Posts Tagged Derechos Humanos

Demanda Marítima: Bolivia entrega réplica a la CIJ y afirma que simboliza la búsqueda pacífica de justicia

El encargado de entregar el documento fue el embajador de Bolivia en La Haya y agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, quien estuvo acompañado por el canciller Fernando Huanacuni, el ministro de Justicia, Héctor Arce y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

La Haya, HOLANDA, 21 mar (ABI).- Bolivia entregó el martes hacia las 12:00 hora de Holanda (07:00 hora boliviana) la réplica de la demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en el marco de los plazos establecidos por ese alto tribunal de Naciones Unidas, documento que simboliza la búsqueda pacífica de justicia en la ruta hacia el Pacífico.
El encargado de entregar el documento fue el embajador de Bolivia en La Haya y agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, quien estuvo acompañado por el canciller Fernando Huanacuni, el ministro de Justicia, Héctor Arce y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.
Tras la entrega de la réplica, Huanacuni dio lectura a un documento en el que resaltó: “Nuestra réplica simboliza nuestra búsqueda y nuestra vocación pacífica de justicia y que hoy el pueblo boliviano avanza unido en la  larga  pero indeclinable  ruta hacia el mar Pacífico”.

Aseguró que con la presentación de ese último alegato se avanza un paso más en la búsqueda de justicia internacional para la causa marítima.
“En este proceso Bolivia demuestra ante el Tribunal  que Chile, por su propia conducta expresada en múltiples declaraciones, compromisos y ofrecimientos a Bolivia, está obligada a negociar, de buena fe y de manera efectiva un acceso soberano al Océano Pacífico”, indicó.
Huanacuni aseveró que Bolivia reitera que esta comparecencia ante la CIJ “no es un acto hostil frente al gobierno y menos frente al pueblo de Chile”, por lo contrario ambos estados  hacen uso del espacio previsto por el derecho internacional para  resolver  las diferencias  en paz.
“Bolivia sostiene que tiene un derecho, no una aspiración. Bolivia tiene el derecho de acceder soberanamente al Océano Pacífico a través del diálogo y la concertación con Chile”, mencionó.
Anticipó que el Estado boliviano persistirá en mantener siempre abiertos todos los canales de entendimiento, sin exclusiones ni condicionamientos.
Expresó el deseo de que se puedan construir puentes de diálogo y se comience a transitar por ellos junto a  todos los pueblos de la región.
“Nuestra integración debe comenzar por resolver las diferencias que hace décadas ya se calificaron de “interés continental” y se hicieron los llamados más efusivos para que Chile y Bolivia puedan  encarar  soluciones efectivas al problema del enclaustramiento de nuestro país”, dijo.
Finalmente manifestó que el acceso soberano de Bolivia a las costas del Pacífico no sólo resolverá una sentida necesidad para el desarrollo de nuestro país, también sanará heridas que nunca debieron abrirse, menos como resultado de  enfrentamientos asimétricos  ajenos a nuestros pueblos.
Bolivia sentó a Chile en 2013 ante la CIJ de La Haya, luego de que en 1879 ese país invadió territorio boliviano y le privó de aproximadamente 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros de territorio, para buscar un “diálogo sincero” orientado a resolver esa centenaria demanda.

Bolivia dice que la entrega de la réplica es un paso más en la ruta pacífica de retorno al mar

“Nuestra réplica simboliza nuestra búsqueda y nuestra vocación pacífica de justicia y que hoy el pueblo boliviano avanza unido en la  larga pero indeclinable ruta hacia el mar Pacífico”, señaló el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, tras la entrega del legajo.

La delegación boliviana que asistió a la entrega de la réplica en La Haya sale tras cumplir con su misión en el Palacio de la Paz. Foto: Freddy Zarco-ABI Foto: ABI

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

Bolivia entregó este martes su réplica a la contramemoria de Chile en el juicio por el mar instalado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Holanda, y aseguró que este acto procesal es un paso más en la ruta para retornar en paz al Pacífico. Derstacó que se trata de un derecho y no una aspiración y que su principal arma es la verdad.

“Quiero decir desde La Haya, ‘capital de la Paz y a Justicia’ que nuestra réplica simboliza nuestra búsqueda y nuestra vocación pacífica de justicia y que hoy el pueblo boliviano avanza unido en la  larga pero indeclinable ruta hacia el mar Pacífico”, afirmó el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, tras la entrega del legajo.

El documento fue presentado a las 07.00 hora de Bolivia, 12.00 hora de La Haya, por el agente boliviano y expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, que llegó al Palacio de la Paz, sede del máximo tribunal, junto con el ministro de Justicia, Héctor Arce, y la presidente de Diputados, Gabriela Montaño.

El acto procesal se efectuó en medio de masivas vigilias instaladas en todo el país y en las legaciones internacionales del orbe.

“Con la presentación de éste último alegato, avanzamos un paso más en la búsqueda de justicia internacional para nuestra causa marítima”, anunció Huanacuni y destacó que el principal argumento que tiene Bolivia en este proceso es “la verdad”.

Para el país, la demanda marítima inciada en 2013 demuestra que Chile, “por su propia conducta expresada en múltiples declaraciones, compromisos y ofrecimientos a Bolivia, está obligada a negociar, de buena fe y de manera efectiva un acceso soberano al Océano Pacífico”, dijo.

Santiago ha negado este extremo desde que se instaló el juicio y sostiene que no hay asuntos pendientes de resolución.

Para La Paz, el retorno al Pacífico, es “un derecho, no una aspiración” y por ello busca retornar a sus costas de manera “soberana” y sobre la base “del diálogo y la concertación con Chile”.

Huanacuni subrayó que el país “persistirá en mantener siempre abiertos todos los canales de entendimiento, sin exclusiones ni condicionamientos”.

“Hemos cumplido el plazo de la Corte”, dijo la diputada Montaño. Ahora el legajo pasará a manos de Chile, que tiene hasta el 21 de septiembre para responder con su dúplica. Posteriormente se abrirá el juicio oral que está previsto para 2018 como prolegómeno al fallo de la Corte.

Bolivia está confiada en una resolución favorable. Recientemente, el presidente Evo Morales, anticipó que el documento “demolerá” los argumentos chilenos. Además aseguró: “Vamos a volver al mar… estamos seguros de eso”.

FUENTE: https://www.consuladodebolivia.com.ar/2017/03/21/demanda-maritima-bolivia-entrega-replica-la-cij-afirma-simboliza-la-busqueda-pacifica-justicia/

Por la fuerza de la razón y la verdad histórica, por la integración y construcción de nuestra Patria Grande y por aprender a resolver todos nuestros conflictos sin la violencia de las armas, este es un pasito mas en ese sentido.

Celebramos que al menos en este asunto, todos (derecha, izquierza, laicos, cristianos, verdes, rojos y azules, etc.) estemos unidos.

El acceso al océano pacífico con soberanía ya no es un anhelo, es un derecho de cada uno de los bolivianos.

Xel

, , , , , , ,

No Comments

Despenalizar el aborto

Por: Lourdes Montero

Dos activistas pro y contra el aborto en una imagen que refleja un poco sobre esta lucha de emancipación de los derechos de la mujer. La lucha esta en las calles.

Me espanta el doble discurso y la hipocresía con que se tratan los derechos de las mujeres. Recientemente, el 8 de marzo, todas las bocas se llenaban de felicidades, rosas y celebración en torno a la vida de las damas; y hoy, tan solo unos días después, muchos levantan la voz para condenar el derecho de las mujeres a recurrir a un aborto. Todos expresan su indignación frente a la muerte de las mujeres por hechos de violencia, pero tuercen la cara para no ver a las 650 mujeres muertas cada año por un aborto clandestino. ¿No es este el mayor crimen de la violencia machista?

