parecido en 2008, cuando la “media luna” lanzó una brutal arremetida contra las instituciones del Estado, voló oleoductos y asesinó a campesinos en Pando. La razón se impuso en la oposición venezolana, y unida logró ganar las elecciones legislativas de 2015. En Bolivia, después de 2008, las tendencias golpistas se aplacaron y primó una actitud democrática que permitió la sobrevivencia de la derecha.

Sin embargo, la derecha venezolana, envalentonada con su victoria, optó nuevamente por la violencia y buscó el derrocamiento del presidente Maduro en 2016. Se quemó vivo a chavistas, murieron degollados en alambradas víctimas inocentes, se tomaron cuarteles y se asesinó a policías. En plena crisis, el Gobierno convocó a una Asamblea Constituyente, en la que la población participó de forma masiva como rechazo al odio y la violencia sembrada por la oposición. Hoy Venezuela vive en paz, y las protestas acabaron de súbito desde que los financiadores dejaron de fomentar el gansterismo. ¿Qué habría pasado si en lugar de seguir con la estrategia golpista la oposición hubiese optado por el camino democrático?

La pírrica victoria de la oposición boliviana en el referéndum de 2016, cuando se fabricó un escándalo para confundir al electorado, causó el mismo resultado que la victoria legislativa en Venezuela. Hay plataformas que desean conducir al país a situaciones como las que vivió Venezuela y vive Nicaragua. Parten de la premisa que vivimos un “fin de ciclo” y que hay que derrocar a la “dictadura”, cuando la única dictadura es la de la intolerancia, que no acepta que la Constitución tiene artículos vigentes que han sido interpretados por el Tribunal Constitucional.

Dan por sentado que la interpretación que ellos tienen es absoluta, irrefutable e indiscutible, en una actitud típica de los fascistas de la posverdad. Si este Gobierno es tan malo y corrupto, como afirman, la derecha debería ir a las urnas con una alternativa, y no plantearse generar violencia con base en moldes de pensamiento único.

FUENTE: https://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2018/07/los-dos-caminos-de-la-derecha.html

Tal como dice el ex ministro de defensa y sabe lo que dice por el trabajo que desarrolló. La estrategia de la derecha fascista esta clara, apuestan por la violencia y la provocación hasta generar un muertito o los que ellos quieran para pasar a la 2da fase de la resistencia armada o ‘la guarimba’venelozana.

Este 6 de Agosto en Potosí veremos parte del guión de los fachos camuflados detrás de las plataformas ciudadanas y bien financiados por los vende patrias que se escaparon del País.

Xel

, , , , ,

No Comments

Rebelión electoral en México

Por la vía de la imposición, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) —con la ayuda de su hermano menor, el Partido Acción Nacional (PAN)— ha permanecido encaramado en el poder durante casi un siglo, sin embargo, hoy, el pueblo de México ha dicho basta. La nación vive en estos días una rebelión electoral en contra del régimen político criminal que ha logrado permanecer desde la década de 1980, en buena medida gracias al interesado concurso del gobierno de Estados Unidos en los asuntos internos del país 1 . Esta contundente respuesta social es producto del hartazgo que en muy amplias capas de la ciudadanía ha generado la imposición de un modelo de inseguridad, violencia y muerte, de destrucción de la planta productiva nacional y despojo del patrimonio público, de corrupción e impunidad desenfrenadas, de persecución política y colonialismo cultural, que ha alcanzado extremos insoportables a partir del año 2006 debido a la perversa amalgama entre las instituciones estatales y las estructuras del crimen organizado auspiciado desde Washington.Por sus implicaciones históricas, las elecciones que tendrán lugar el próximo domingo primero de julio naturalmente resultan trascendentes para los más de ciento veinte millones de connacionales que viven dentro del territorio mexicano, pero también lo son para otros tantos millones que, por necesidad, se han visto obligados a emigrar a Estados Unidos y que en la actualidad sufren las agresivas políticas racistas del presidente Donald Trump. Como en ningún momento durante los últimos treinta y cinco años, las bases del régimen autoritario están siendo socavadas debido a que más de la mitad de los electores se han rebelado en contra del estado de cosas imperante, aun en las regiones que por años fueron el semillero de votos del PRI y del PAN, y esto es así porque saben que México no aguanta otros seis años de devastación, y tienen claro que el primer domingo de julio la opción es votar por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) o condenarse al aterrador abismo del crimen organizado. En virtud de su dimensión y profundidad, la rebelión electoral actual sólo es comparable a la que dio origen la revolución mexicana de 1910 y, como aquella, tiene el potencial para transformarse en una revuelta social impredecible si es que el poder oligárquico decide optar por un golpe que destruya los muy delgados y quebradizos caminos legales que aún existen para la alternancia en el poder.