La propuesta de Ley del Código Penal no legaliza el aborto, solo introduce algunas condiciones en las que las mujeres pueden acudir a esta medida extrema. A las causas de salud de la mujer, casos de violación o estupro, ya contempladas en nuestra legislación, se agregan causales socioeconómicas, absolutamente comprensibles en un contexto como el boliviano donde miles de mujeres se encuentran en situaciones de pobreza extrema.
Dejemos claro de una vez: ninguna mujer quiere un aborto. O bien quiere tener un hijo, o bien quiere evitar el embarazo. Y el Estado tiene la obligación de acompañarla en ambas decisiones. Recurrir a un aborto es una decisión difícil y dolorosa y, por tanto, si se despenaliza, no tendremos filas de mujeres abortando como nos quieren hacer creer los fundamentalistas. Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos mujeres muertas. Por ello, quiero compartir tres ideas en torno al tema.
1. La despenalización del aborto no te obliga ni te incita a abortar. Si por tus creencias religiosas o morales estás en contra del aborto, ¡no abortes! Pero tampoco quieras imponer una maternidad obligatoria a las mujeres que, en circunstancias determinadas, optan por no ser madres.
2. Penalizar el aborto no impide a las mujeres abortar. Tipificar como delito el aborto en la legislación nacional no ha tenido ningún efecto en evitar la realización de abortos consentidos. Los datos de recientes investigaciones nos hablan de 185 abortos por día, que reflejan que, de cada 100 embarazos, al menos 19 son interrumpidos. Lo que hace la penalización es generar que las mujeres acudan a clínicas clandestinas de pésimas condiciones sanitarias, que se constituyen en un lucrativo negocio. Además, siendo el aborto un delito, desincentiva a que las mujeres que se han practicado abortos y sufren complicaciones acudan a centros de salud, lo que muchas veces les cuesta la vida.
3. El aborto ilegal y clandestino castiga sobre todo a las mujeres pobres. En Bolivia, la tercera causa de muerte materna es producida por las complicaciones de un aborto realizado en condiciones precarias. Si tomas la decisión de abortar y cuentas con los medios económicos para hacerlo, seguro acudes a una clínica. Ahora, si eres una mujer pobre, tendrás que acudir a yerbas, infligirte golpes o caídas e incluso introducirte palillos de tejer (como lo han relatado muchas mujeres) provocando muchas veces infecciones, perforaciones uterinas y hemorragias que conllevan la muerte. Así, la libertad sobre nuestro cuerpo es un tema de clase social ya que son las mujeres pobres quienes mueren.
Por todo esto, un avance en la despenalización del aborto en Bolivia es una agenda pendiente de salud pública y debe sobreponerse a los criterios religiosos y conservadores de algunas personas que pretenden imponer al conjunto de la sociedad sus convicciones morales. Es hora de que Bolivia actúe frente a la violencia contra las mujeres y un adelanto en la despenalización del aborto es un avance.
FUENTE: http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2017/03/despenalizar-el-aborto.html
Esta lucha por despenalizar el aborto en Bolivia es parte medular en la lucha contra el colonialismo y sus taras sociales como el patriarcado, el racismo, el machismo y cualquier tipo de discriminación social.  Afecta y ataca directamente al corazón de las instituciones coloniales que reproducen cotidianemente la ideología colonial y sus taras en nuestra sociedad;3
que nos tiene esclavizados y amordazados al viejo sistema patriarcal, todavía.
Vaya nuestro apoyo 100% en la lucha por despenalizar el aborto en Bolivia.  Y esta lucha no es solo en Bolivia, es mundial.
Xel

, , , , , , , ,

No Comments

¿Qué significa educar?

Vicente Berenguer

¿Qué significa educar? ¿Cuál es la función de los docentes dentro de la educación? Las respuestas a estas preguntas podrían en principio parecer obvias aunque si se reflexiona sobre cómo es el funcionamiento del actual sistema educativo la obviedad no es tanta.
Si atendemos a las bases de los modelos educativos de los distintos países, que salvo excepciones son prácticamente los mismos, vemos que estos están basados en unas series de premisas. Por ejemplo, advertimos que una de ellas es que la educación debe fundamentarse en la respuesta. Esto quiere decir que se transmiten una serie de conocimientos que el alumno debe incorporar. La persona, de este modo, irá adquiriendo una cultura y en definitiva unos contenidos que le serán supuestamente útiles a lo largo de la vida. Conocer la tabla periódica de los elementos, el volcán más alto de Nicaragua o los ríos más importantes de China es algo muy recomendable y son materias que deben ser enseñadas por los sistemas educativos. El problema surge cuando el sistema basa por completo la educación de los ciudadanos en las respuestas y en la absoluta memorización de contenidos y no en la reflexión.Tenemos una educación basada en la respuesta y no en la pregunta, y la respuesta es, como decimos, el principal pilar o premisa de nuestros modelos educativos. Se nos enseñan contenidos, los memorizamos para posteriormente olvidar muchos de ellos y sin embargo no se nos instruye desde la pregunta. Y es que la pregunta, al contrario de la respuesta, moviliza al pensamiento y lo expande, no lo constriñe, posibilitando así que el alumno reflexione y explore posibilidades. Con la respuesta todo viene dado, en cambio, mediante la pregunta, se activa nuestro pensar: no el pensar de los demás sino el mío propio. Tenemos ya pistas de por qué la educación no se basa en el “arte” de la pregunta sino en las respuestas, pistas que nos conducen a la conclusión de que el sistema no busca ciudadanos reflexivos con pensamiento autónomo sino todo lo contrario: busca personas sin capacidad para la crítica ni el cuestionamiento. Porque pensar es también cuestionar: pensar es no aceptar intelectualmente cualquier idea por el hecho de formar parte de la tradición, la cultura, la política o la religión de una zona. Pensar es reflexionar sobre cualquier cuestión de forma autónoma, es poder realizar un análisis personal manteniendo la autonomía, y la autonomía y la libertad es algo que no gusta a los poderes fácticos, tanto es así que, como decimos, el que debería ser el pilar educativo -la pregunta- no lo es y en cambio aquello que son aspectos secundarios -como la memorización- pasan al primer plano.No se nos enseña a hacer preguntas, no se nos instruye en el hacernos preguntas para nosotros mismos porque lo que se busca son justamente ciudadanos que no piensen, personas que no expandan sus mentes; justo al revés: se pretende construir seres simples mentalmente y sin capacidad de crítica. La misión de estos futuros adultos dentro de la sociedad no será pues el cuestionarse todo: el sistema económico, el tipo de organización social, la legislación, el reparto de la riqueza…no será esta nuestra función sino otra distinta, el aceptar todo aquello que se nos diga ya que los futuros adultos no podrán vislumbrar alternativas a lo fáctico debido a que no se les ha enseñado ya de jóvenes a preguntarse y a pensar sino a dejar de hacerlo. De esta forma el sistema logra “fabricar” una sociedad que no se cuestiona nada, consigue construir ciudadanos sumisos ya que desde pequeños se nos aparta del arte de la pregunta y por tanto del pensamiento.Educar es enseñar a pensar

Tenemos pues que desde el sistema no se busca fomentar el pensamiento sino lo contrario, que se deje de pensar; y partiendo de estas premisas, de las premisas de una educación no basada en el pensamiento sino en la mera memorización de contenidos el resultado no puede ser otro que unos ciudadanos sin capacidad de crítica y análisis, ciudadanos que no cuestionarán nada sino que sencillamente aceptarán lo que se les diga y también cualquier sistema social injusto.

Pero hemos convenido que educar -o mejor dicho la verdadera educación- no es simplemente el obligar a memorizar, es mucho más: es formar a individuos, en efecto, con capacidad crítica y reflexiva, personas que se hagan preguntas, que se cuestionen, ciudadanos creativos que puedan aportar soluciones y conclusiones propias…seres con autonomía que puedan realizar un examen de cualquier situación y también un autoexamen; en definitiva, seres capacitados y libres. Porque pensar, algo que cada vez es menos frecuente, nos hace libres: libres en cuanto a poder elaborar un pensamiento crítico y propio y libres en cuanto a poder desarrollar nuestras capacidades evitando convertirnos así en puros autómatas.

Será por tanto la responsabilidad y tarea del docente formar al alumno no en la memorización -que también será necesario pero nunca el fundamento- sino en la reflexión y en la creatividad, porque estas nos hacen libres. Deberá el maestro, sí, ser un amigo que colabore y busque la expansión de las mentes de sus alumnos y no su constreñimiento, ser un guía que fomente la creatividad y el cuestionamiento; en pocas palabras: alguien que enseñe a pensar y por tanto a ser libre.

 

Vicente Berenguer, asesor filosófico

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=224062
Pues ya lo saben, educar sobretodo significa enseñar a pensar y nuestro sistema educativo en Bolivia actualmente hace todo lo contrario, enseñan a callarse, a no hacer preguntas, a reprimir nuestras dudas y emociones, en suma, a tener miedo a la vida.  Pero la responsabilidad no es solo de los profesores, es de todos, comenzando por los padres y madres, el entorno, la comunidad, etc. todos aceptamos el actual sistema educativo perverso que no hace otra cosa que reproducir las peores lacras coloniales y no ayudan a construir el nuevo hombre o mujer que Bolivia necesita, bolivianos que pregunten y no se queden callados, inquietos y sagaces para emprender y realizar sus sueños.
Por todo esto y principalmente por este problema en nuestra educación es que la lucha para superarnos y construir la Bolivia que soñamos será larga y ardua.
Nuestro saludo y respeto para aquellos pocos, poquísimos profesores que lo están intentando, sin duda que ninguno de ellos es trosko. :)
Xel

, , , , ,

No Comments

La rusofobia oculta el mega negociado demócrata del uranio

La desenfrenada e histérica campaña rusofóbica desatada por los demócratas en Estados Unidos, usando acusaciones inventadas y simplemente ridículas sin ningún sustento, además presentando a Vladímir Putin como un maquiavélico ‘Master del Universo’ que hace y deshace Gobiernos, está demostrando la desesperación de la llamada oposición ‘izquierdista’ frente al avance de Donald Trump, quien destaparía los gigantescos turbios negocios de los demócratas con los rusos, entre ellos la venta de uranio norteamericano.

¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?
(Lucas, 6, 41-42)

Desde cuándo Rusia es enemigo de Estados Unidos? Hace 16 años en junio del 2001, durante una reunión en Eslovenia entre el presidente George W. Bush y su homólogo Vladímir Putin, el presidente norteamericano dijo “miré al hombre a los ojos, lo encontré muy directo y digno de confianza y me hice cierta idea de su alma”. Diez años después, en 2011 algo pasó con el alma de Putin en la percepción del vicepresidente norteamericano Joe Biden, según el semanario The New Yorker (21-07, 2014). Declaró este líder del Partido Demócrata que al observar los ojos de Putin le había dicho “Le estoy mirando a los ojos y creo que usted no tiene alma”, a lo que Putin le había contestado “nos entendemos”.

EL KREMLIN DE MOSCU, RUSIA

© SPUTNIK/ VLADIMIR SERGEEV

Y por lo visto, de verdad ‘se entendieron’ porque el embajador ruso Serguéi Kisliak fue recibido más de 20 veces en la Casa Blanca entre 2011 y 2016. La última vez, en setiembre 2016, el representante ruso estuvo reunido con uno de los principales asesores de Barack Obama, John Paul Holdren. También los demócratas han sido asiduos visitantes de la Embajada rusa en Washington. Inclusive, tras asumir Donald Trump la presidencia, sus visitas se incrementaron de tal manera que el presupuesto de la embajada en febrero se excedió ampliamente pues a todos les gustaba uno que otro trago de vodka. El 27 de febrero de 2017, una numerosa delegación de los líderes del Partido Demócrata visitó al embajador, buscando datos sobre las relaciones de Trump con Putin y prometiendo que si Rusia ayudaba a los demócratas a deshacerse del actual presidente, las relaciones entre los dos países mejorarían notablemente. 

Lea también: La Casa Blanca espió conversación de Sessions con Kisliak

Este juego de los demócratas con los rusos no es nada nuevo. London Times informó el 2 de febrero de 1992 que el senador demócrata Edward ‘Ted’ Kennedy buscó en los años 1980 contactos con el Gobierno de la Unión Soviética, e inclusive con la KGB, para no permitir la reelección de Ronald Reagan en 1984 y así parar su “política militarista”. Según Paul Kengor, el autor del libro ‘The Crusader: Ronald Reagan and the Fall of Communism’ (2006), el emisario de Ted Kennedy, John Tunney, hizo 15 viajes a la URSS y que “Ted Kennedy creía honestamente que era lo mejor para los intereses de EEUU porque pensaba que Reagan era peligroso”.

© FLICKR/ IAEA IMAGEBANK / GREG WEBB

La historia reciente podría abrir muchas de sus páginas mostrando que los demócratas han buscado no solamente la ayuda, primero soviética y después, la de Rusia, para sus planes políticos, sino también hicieron buenos negocios con Rusia y uno de ellos era el negocio de uranio, considerado un activo estratégico con implicaciones para la seguridad nacional. Esto significa que cada tratado de este tipo tiene que ser aprobado por el Departamento de Estado, a cuyo cargo estuvo Hillary Clinton entre 2009 y 2013. Se sabe que Norteamérica dispone de 66 plantas nucleares todas construidas antes de 1977, cuyos 100 reactores producen el 20% de la electricidad en el país. 

La quinta parte del uranio que extrae el país en forma de una ‘torta amarilla’, que es una mezcla impura, está ubicado en el estado de Wyoming en un rancho de 35.000 acres que hasta 2009 era propiedad de la corporación canadiense Uranium One, uno de los más grandes productores de uranio en el mundo. En el 2009, la Corporación Estatal de la Energía Nuclear de Rusia, Rosatom, empezó a asumir gradualmente el control de Uranium One en Estados Unidos a través de sus subsidiarias indirectas Uranium One Holding N.V. y JSC ‘UI Group’, logrando el acuerdo final en 2013 que también otorgó a Rusia el 100% de las acciones de Uranium One en Kazajistán.

El 22 de enero de 2013, el medio ruso Pravda publicó el artículo ‘La energía nuclear rusa conquista el mundo’. Posteriormente, The New York Times lanzó un artículo de Jo Becker y Mike McIntire sobre el negocio de uranio que benefició a la Fundación Clinton (‘Cash flowed to Clinton Foundation amid Russian Uranium Deal’, el 23 de abril de 2015). Según el artículo de NYT, Rusia se convirtió en el dominante proveedor de uranio para EEUU y está controlando la quinta parte de la capacidad productiva norteamericana de uranio. Estados Unidos está consumiendo 40 millones de libras de uranio, 20 millones de los cuales provienen de Rusia.

Esta dependencia de Norteamérica del uranio ruso no es nada nuevo. Después del colapso de la Unión Soviética, Rusia se quedó con dos millones de libras de uranio altamente enriquecido (HEU) utilizado para cabezas nucleares de bombas atómicas. En 1993, se firmó el Programa de Megatones a Megavatios entre Moscú y Washington lo que significó la venta de combustible para unas 20.000 cabezas nucleares hasta 2013. Esto implica que las armas nucleares norteamericanas dependen también del uranio enriquecido ruso. 