Un régimen criminal que se niega a morir

Si México tuviese un sistema electoral que garantizara elecciones limpias y transparentes, a estas alturas de la campaña nadie tendría duda de que el ganador sería Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia por Morena, porque, además de que los apostadores políticos así lo perciben, todas las encuestas de opinión importantes registran una ventaja de entre quince y treinta y dos puntos del líder de oposición de izquierda sobre el segundo lugar 2 (ver el escenario electoral prospectivo del último apartado). Sin embargo, el sistema electoral mexicano está diseñado para imponer a los candidatos del poder, ya sean estos del PRI, nacido en 1929, o del PAN, que apareció en la escena político-electoral en el año de 1939 con el propósito de oponerse a las políticas progresistas del general Lázaro Cárdenas del Río.

Es por esa razón, y no por otra, que dentro y fuera de México todos se preguntan si, por primera vez en más de un siglo, la fuerza de un candidato de oposición será capaz de sobreponerse a ese régimen criminal, cuyos principales exponentes parecen estar dispuestos a todo antes que renunciar a sus insólitos e impúdicos privilegios. Es un pequeño y poderoso grupo —a quien AMLO califica como “minoría rapaz”— el más beligerante de todos, pues sus integrantes se han asociado con los políticos más corruptos para multiplicar sus obscenas fortunas. Justamente, porque este núcleo representa el principal soporte del estado criminal, es que el candidato puntero ha anunciado que al llegar a la presidencia terminará con la rapiña de esa minoría que no quiere perder el privilegio de mandar, para lo cual será necesario separar al poder económico del poder político 3 . Por supuesto, en esta elección también están en juego los intereses de la oligraquía financiera internacional y los intereses geoeconómicos, geopolíticos y geoestratégicos del imperio estadounidense. Por si fuera poco, en medio de este complejo escenario, también están enredados los intereses políticos personales del presidente Trump y sus ansias reeleccionistas.

El juego de los actores políticos

El régimen está fragmentado en dos grandes facciones que, en los hechos, son asociaciones delictivas que operan como verdaderos cárteles del crimen organizado. Durante la campaña electoral, el llamado grupo Atlacomulco —del cual es destacado integrante el presidente Enrique Peña Nieto— y el grupo mafioso liderado por el expresidente Carlos Salinas de Gortari, no lograron ponerse de acuerdo para impulsar a uno sólo de sus candidatos, ya fuera José Antonio Meade, de la alianza encabezada por el PRI, o Ricardo Anaya, de la alianza encabezada por el PAN. El enfrentamiento en la arena electoral entre estas dos mafias políticas, es en parte debido a la disputa por parcelas específicas de poder, pero sobre todo se explica porque cada una de ellas responde a intereses distintos a escala regional. Por un lado, quienes impulsan la candidatura de Meade han buscado por todos los medios el beneplácito del presidente Donald Trump para llevar a su prosélito a la casa presidencial, sin que hasta ahora existan señales claras de que lo hayan conseguido 4 ; del otro lado, quienes promueven a Anaya son actores vinculados a los intereses del capital monopólico de base nacional, reunidos políticamente en torno a la figura de Salinas de Gortari, el capo dei capi .