En relación a Uranium One Inc., adquirida por Rosatom por 2.800 millones de dólares para tener el control del 51% de las acciones de la compañía en EEUU, ya surgieron varias preguntas en las que está involucrada Hillary Clinton, quien como secretaria de Estado autorizó la venta de Uranium One a Rosatom. El periodista Peter Schweizer sugiere en su libro ‘La historia no contada de cómo y por qué los Gobiernos extranjeros ayudaron a Bill y Hillary a enriquecerse’ (‘Clinton Cash: The Untold Story of How and Why Foreign Governments and Businesses helped make Bill and Hillary Rich’). En este libro indica que la familia Clinton y Rusia se habrían beneficiado por esta transacción del tipo ‘pay-for play’ (pagar-por jugar). De acuerdo con Schweizer, la transferencia de las reservas norteamericanas de uranio, considerado como un mineral vital para la seguridad nacional, fue realizada a cambio de 145 millones de dólares en donaciones a la Fundación Clinton. Y lo curioso fue que el Comité de Inversiones Extranjeras en EEUU (CFIUS, por sus siglas en inglés) —una entidad vigilante de los tratados que pueden perjudicar a la seguridad del país— aprobó el negocio de uranio con Rosatom.

Más: Made in Russia: descubren cómo optimizar el proceso de enriquecimiento de uranio

También en junio 2010, el mismo mes cuando Rosatom obtuvo el control del 51% de Uranium One, Bill Clinton fue invitado por el banco de inversiones ruso Renaissance Capital a Moscú donde recibió 500.000 dólares por su discurso. Parece que todo ha quedado en familia pues siete de los ejecutivos de Uranium One hicieron respetables donaciones a la Fundación Clinton. Con este negocio, Rusia se convirtió en el primer productor de uranio en el mundo. El autor del libro, ‘La guerra más fría: Cómo el comercio mundial de energía se escapa de la comprensión de América’ (‘The Colder War: How the Global Energy Trade slipped from America’ Grasp’), Marin Katusa, llamó a este fenómeno como la “putinización del uranio”. La dependencia de EEUU del uranio ruso alcanzó el 50% y la de la Unión Europea es alrededor del 58%.

Rusia está proyectando producir en el 2020 unos 64 millones de libras de uranio (40 millones en Rusia y 24 millones en Kazajistán, Uzbekistán y Mongolia). Esto significa que las armas nucleares norteamericanas serán cada vez más dependientes del uranio de Rusia y en la misma situación estarán sus socios belicosos de la OTAN. El investigador Marin Katusa considera también que el mismo proceso de ‘putinización’ está ocurriendo con el petróleo y el gas. Lo interesante es que el promotor de las marchas contra Donald Trump a base de las denuncias contra la intromisión de Putin en los asuntos internos del Gobierno norteamericano, el llamado representante de la ‘izquierda’ norteamericana, George Soros, está acomodándose, según Marin Katusa, “para aprovecharse de la ‘putinización’ de los recursos energéticos, viendo mayores oportunidades en el uranio, petróleo y gas para su fondo de cobertura (hedgefund)”.

Ejercicios militares de la OTAN

© AP PHOTO/ MINDAUGAS KULBIS

Entonces, las amenazas de los demócratas norteamericanos a las que se está uniendo aparentemente Donald Trump para su sobrevivencia, la campañas rusofóbicas de The New York Times, Washington Post, Los Angeles Times anunciando la propagación en EEUU del ‘Trastorno Mental de Trump’, que consiste en perder el contacto con la realidad, tratando de acomodarse con Putin, las amenazas de nuevas sanciones contra Rusia, la belicosidad verbal en crecimiento de la OTAN contra Rusia son actos desesperados de los globalizadores neoliberales que perdieron su enfrentamiento geoestratégico con Rusia y realmente no saben qué hacer. Sin embargo, se dan cuenta perfectamente que no están en condiciones de lanzar una nueva guerra mundial. 

Lea también: 5 razones por las que la OTAN no puede vencer a Rusia

Lo único que les queda para asegurar su supervivencia, no a base de sus dólares que están imprimiendo sin límites, sino a base de un diálogo con Rusia y por supuesto con China. Si tomamos en cuenta la descripción del alma norteamericana hecha por el poeta británico D. H. Lawrence (1885-1930): “El alma americana es dura, aislada, estoica y es un asesino. Nunca se ha derretido”, va ser un proceso difícil para los estadounidenses, pero finalmente lo que manda no es la  política, sino la economía que hace derretir hasta a las almas más duras.

FUENTE: https://mundo.sputniknews.com/firmas/201703091067454061-amenaza-rusa-eeuu/

Esto no se sabe ni se comenta en ningún medio nacional de Bolivia o las cadenas internacionales, por qué?

Como pueden ver, al final todo se trata de hacer negocios y fortuna.  Así juegan las ligas mayores de “las naciones desarrolladas”, son capaces de jugar con el futuro del mundo, y no les importa las consecuencias si todo termina en nuestra propia extinción.

Xel

, , , , , ,

No Comments

Morales promulga Ley General de la Coca que “entierra” la 1008 y garantiza coca de por vida

La Paz, 8 mar (ABI).- El presidente Evo Morales promulgó el miércoles la Ley General de la Coca, que fija en 22.000 las hectáreas legales de los cultivos, garantiza coca de por vida y renovable, y “entierra” la Ley 1008, de corte neoliberal.

“La obligación es cómo cuidar esta ley, habrá diferencias, tal vez internacionales, cuando se habla de 22.000 hectáreas de coca”, indicó en el acto que se desarrolló en Palacio de Gobierno.

El mandatario aseveró que con la nueva ley llegó el momento de “enterrar” la Ley 1008, que buscaba “coca cero” en todo el territorio boliviano, aunque aparentemente permitía los cultivos.

“La ley 1008 busca cero de coca ahí está el reglamento, la ley, no sólo en el Chapare sino en zonas tradicionales”, mencionó.

Aseguró que quienes defienden esa norma elaborada bajo la imposición del imperialismo son los “verdaderos traidores” por lo que lamentó que algunos dirigentes coincidan con intereses de la derecha en la protección de esa ley, aunque resaltó que felizmente son pocos.

Morales rememoró la lucha de los campesinos por hacer respetar la coca y establecer la diferencia con la cocaína, jornadas que costaron masacre, luto y sangre.

Apuntó que la derecha no tiene “moral” para cuestionar las 22.000 hectáreas aprobadas en la nueva ley, porque durante los gobiernos anteriores de corte neoliberal se permitieron hasta 37.000 hectáreas de cultivos.

Dijo que seguro será una “lucha ideológica y programática” que será permanente y dependerá de cómo el pueblo y las fuerzas sociales se orientan.

Insistió que quienes pretenden generar un conflicto están siendo mal orientados o asesorados, pero que con el tiempo se darán cuenta de la importancia de la promulgación de una ley exclusivamente de la coca que, además, garantiza “coca de por vida y renovable”.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseguró que “Hoy enterramos Ley 1008 que profesa la muerte de la coca y celebramos nueva ley que da vida a la hoja de coca”.

Representantes de los productores del Chapare y campesinos de los Yungas expresaron su orgullo y alegría por la aprobación histórica de la nueva norma.

“Como productores del Trópico siempre nos hemos caracterizado por la unidad y gracias al presidente Evo estamos recibiendo hoy la aprobación de nuestra ley general para toda Bolivia”, dijo la representante de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Segundina Orellana.
Ma   ABI

FUENTE: ABI. Copyright 1998 – 2017.

Tal como dice el propio presidente: ¡La coca ganó al imperio norteamericano!.

Es como para una película épica, quién diría que un arbusto milenario, considerado sagrado para muchas culturas en Bolivia sería capaz de hacer a un migrante Aymara en el Chapare, presidente, y de recuperar la soberanía de todo un país siempre sometido al imperio norteamericano. La hoja de la coca mas allá de su uso ancestral, fue utilizada para someter, explotar y hacer negocios desde la colonia hasta nuestros días, solo que ahora los negocios pasan desde lo ilícito hasta el refinamiento e industrialización.  El negocio es millonario, y el imperio norteamericano lo sabe, no en vano es el primer consumidor en el mundo de la cocaína y siempre quiso y quiere controlar todos los negocios millonarios sean ilícitos y no ilícitos.  Este es el trasfondo de todo el asunto, en principio (hay mas).

Que ahora un presidente haya implementado una Ley General de la Coca en Bolivia, es como re nacionalizar la hoja de coca, la cual estaba bajo una norma hecha por los norteamericanos (Ley 1008), significa sacar del negocio al imperio genocida, quienes de hecho controlan casi todas las drogas del mundo (habidas y por haber) y sus plantaciones.

Finalmente los bolivianos ahora podrán decidir qué hacer con la hoja sagrada de la coca, soberanamente.  La intención es que sea otro producto agrícola mas. Países como el Perú están muy adelantados en su industrialización.

Xel

, , , , , ,

No Comments

El 50% de las ganancias de la banca será para el Estado

El proyecto de ley para modificar la Alícuota Adicional al Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (AA-IUE) Financiera del 22 al 25% se encuentra en la Comisión de Planificación.

El Gobierno aseguró que no va a negociar que el 50% de las ganancias líquidas de las entidades financieras en cada gestión, sean absorbidas por el Estado a favor de proyectos de nivel social en el país.
“Antes, los bancos pagaban al Estado cerca del 13%. Si ganaban $us 100, solo 13 pasaban al Estado y ellos se quedaban con 87%. Llegamos al Gobierno y definimos un Goverment Take del 50% como mínimo (al Estado). De ese 50%, una parte corresponde a obras de carácter social. Esa posición del Gobierno es innegociable”, explicó ayer el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera.

Proyecto de ley
El Viceministerio de Política Tributaria presentó un proyecto de ley para modificar la Alícuota Adicional al Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (AA-IUE) para el sector financiero del 22 al 25%. Este incremento fue rechazado por la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), porque según su secretario ejecutivo, Nelson Villalobos, implicaría negativamente a la capacidad de capitalización y de expansión de crédito financiero.

Ayer, antes de que el proyecto siga su curso en la Asamblea Legislativa, representantes de entidades financieras se reunieron con el presidente de la comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, de la Cámara de Diputados, Javier Zavaleta, donde expusieron que el sector sobrepasaba el 50% de su aporte al Estado y que el aumento proyectado ya no era necesario.

“Nosotros estamos seguros de que pagamos más del 50% en impuestos. Por el IUE pagamos un 47%. Por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) no Compensado sobre las adquisiciones que hacen los bancos, resulta un promedio del 9%. El Fondo de Garantías nos quita el 6% de las utilidades, que no es contribución tributaria pero es dinero que va al Estado”, explicó el presidente del directorio de la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (Asofin), Fernando Mompó, al salir de la reunión.
Señaló sin embargo que lo que seguirá será otra reunión, esta vez junto con autoridades del Ministerio de Economía, para comparar los cálculos que hacen en torno a los tributos financieros.

García Linera expresó que en una primera instancia, se demostró que con el aumento de la alícuota recién se llegará al 50% de las ganancias, “por lo tanto, ya no habría nada más que discutir y la ley tiene que aprobarse”.
Javier Zavaleta señaló que la comisión tiene previsto aprobar hasta este jueves el proyecto de ley para que pase al plenario de  la Cámara Baja, aunque luego de la reunión con las entidades podría retrasarse el debate.
Mompó recordó que de aprobarse la ley la carga impositiva excederá al compromiso que hizo García Linera, de que los tributos al sector financiero solo debieran alcanzar al 50% de las utilidades de las entidades que operan en el país.

(Miguel Melendres)

FUENTE: http://www.eldeber.com.bo/economia/El-50-de-las-ganancias-de–la-banca-sera-para-elEstado-20170306-0110.html

Relacionado: La banca y la presión tributaria

Dos frases al respecto sobre esta muy buena noticia que pretende controlar las ganancias de una de las clases mas privilegiadas desde siempre (en Bolivia y en el mundo), incluso por encima de otra clase privilegiada reciente, los cocaleros.

Xel

, , , , ,

No Comments

A cuatro años de la muerte de Chávez, un minuto de reflexión

Han pasado cuatro años de su desaparición física y todavía es pronto para captar en toda su inmensidad la trascendencia histórica universal de la obra y el pensamiento del líder de la Revolución Bolivariana.

 

A cuatro años de la muerte de Hugo Chávez, y al observar lo que está sucediendo en nuestra región y en el mundo, nos asalta una profunda inquietud por el futuro inmediato, ante una serie de fenómenos que están desestabilizando a países y continentes enteros.

Las viejas formas democráticas y republicanas no son asediadas por revoluciones marxistas sino por “populismos derechistas” de corte ultranacionalista, que pone en riesgo todo el proyecto globalizador y las formas democráticas occidentales que parecían consolidar una “nueva lógica del capital” en este siglo.

Llegó el momento para una profunda y dura reflexión, partiendo de que no se puede construir una democracia sólida en Nuestra América sin la alfabetización política de la población ni la organización de las bases populares; sin reformas estructurales, constitucionales, que cambien la estructura electoral, que terminen con una justicia corrupta y al servicio de los poderes fácticos, y sin la democratización de la comunicación para que se acabe el monopolio de los medios de comunicación, un factor decisivo en la disputa político-ideológica.

Y tampoco se puede construir democracia, sin prestar la debida atención a un mundo que ha cambiado radicalmente, con una democracia formal en crisis, que parece dirigirse hacia plutocracias (refutación práctica del credo liberal), y donde la hegemonía del capital financiero quita los recursos que podrían dirigirse hacia la generación de bienes y de empleo, y hacia actividades productivas, para orientarlos, desviarlos hacia actividades especulativas.

¡Qué falta hace hoy el pensamiento, la acción, la creatividad de Chávez! ¡Qué vacío nos ha dejado!

Dos décadas atrás la izquierda latinoamericana tenía ideas pero no tenía votos; ahora tiene votos y pareciera que le faltan ideas. Hoy está a la defensiva: defiende la obra y no habla de cambio ni de futuro, de lo que viene y cómo abordarlo. Sin bien el discurso no puede ir dirigido a todos los públicos, la izquierda desdeña a las clases medias e ignora que cuando los pobres dejan de ser pobres actúan como clase media. Sin duda, ser gobierno desgasta.

Hoy se hace necesario recrear una izquierda que no se base en la melancolía o la nostalgia. ¿Por qué la izquierda no llega a la juventud y no la seduce? Porque le habla sólo del desarrollo y no de la felicidad humana; le habla de las conquistas sociales pero no le da esperanza, sin darse cuenta incluso, que gracias a sus políticas inclusivas ha surgido un nuevo proletariado, de base universitaria. No se puede repetir el mismo libreto de hace 40 años, porque así es imposible llegar a los jóvenes. No basta con justicia social, ¿y el futuro?

La derecha casi siempre aparece unida con la ventaja que los programas están hechos por el poder fáctico. La izquierda sigue desunida, perdió la comunicación y entonces no hay una lucha común contra el enemigo común. Con la “locomotora” de Hugo Chávez había una coordinación informal-formal al menos de los gobernantes: ahora cada cual está por la suya… y en desbandada.

Hace cuatro años nacía el mito

Dolor. Inmenso dolor de todo un pueblo desolado en las calles. ¿Quién, chavista o escuálido (antichavista) podía imaginarse hace cuatro años a Venezuela sin Chávez, a Latinoamérica sin él? Pero, como decía Alí Primera, el cantautor revolucionario venezolano, a los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos.