Pero la fractura en el frente del oficialismo se transformó en catástrofe cuando el zedillismo —un segmento muy poderoso de ese régimen que está a punto de colapsar— se sumó a la campaña del candidato opositor. En efecto, hace aproximadamente un año y medio AMLO dio a conocer la incorporación de Esteban Moctezuma Barragán a su equipo de trabajo inicial, un personaje clave durante la presidencia de Ernesto Zedillo (1994-2000), pues se desempeñó como secretario de gobernación y también como secretario de desarrollo social 5. Meses después, el candidato de la coalición opoistora Juntos Haremos Historia , que agrupa al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al Partido del Trabajo (PT) y al Partido encuentro Social (PES), incorporó a sus filas como prospecto para encabezar la secretaría de gobernación a Olga Sánchez Cordero, quien en 1995 fuera promovida como magistrada de la suprema corte de justicia de la nación precisamente durante el mandato de Zedillo. De igual forma, como futuro secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación López Obrador, nombró a Víctor Villalobos, quien se desempeñó como subsecretario de Recursos Naturales en el gabinete de Zedillo 6 . Tan cerca como hace tres semanas, las presiones de este de esta corriente eran tan intensas 7 que, al salir de una reunión con los empresarios más críticos a su causa, López Obrador se vio obligado a desmentir que otras dos figuras centrales durante el gobierno de Zedillo —ni más ni menos que el ex secretario de hacienda, Guillermo Ortiz Martínez, y el ex subsecretario de egresos, Santiago Levy Algazi— serían incorporadas a su futuro gabinete.

Es importante recordar que el entendimiento entre AMLO y Zedillo viene desde los años noventa, cuando, siendo presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), aquel logró cinco gubernaturas para su causa y posicionó al partido como la fuerza protagónica en la cámara de diputados. Otro elemento que ha servido como aglutinante de la alianza entre ambos políticos, es su compartida animadversión hacia lo que representa Carlos Salinas de Gortari. Para nadie es un secreto que el ex presidente es su enemigo común, pues mientras López Obrador lo califica como el innombrable , Ernesto Zedillo lo envió exiliado a Dublín y puso a su hermano más querido en la cárcel.

En resumidas cuentas, Ernesto Zedillo decidió apoyar a un heterodoxo como López Obrador porque comprendió que, dada la pésima gestión de Peña Nieto, en la actual contienda el candidato del PRI no tendría ninguna posibilidad de ganar la presidencia, y porque, al ser Ricardo Anaya la carta fuerte de su archienemigo Salinas, corría el riesgo de una vendettapolítica personal.

¿Dejarán ganar a López Obrador?

Sin lugar a dudas, en este vórtice de inestabilidad producido por el inminente desplome del régimen, existe el riesgo de que, como en la Guerra Fría, alguien oprima el botón rojo del misil atómico. Pero los bandos están conscientes de que, a estas alturas del proceso, imponer a Meade o a Anaya por la fuerza para arrebatarle la presidencia a AMLO representaría un enorme riesgo para todos, pues la insurgencia electoral podría transformarse fácilmente en una rebelión más radical, generando un escenario inmanejable en el que todos perderían. En ese sentido, es mucho más probable que los adversarios de López Obrador opten por permitirle llegar a la presidencia y, al mismo tiempo, intenten concentrar todos los esfuerzos del fraude electoral en los treinta y dos estados del país con el propósito de escamotearle la mayoría en las cámaras de diputados y de senadores, y de arrebatarle dos o tres de las gubernaturas que las encuestas indican que podría conquistar, especialmente las de Puebla y Veracruz.