Hugo Chávez, la locomotora que impulsó la construcción diaria de la Patria Grande, la de los pueblos, deja una nación huérfana. Perdón, deja una patria huérfana. La era está pariendo un corazón, no puede más, se muere de dolor…”, diría Silvio Rodríguez.

Catorce años que transformaron Venezuela pero también Nuestramérica, Lapobre. Primero, considerando que nuestras grandes mayorías, los invisibilizados por las elites y los medios hegemónicos, no solo eran objeto sino que se transformaron en sujetos de política. La vida digna para todos

Atreviéndose a hacer lo que muchos consideraban (o creíamos) imposibles, como enfrentarse al imperialismo, o romper con las buenas costumbres de la democracia formal y liberal, institucional y declamativa, entendiendo que había que empoderar a los pobres, dándoles acceso a la educación, vivienda, salud, para todos.

Comprendiendo que había que pasar de la etapa de más de 500 años de resistencia a una etapa de construcción de naciones soberanas, de una verdadera democracia participativa, de construcción de poder popular, mediante una revolución por medios pacíficos, avanzando hacia integración y unidad de nuestros pueblos –y no de nuestro comercio-, mediante la complementación, la cooperación y la solidaridad, lejos de los dictados del Consenso de Washington.

Hugo Chávez simbolizó la emergencia del pensamiento regional emancipatorio del cambio de época, con críticas anticapitalistas de cuño marxista, con una concepción humanista. Y rescató la “sepultada” idea de socialismo como horizonte utópico

Del “ALCa-rajo” marplatense –junto a sus “socios” Néstor Kirchner y Lula da Silva- que enterró la pretensión libre comercial estadounidense, al pensamiento boliviariano que da sustento a lo que denominó Socialismo del Siglo XXI. Entendió bien lo que decía Simón Rodríguez, el maestro de Bolívar: Es necesario crearse un símbolo ideológico propio. Y Chávez lo pensó basado en un Estado eficaz, que regule, impulse, promueva, el proceso económico; la necesidad de un mercado, pero que sea sano y no monopolizado ni oligopolizado y, el hombre, el ser humano.

En su propuesta de ruptura con el capitalismo hegemónico, aparece un modelo humanista con bases marxistas y esto responde a la pretensión y necesidad de construcción de un modelo ideológico propio, de verse con ojos venezolanos y latinoamericanos.

“La democracia (formal) es como un mango, si estuviese verde hubiese madurado. Pero está podrida y lo que hay que hacer es tomarlo como semilla, que tiene el germen de la vida, sembrarla y entonces abonarla para que crezca una nueva planta y una nueva situación, en una Venezuela distinta”, solía decir.

Y puso en marcha su revolución pacífica hacia el socialismo, camino que trazó desde Porto Alegre, en uno de los Foros Sociales en los que participó, junto a los movimientos sociales.

Hace cuatro años murió Hugo Chávez, el hombre que cambió el rumbo de Venezuela y América latina, a quien le bastó con pronunciar dos palabras en 1992 para entrar la historia de Venezuela y convertirse en un nuevo referente político. Las imágenes televisivas, de apenas un. minuto y 15 segundos, transmitidas a las 10:30 del 4 de febrero de 1992 dejaron a la posteridad su reconocimiento del fracaso de la intentona revolucionaria: “por ahora”

Sobrevivió a la intentona y, una década después -siendo Presidente- sería objeto de un golpe de Estado el 11 de abril de 2002 que culminó con su restitución –con el pueblo en la calle exigiendo el retorno de su presidente constitucional- dos días después. Sobrevivió al sabotaje petrolero y paro patronal de 62 días. El cáncer –propio, inducido- terminó con su vida cuando iba a comenzar un nuevo mandato, y dio inicio al mito.

El soñador, a veces ingenuo, perdonavidas, el guerrero, el que siempre quiso ser beisbolista, que sufrió también la soledad del poder, supo combinar el pensamiento político e ideológico con lo pragmático.

A cuatro años de su muerte y el comienzo del mito, la imagen de sus ‘ojos’ no deja de esparcirse por Venezuela. El ícono chavista ha sido borrado del edificio de la Asamblea Nacional por la dirigencia opositora, pero éste sigue apareciendo en cada barrio de todo el país, recojocen los medios hegemónicos internacionales. En los barrios, en las ciudades, en el campo, en las camisetas de los jóvenes y los viejos, acompañando sus anhelos, sus esperanzas, su fe.

Nació el mito, y llegaron los libros, tesis, películas sobre su persona y sus ideas. Y no cejó la campaña por.dañar su imagen, cosificarlo, reducirlo a consignas. Hace 18 años que la derecha quiere destruir su imagen. Uno de los guionistas de la oposición, Luis Vicente León, director de la consultora Datanálisis osó decir que “Chávez es una especie de James Dean o Marilyn Monroe, se mantiene una foto joven, bonita, espectacular y exitosa”. Ni él lo puede creer, pero le sirve a sus patrocinantes del exterior.

Hoy, en Nuestra América Lapobre soportamos en mar de politiqueros pusilánimes, más interesados en la promoción de su imagen y en los micrófonos y cámaras de televisión que en sus pueblos, lejos, muy lejos de aquel Arañero de Sabaneta que subió al estrado de Naciones Unidas a denunciar al mundo que Bush olía a azufre…

Lejos de aquel Tribilín que soñaba con jugar en las Grandes Ligas de beísbol, y le fastidiaban los coros de burócratas, arribistas, vendedores europeos de espejitos, alcahuetes (de uniforme o guayabera), ávido por leer todo lo que pudiera, dispuesto a todo debate de altura, con cadetes, jóvenes o “académicos”.

Comunicador nato hizo todos los intentos posibles para democratizar la comunicación … Y fue quien nos dio la posibilidad de poner en marcha el hito revolucionario en la comunicación latinoamericana: el surgimiento de Telesur, para que Latinoamérica y el Caribe tuvieran su propia voz y su propia imagen. Chávez solía recordar aquella frase del Ché Guevara: “Ningún intelectual debe ser asalariado del pensamiento oficial”…

Hace cuatro años se nos fue de repente. Me pidieron que escribiera anécdotas sobre su forma de ser, de gobernar, de convencer. Quizá, algún día: no todavía, su recuerdo está demasiado vivo y hoy Nuestra América comenzó a sangrar nuevamente.

Su pueblo aún hoy lo dice en las calles: “Todos somos Chávez”. Dejó su Plan de Gobierno 2013-2019, una senda trazada, y lo difícil ha sido recorrerla. “Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!”, diría César Vallejo.

Hace cuatro años, cuando su muerte, decía que “siempre me llamaron la atención sus ojos vivaces, juguetones, su cara de pícaro, de chiquilín sin maestra. Hoy no me pidan análisis. El lagrimón se me pianta sin autorización: no solo yo lo voy a extrañar”.

Hoy, no basta con recordar a Hugo Chávez. Debemos retomar el camino de la lucha, de la esperanza, de darle poder a los pobres, de la integración, de la unidad… de la esperanza y del futuro común.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=223744

CHAVEZ, TRASCENDENTAL

Hugo Chávez, un legado de humanidad y justicia social por Venezuela

RELACIONADO:

 

Presidentes del ALBA, reunidos en Venezuela rinden homenaje a Hugo Chávez (05-03-2017)

VENEZUELA: Presidentes del ALBA reactivan el organismo y rinden homenaje a Hugo Chávez

David Choquehuanca designado como nuevo secretario general del ALBA

Nuestro homenaje a uno de los mas grandes lideres de nuestra Patria Grande, a 4 años de su partida y su lucha sigue viva!

Gracias a Hugo Chávez recuperamos el sueño de que una Patria Grande sí es posible!, y junto a Fidel nos dejaron ese inclaudicable objetivo de integración.

Saltando los tiempos puedo decir que conocí, conocimos a la estirpe de los libertadores, pues sí hay hombres que son imprescindibles como Hugo y Fidel, de esos que marcan la vida de un continente, de un nuevo mundo.

Xel

, , , , , , , ,

No Comments

Secretario del Tesoro gringo es también un productor de Hollywood

El actual Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aparte de ser un acaudalado empresario es también dueño de una de las más importantes casas productoras de películas de Hollywood. 

El actual Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, empresario y dueño de una de las mayores productoras de Hollywood

El nombre de la casa productora es RatPac-Dune Entertainment. La misma ha producido y coproducido más de 100 películas, que van desde los géneros infantiles y animados, ciencia ficción, comedia, dramas y documentales hasta remakes de piezas icónicas del cine global y estadounidense.

La empresa es resultado de una fusión entre Dune Entertainment (fundada por Steven Mnuchin) y productores hollywoodenses como el realizador Brett Ratner y empresario del negocio audiovisual James Packer, en 2013. Básicamente esta casa productora funciona como un fondo para financiar películas en conjunto con la empresa Warner Bros, propiedad de la corporación Time Warner, dueña también de la cadena CNN.

Según reseñó The Hollywood Reporter en 2013, la línea de crédito conjunta entre Mnuchin y sus socios con Warner Bros iniciaba con 300 millones de dólares, bajo un acuerdo de financiación conjunta de 75 películas. Bancos como JP Morgan y Bank Of America, contactos de Steven Mnuchin tras 17 años trabajando en Wall Street como alto ejecutivo de Goldman Sachs, también entraron como inversionistas. Dijo Mnuchin en aquel momento: “La facilidad de crédito organizada por Bank of America es una parte importante de nuestro nuevo y emocionante acuerdo con Warner Bros”.

Desde 2014 el actual secretario estadounidense ha figurado como productor ejecutivo de más de 30 películas, entre las que destacan el remake de Mad Max: Fury RoadAmerican SniperSuicide Squad y Edge of Tomorrow. Su empresa antes de fusionarse, Dune Entertainment, fue una de las tres productoras de la famosa película Avatar, dirigida por James Cameron.

En 2017 produjo la película infantil Lego Batman, la más taquillera en Estados Unidos (recaudando hasta el 21 de febrero unos 42,7 millones de dólares) y la más vista por los niños en Venezuela en términos de ese género.

Estas películas no refieren a un mundo del futuro sino a lo existente

Buena parte de las películas producidas por Steven Mnuchin tienen un perfil cultural específico: hablan de un mundo en clave apocalíptica, donde los referentes éticos son paramilitares, mafiosos, suicidas y asesinos (Batman, sea de lego o de carne y hueso, está por encima de cualquier ley y produce sus propias armas). Donde la destrucción de vastas regiones del planeta y la violencia se normaliza, banalizando sus efectos. Hasta un niño, según la lógica de Lego Batman, puede utilizar un arsenal de armas de guerra sin ningún problema.

Mnuchin no sólo es un banquero que invierte en política, también lo hace en producción cultural: lo que al final de cuentas funge como soporte real del poder y de la reproducción de la sociedad capitalista, el mercado de sus deseos, aspiraciones y temores más profundos, hábilmente canalizados hacia la espiral infinita y estéril del consumo frente a una pantalla.

Estas películas (sólo basta tomar como ejemplo Mad MaxBatman sea de lego o peleando contra Superman o Suicide Squad) dibujan un mundo prisionero de la violencia generalizada, en sus expresiones más mínimas y sutiles, del control más dictatorial del capital sobre la gente. Un mundo de saqueo y explotación llevado hasta sus últimas consecuencias humanas, terrorífico e indeseable, pero que también vende y seduce por lo estrambótico de sus imágenes. Donde es aplastada toda noción de cultura, territorio, identidad, solidaridad, nación. Todo absorbido por las pasiones más bajas del capital como relación cultural globalizada.

Pero estas películas no refieren a un mundo del futuro, sino a la narrativa de lo existente y cómo se preparan a las audiencias para normalizar una realidad cada vez menos lejana, cada vez más terrible. Porque ninguna de esas “realidades futuras” es tan distinta de lo que vive Medio Oriente o África, o Europa con las amenazas y atentados del Estado Islámico, ni la totalidad del planeta en distintos niveles, unos quizás menos jodidos que otros, pero todos jodidos cuando cae el sol.

El financiamiento que hace Mnuchin a estas producciones culturales, más allá de las enormes ganancias que le reportan, tiene un significado más importante: es un banquero financiando la imagen de futuro de su clase y ubicándose del lado de los ganadores. Organizando el marco ideológico y cultural que interpretará los acontecimientos trágicos y funestos del mañana, es importante cómo sobrevivirá el sistema cuando la cuestión se ponga color de hormiga de verdad verdad. Porque a ellos no renuncian ni los renuncian.

FUENTE: http://misionverdad.com/COLUMNISTAS/secretario-del-tesoro-produjo-la-pelicula-mas-vista-por-ninos-en-venezuela

No es dificil sacar la conclusión de que la violencia es el común denominador de toda la producción de cine de Hollywood.  En este sentido, la maquinaria de cine de los Estados Unidos por décadas explota y utiliza la violencia como si fuera otro material, un material cultural que puede mezclar, fundir, camuflar, con cualquier otro género cultural pero siempre con un objetivo premeditado, promover precisamente esos valores culturales donde la violencia es lo central y la libertad ó democracia solo es una fachada.

Así fue la historia desde su nacimiento del país de los gringos, así construyeron y se hicieron ricos, con la violencia y la ley de la selva o mejor dicho de los cow-boys, a balas y rifles.  Y nada cambió hasta ahora.  Lo que hace Hollywood es solo reforzar esa idea de que con violencia se consigue lo que uno quiera y por encima de lo que sea.  ”¡Si no están con nosotros, están contra nosotros!” (G.W.Bush)

Y esa cultura de la violencia la exportan a todo el mundo e incluso hasta se obsequian premios entre ellos (AL-Qaeda gana su primer Oscar).  …y lo peor es que nosotros consumimos sus productos y luego terminamos asociando lo divertido, lo bonito y “bueno” con la violencia “made in USA” y si hay cine Boliviano o Latinoamericano que no tenga suficiente dosis de violencia, lo descartamos porque no es bonito, ni divertido o “bueno”.

Xel

, , , , , ,

No Comments

Una contundente respuesta en las calles

Alfredo Rada Vélez - Rebelión
Desde que hace un año las varias oposiciones de derecha en Bolivia capitalizaron políticamente el negativo resultado del referendo sobre la reforma constitucional que buscaba habilitar a Evo Morales para una nueva postulación presidencial, se abrió una etapa riesgosa para el gobierno.

Uno de los peligros era que las fuerzas conservadoras aprovecharan ese impulso para expandirse a nivel nacional y unificarse en un solo proyecto político. A la luz de los hechos tal cosa no ha sucedido; la derecha boliviana sigue tan dividida como siempre entre varios dirigentes que se creen a cual más presidenciable: Jorge Quiroga, Rubén Costas y Samuel Doria Medina. A ellos se suma Carlos Mesa, que comienza a rodearse de oportunistas que se esfuerzan por presentarlo como la alternativa “de centro”, pretendiendo que el pueblo olvide que Mesa fue parte, como vicepresidente el 2002-2003, del más nefasto gobierno neoliberal: el de Gonzalo Sánchez de Lozada.