Pero los grupos más retardatarios y corruptos no ceden y siguen amenazando con imponerse por la fuerza. El presidente del PRI ha manifestado que la estructura del partido es más importante que las encuestas y que con ella van a ganar, no obstante que su candidato está treinta puntos por debajo de López Obrador. El propio José Antonio Meade ha dicho:Vamos a ganar esta elección, haiga sido como haiga sido 8 , y que echará mano de la estrategia usada por el partido en el poder en la elección para gobernador realizada el año pasado en el Estado de México, donde el candidato oficial (primo de Peña Nieto) sólo pudo imponerse a la candidata de Morena mediante el despliegue de un monumental fraude electoral 9 . Pero el país no es el Estado de México. En primer término, porque en este caso la diferencia en intención del voto entre López Obrador y el tercer lugar (que ocupa Meade) es gigantesca e irremontable para el PRI, pues supone un volumen superior a los dieciocho millones de votos. Por si esto fuera poco, la estructura del partido, en la que tanto confían sus corruptos líderes, está más deteriorada que nunca y su efectividad dista mucho de ser la misma de los años dorados, lo cual se aprecia en que el PRI sólo logró cristalizar alianzas en nueve de las treinta y dos entidades del país, mientras que Morena lo hizo en veintinueve 10 . Otro dato revelador de la debilidad del otrora imbatible PRI, es que durante la campaña tuvo que cancelar ciento setenta y cuatro eventos electorales de su candidato Meade, en tanto que López Obrador sólo interrumpió su asistencia a seis 11 . De este modo, pese a la movilización de su estructura partidista —y a los potentes ataques al candidato del PAN ubicado en la segunda posición 12 —, el PRI en ningún momento logró remontar en las preferencias electorales desde el lejano tercer lugar en el que se ubica, dado lo cual el régimen ha recrudecido la ya de por sí desatada violencia política con un saldo, hasta ahora, de al menos ciento trece políticos asesinados y trescientos más que han sufrido diferentes tipos de agresiones 13 .

Es evidente que los grupos que pretenden imponer a toda costa al candidato del PRI no son mayoritarios. A cinco días de la jornada electoral, un portavoz del Banco de México ha declarado que ni los mercados ni el peso deberían ser sacudidos si el candidato de la izquierda a la presidencia de México gana en las elecciones del domingo, como predice la mayoría de las encuestas 14 . Así mismo, se ha filtrado la noticia de que el empresario más poderoso de México, Carlos Slim, habría dicho en privado que hace tres meses el factor de incertidumbre era AMLO, pero ahora lo es Meade, y que, en este momento, lo más estable para la economía y el peso mexicano sería que Andrés Manuel López Obrador ganara la presidencia y que ese resultado fuera oficial antes de la madrugada del lunes 15 .

Por último, a lo largo del proceso electoral en México el presidente Donald Trump ha sido especialmente cuidadoso en no manifestar preferencia por ninguno de los contendientes, lo más que ha llegado a expresar es lo siguiente: Tienen unas elecciones pronto. Tienen algunos candidatos que son muy buena gente, y tienen algunos que, quizá, no son tan buenos. En cualquier caso, lidiaremos con ello 16 . Pese a todos sus esfuerzos, Peña Nieto no consiguió el apoyo del presidente de EEUU hacia su candidato Meade, quien, dadas las complicadas condiciones existentes en este momento entre las dos naciones, parece que se mantendrá relativamente al margen y que no intervendrá para favorecerlo. Al contrario, el escenario invita a pensar que un candidato como López Obrador puede resultarle útil desde la perspectiva de su propia estrategia proselitista rumbo a las elecciones intermedias de noviembre de 2018 y de las presidenciales de noviembre de 2020.

A Trump parece importarle más su imagen personal que la geopolítica mundial, al grado de buscar un arreglo con Corea del Norte con el propósito encubierto de hacerse acreedor al Premio Nobel de la Paz y marginando de una decisión tan relevante a su propio secretario de Defensa 17 . Este patrón de comportamiento fue visible en su decisión de imponer aranceles comerciales a un conjunto de importaciones provenientes del China y la Unión Europea, y se puso de manifiesto también en su determinación de posponer hasta después de las elecciones mexicanas las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), pues pretendería utilizar más adelante —durante las próximas contiendas electorales internas— ese discurso proteccionista que tanto atrae a los votantes nacionalistas, quienes quisieran ver nuevamente a Estados Unidos como una potencia económica capaz de generar empleos al por mayor y de hacer posible el sueño americano .

Trump sabe que los más de treinta millones de hispanos que viven en Estados Unidos son un riesgo latente, y que un incremento súbito de la inestabilidad en México, como producto de un gran fraude electoral o de un golpe de mano, podría tener consecuencias muy negativas para sus aspiraciones políticas personales. Esto es aún más cierto desde que al republicano le estalló en la cara la crisis de los niños hispanos separados de sus padres y encerrados en jaulas como animales, pues la animadversión de la población estadounidense en relación con esta política fue casi unánime a lo largo y ancho del país.

Pero la existencia de condiciones que tienden a favorecer la aceptación del triunfo de un candidato como López Obrador, relativamente alejado de los intereses imperiales, en sentido alguno implica que EEUU vaya a relajar su posición hacia México y tampoco hacia América Latina. Más bien será lo opuesto. Lo que se perfila para la región latinoamericana es una escalada bélica contra Venezuela, y el vicepresidente Mike Pence ha sido bastante elocuente en ese sentido durante su reciente gira por el cono sur. En el caso específico de México las cosas no serán mejores en la relación con Estado Unidos porque, de ganar la elección, el candidato de Morena llegará muy acotado a la presidencia. En primer lugar, porque es altamente factible que los acuerdos a los que habría tenido que llegar con el capital financiero internacional a través de Ernesto Zedillo, limitarán su margen de acción en materia económica para desplegar políticas orientadas a la disminución de la desigualdad social. En segundo término, porque muy probablemente será sometido a fuertes presiones y a un golpeteo permanente con el propósito de desgastarlo políticamente y evitar así que logre avanzar en las reformas a las que se ha comprometido frente al electorado, mismas que sin duda afectarían los intereses oligárquicos. Por último, porque, a través del Comando Norte, el gobierno de Trump detenta un margen holgado de control sobre las fuerzas armadas de México, de modo tal que la estrategia de pacificación del país que AMLO pretenda llevar a cabo dependerá, necesariamente, de una muy compleja negociación con Washington.

En síntesis, todo parece indicar que las condiciones están dadas para una verdadera alternancia en el poder en México y para intentar sentar las bases de un nuevo régimen republicano; sin embargo, que nadie se engañe, pues, como en la Guerra Fría, las agresiones y los chantajes estarán a la orden del día y siempre existirá la posibilidad, aunque sea pequeña, de que algún loco decida oprimir el botón rojo del misil nuclear para acabar con todo.

Escenario electoral prospectivo

De acuerdo con el escenario electoral prospectivo que hemos elaborado, López Obrador obtendría una aplastante victoria sobre los candidatos de la derecha en las elecciones del primero de julio próximo. La metodología utilizada tiene la ventaja de incorporar la percepción que los expertos tienen sobre el impacto del fraude electoral que el régimen estaría en condiciones de imponer en cada estado del país, lo cual hace que los resultados tiendan a ser más precisos 18 . Durante los últimos seis meses se sistematizó la información electoral histórica y se recuperó información de prensa, estado por estado (prensa, encuestas estatales, consultas con observadores locales), la cual fue ordenada y evaluada. Adicionalmente, se diseñó una matriz de atributos sobre la situación electoral de cada entidad, que también fue calificada por expertos. La masa de información así obtenida se transformó después en porcentajes de potencial electoral de cada candidato. Esta es la última actualización del escenario previsto (27 de junio de 2018) previa a las elecciones:

ESCENARIO CON FRAUDE: Todos los recursos ilegales (financieros, humanos e institucionales) se movilizan para favorecer a José Antonio Meade y a Ricardo Anaya, según la correlación de fuerzas y los acuerdos pactados entre Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari y el gobierno de Estados Unidos. Diseño y coordinación: Alberto Carral
Metodología: Se sistematizó la información electoral histórica por entidad, y se recuperó información estado por estado durante los últimos 6 meses (prensa, encuestas estatales, consultas con observadores locales). Toda esa información fue ordenada y evaluada. Adicionalmente, se diseñó una matriz de atributos sobre la situación electoral de cada entidad, que también fue calificada por expertos en la situación electoral de las entidades. La masa de información así obtenida se transformó después en porcentajes de potencial electoral de cada candidato. El escenario se actualizará conforme avance la campaña electoral y podrá modificarse según el juicio de los expertos. El último escenario se publicará el 30 de junio de 2018.

Notas:

1 Ver Alberto Carral; México y los vórtices de la inestabilidad mundial , Rebelión, 2 de abril de 2016 http://rebelion.org/noticia.php?id=210699 México: re-inventar la estrategia , ALAI, 29 de febrero de 2016 https://www.alainet.org/es/articulo/175700

2Ver Predictit, https://www.predictit.org/Market/3894/Who-will-be-elected-president-of-Mexico-in-2018 el periódico El País,https://elpais.com/internacional/2018/06/26/mexico/1530028476_088201.html Oraculus, https://oraculus.mx/poll-of-polls/

3 Hay que separar el poder económico del poder político: AMLO, MVS Noticias, 30 de mayo de 2018 http://www.mvsnoticias.com/#!/noticias/hay-que-separar-el-poder-economico-del-poder-politico-amlo-371

4 De manera insólita, en plena campaña electoral por la presidencia de EEUU en 2016, e l actual canciller mexicano, Luis Videgaray, invitó a Donald Trump a México en visita virtualmente oficial, con lo que el gobierno de Peña Nieto tomó abiertamente partido por el republicano. Sin embargo, hasta el momento, Peña Nieto sólo ha recibido golpes políticos y humillaciones desde la Casa Blanca, tales como la negativa a firmar el TLCAN antes de las elecciones en México, el indigno trato en relación con la construcción del muro fronterizo, y la separación de familias de origen mexicano residentes en el país vecino, entre las más evidentes.

5 AMLO incorpora a su equipo a Esteban Moctezuma, presidente de Fundación Azteca, r evista Proceso, 24 de enero de 2017 https://www.proceso.com.mx/471588/amlo-incorpora-a-equipo-a-esteban-moctezuma-presidente-fundacion-azteca

6 Luis Hernández Navarro; Morena gira a la derecha , periódico La Jornada, 19 de diciembre de 2017 http://www.jornada.unam.mx/2017/12/19/opinion/017a2pol

7 Santiago Levy y Guillermo Ortiz se sumarían a gabinete de AMLO: Bloomberg, Revolución Tres Punto Cero, 4 de junio de 2018 http://revoluciontrespuntocero.mx/santiago-levy-y-guillermo-ortiz-se-sumarian-a-gabinete-de-amlo-bloomberg/

8 Julio Hernández López, “Haiga sido como haiga sido”: Meade, La Jornada, 28 de junio de 2018, http://lajornadasanluis.com.mx/opinion/haiga-sido-como-haiga-sido-meade/

9 Meade confía en ganar la elección, “siguiendo el ejemplo de Alfredo del Mazo” en Edomex, Aristegui Noticias, 13 de mayo de 2018,https://aristeguinoticias.com/1305/mexico/meade-confia-en-ganar-la-eleccion-siguiendo-el-ejemplo-de-alfredo-del-mazo-en-edomex/

10 El mapa de las alianzas: Morena avanzó en todo el país, el Frente quedó corto y el PRI, en la calle, Sin Embargo, 15 de marzo de 2018, http://www.sinembargo.mx/15-03-2018/3397015

11 Meade ocupa el primer lugar… en actos de campaña cancelados, revista Proceso, 13 de junio de 2018, https://www.proceso.com.mx/538276/meade-ocupa-el-primer-lugar-en-actos-de-campana-cancelados

12 El candidato Ricardo Anaya ha señalado varias veces que, de llegar a la presidencia, metería a la cárcel al actual presidente Enrique Peña Nieto; a su vez, desde la presidencia de la república se echó a andar la persecución de Anaya por actos de corrupción.

13 “Yo estoy más preocupado que tú”; gravísimo, lo que está pasando: Lorenzo Córdova, Aristegui Noticias, 18 de junio de 2018, https://aristeguinoticias.com/1806/mexico/yo-estoy-mas-preocupado-que-tu-gravisimo-lo-que-esta-pasando-lorenzo-cordova/

14 Triunfo de AMLO no sacudiría a los mercados: Banxico, Forbes, 26 de junio de 2018, https://www.forbes.com.mx/triunfo-de-amlo-no-sacudiria-a-los-mercados-banxico/

15 Slim ahora advierte que si AMLO pierde habrá inestabilidad económica, La Política On Line Mx, 26 de junio de 2018 http://www.lapoliticaonline.com.mx/nota/113295/ . Si bien la noticia fue desmentida por Grupo Carso (lo resulta lógico por tratarse de una filtración de una reunión privada de Slim con otros empresarios), la versión de esta fuente sobre la postura del magnate está muy extendida en los círculos financieros y empresariales. Así, por ejemplo, cuando hace unas semanas AMLO se sentó a platicar con el grupo de empresarios más antagónico a su posible triunfo, las contradicciones salieron a la superficie y se hizo evidente que no existía un frente empresarial unificado en contra de un posible gobierno encabezado por López Obrador. Después de haber leído una dura carta dirigida al candidato de Morena, el presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Alejandro Ramírez, aceptó reunirse con Alfonso Romo, un exitoso empresario que eventualmente fungirá como jefe de gabinete de AMLO.

16 Trump: Hay candidatos en México que no son tan buenos pero lidiaremos con ello, periódico El Universal, 13 de marzo de 2018, http://www.eluniversal.com.mx/mundo/trump-hay-candidatos-en-mexico-que-no-son-tan-buenos-pero-lidiaremos-con-ello

17 Trump deja de interesarse por las opiniones de su secretario de Defensa, Russia Today, 26 de junio de 2018, https://actualidad.rt.com/actualidad/278114-trump-interesa-opinion-secretario-defensa

18 Elección Presidencial en México, 1o de Julio de 2012: Escenario Electoral Prospectivo, Independent Media Center (Indymedia), 30 de junio de 2012,https://publish.indymedia.org/pt/2012/06/957723.shtml

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes. 

FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243579

Debe ser la primera publicación que compartimos relacionadas con las elecciones de México. Y esto tiene que ver con el hecho de que finalmente nuestros hermanos mexicanos puedan cambiar el rumbo de su destino y su triste historia. Sacando por primera vez a los partidos hegemónicos de la derecha vende patria del poder presidencial.

La táctica de la derecha mexicana en estas elecciones bien puede ser repetida por la derecha apátrida de Bolivia el 2019, es decir, apostar a quitar poder en la Asamblea Plurinacional al MAS porque saben que ningún candidato ni programa político que propongan está a la altura de Evo Morales.

Xel

Read the rest of this entry »

, , , , , , ,

No Comments

María Luciana Cadahi: Clase media y progresismo están ante un desencuentro

La profesora analizó los fenómenos de movilidad social y los retos de estos procesos desde una lente política.

María Luciana Cadahi es profesora del máster Filosofía de la Historia. Foto: Pedro Laguna

LEER LA ENTREVISTA: http://www.la-razon.com/suplementos/animal_politico/Maria-Luciana-Cadahi-Clase-desencuentro_0_2924107611.html

Muy buenas reflexiones que nos permite especular un poco sobre un futuro hipotetico cuando Bolivia vuelva a manos de la derecha (quizá después del 2025). Lo más probable es que ocurra lo mismo que está haciendo Macri en la Argentina: destruir todo lo que dejó el ‘Proceso de Cambio’, arrinconar a las clases populares, quitarles sus derechos, privatizarlo todo y volver a ser un país mendigo. La propuesta irracional de Doria Medina sobre transformar el nuevo edificio de la ‘Casa del Pueblo’en Hospital, lo confirma.

Sobre la grán duda: ¿cómo lograr que las nuevas clases medias (3 millones aprox.) que surgieron gracias a la revolución del ‘Proceso de Cambio’no caigan en manos de la derecha y terminen odiando al movimiento que los originó?

Estoy de acuerdo en que el rol que juegan los medios de información es importante y por citar un pequeño ejemplo: Camiri vive bajo una ‘dictadura de medios privados’, la mayoría de orientación política contraria al Gobierno, ello permite explicar mucho sobre la realidad político y económica que estamos pasando y qué tipo de clase media tenemos. A esto hay que añadir que históricamente Camiri nunca tuvo partidos de izquierda hasta la llegada del MAS y los movimientos sociales al Gobierno (2006), así que la creación del MAS en Camiri se hizo con ‘la materia prima’ que había y lo que resultó, salta a la vista.

Y en todo el país ocurre algo parecido, sigue habiendo una mayoría de medios privados contrarios al gobierno y si a esto agregamos la enorme influencia de medios internacionales también contrarios a los gobiernos progresistas, que queda?

Xel

, , , , , , ,

No Comments