El otro peligro era que se dividiera el bloque histórico transformador, sea por problemas internos en el gobierno o por confrontaciones entre el gobierno y los sectores sociales. No se han presentado fisuras a nivel gubernamental, pero es evidente que en el segundo semestre de 2016 los conflictos con los obreros fabriles por el cierre de la textilera Enatex, y con los mineros cooperativistas por las demandas burguesas de su dirigencia, pusieron al filo de la ruptura al bloque de movimientos sociales que respaldan al proceso de cambio. ¿Por qué no se produjo el quiebre? A modo de hipótesis mencionemos las siguientes: 1) El liderazgo de Evo Morales, pese al resultado adverso del referendo, se mantiene como un factor de consenso unitario de los movimientos sociales, 2) La clase obrera organizada en la Central Obrera Boliviana (COB), pese a las contradicciones programáticas con el gobierno, se niega a asumir que éste sea el “enemigo principal” y desoye en el seno de los sindicatos las aventureras convocatorias de la ultraizquierda, 3) La Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM) preserva su vitalidad como espacio de cohesión de una treintena de organizaciones campesinas, obreras y populares, gran parte de ellas afiliadas a la COB.

Y así llegamos al 21 de febrero de 2017. Algunos “colectivos ciudadanos”, que realizan tareas de captación política para los partidos de derecha, llevados por su activismo plantearon convertir el 21-F en una fecha de regocijo y movilización antigubernamental al recordarse un año del referendo. Habían acuñado una consigna tan rimbombante como mentirosa: “Bolivia dijo No”. De esta forma y por efecto de la propaganda, convertían una victoria por escaso margen (apenas el 2% de los votos válidos) facilitada por la mayor abstención (15%) de los últimos años, en un triunfo total, anulando de un plumazo la voluntad de 2,5 millones de personas que votaron por el Sí.

Estaban seguros que ni el gobierno ni la Conalcam reaccionarían, calculando que podían anotarse una cómoda victoria en las calles. Pero se equivocaron. La Conalcam asumió el desafío y convocó junto al gobierno a la movilización bajo su propia consigna: “Contra la mentira, por el desagravio a la democracia”.

La respuesta fue sorprendentemente alta; en las nueve capitales de departamento, así como en veinte ciudades intermedias, se realizaron grandes marchas y concentraciones. Las organizaciones campesinas aglutinadas en el Pacto de Unidad (fundado en 2004 y que hoy es parte de la Conalcam) volcaron gran cantidad de sus afiliados de muchas provincias hacia las ciudades, donde se encontraron con otros tantos contingentes movilizados por las juntas vecinales y las organizaciones sindicales urbanas. Voceros de derecha trataron de neutralizar el impacto político de las movilizaciones de apoyo al proceso de cambio con un genial argumento: “son todos funcionarios públicos”. ¿Centenares de miles de burócratas disfrazados de campesinos, trabajadores y vecinos, en todas las capitales del país? Absurdo, por donde se lo mire.

La más realista evaluación política del 21-F la expresó un diputado chuquisaqueño de extrema derecha, perteneciente a la bancada del Partido Demócrata Cristiano (PDC), que ese mismo día declaró en Radio Panamericana: “Los partidos de la oposición se dejaron llevar por el entusiasmo de algunas plataformas ciudadanas que se precipitaron convirtiendo esta jornada en una innecesaria pulseta con el gobierno. El oficialismo y el MAS siempre tendrán mayor capacidad de movilizar a su gente que nosotros”.

Pero en el campo revolucionario no debemos caer en el exitismo. Aunque hubo una buena y contundente respuesta en las calles a la convocatoria gubernamental y de la Conalcam, hay que reconocer que las fuerzas opositoras lograron juntar a gran cantidad de adherentes en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

En estas circunstancias en que las derechas se yerguen desafiantes es fundamental preservar la unidad del Bloque Social Revolucionario que sigue defendiendo al proceso de cambio y que busca profundizarlo. Pero la movilización de masas no es suficiente si es que no viene acompañada de claros objetivos programáticos, mismos que para entusiasmar al pueblo deben tener contenido revolucionario. El camino del pactismo con la burguesía, que conlleva concesiones programáticas de carácter regresivo, confunde y desmoraliza a los movimientos sociales que forjaron este proceso de cambio. Así sucedió con el planteamiento, anunciado por el Ministro de Economía Luis Arce, de habilitar un Fondo de Crédito a los agropecuarios con los aportes laborales para el seguro social a largo plazo (jubilación). Por muchos argumentos técnicos y financieros que esgrimió dicha autoridad, la medida fue rechazada por los trabajadores. En sentido inverso, el anuncio de incrementar la alícuota adicional al impuesto a las utilidades de los Bancos, hecha por el mismo ministro, recibió la simpatía de la población porque se entiende que el sentido de la medida es redistributivo. ¿Acaso estos dos casos no nos enseñan por dónde debemos ir y qué errores no debemos cometer?

Si algo demostró el 21-F es que el liderazgo de Evo Morales sigue vigente al punto de convocar a tanta gente a su favor, aun cuando él no participó en ninguna de las concentraciones. Pero a ese liderazgo hay que apuntalar con una buena gestión de gobierno y con una estructura política de movimientos sociales. No se trata de separar la gestión de la estructura, en todo caso se deben articular bajo el concepto y la práctica de lo que se ha denominado Gobierno de los Movimientos Sociales. Esta es una particularidad del proceso político boliviano, nuestro sello distintivo, que se lo debe cuidar de cualquier tentación burocratista que a título de eficiencia busque tal separación.

Los socialistas comunitarios debemos seguir impulsando el empoderamiento de los movimientos sociales dentro del proceso de cambio. Si son esos sectores sociales organizados los que nos defienden en las calles, deben ser también los que aporten en la conducción estratégica de gobierno.Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=223688

, , , ,

No Comments

García Linera: ‘La gente no se mueve solo porque sufre’

Martín Granovsky
Licenciado en Historia y periodista

En una entrevista concedida en La Plata antes del asesinato del viceministro del Interior de Bolivia, el vice de Evo Morales habló de Bolivia, las oleadas, los ciclos y de cómo combatir la corrupción.

Alvaro García Linera, vicepresidente del Estado plurinacional de Bolivia.
Entrevista en el estudio de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.
Miércoles 24 de agosto de 2016

Son las nueve de la noche. Alvaro García Linera se levantó a las cuatro y media de la mañana porque Evo Morales convocó una reunión de gabinete. Sigue en pie y en movimiento en el estudio de la Facultad de Periodismo de La Plata donde acaba de recibir el Premio Rodolfo Walsh de manos de la decana Florencia Saintout. Y dice: “No es un buen momento para América Latina”.

Acompañado siempre por Carlos Girotti de la Central de Trabajadores Argentinos, el vicepresidente de Bolivia tuvo su tarde y su noche en La Plata el miércoles 24. El jueves cerró en Santiago del Estero el Foro Internacional Horizontes de la Educación en Nuestra América impulsado por la universidad nacional y por el Parlasur a través de la parlamentaria Ana María Corradi, del Frente para la Victoria.

La entrevista de 45 minutos, que puede verse completa en el canal web del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, www.clacso.tv, permite recorrer con García Linera los temas principales de la discusión sudamericana de hoy.

No es un buen momento en América Latina porque hay una retoma temporal de la derecha –dice el vicepresidente–. La derecha asume el gobierno justamente para recortar costos, para recortar derechos, para reducir la intervención del Estado y para permitir que todos esos recursos fluyan hacía al sector privado nacional o extranjero. La sociedad, de estar consiguiendo condiciones de vida más o menos dignas, ahora retrocede a situaciones de abuso, desempleo y explotación. Pero, a la vez, es un momento exigente porque obliga a que la sociedad, los sectores subalternos, las clases plebeyas, retomen nuevamente la capacidad de organización. Nadie se moviliza perpetuamente. No hay revolución perpetua.

¿Cómo terminan los períodos de repliegue?

Básicamente, eso es organización. También, horizonte. Una combinación de idea movilizadora con fuerza que convierta esa idea en hecho político, en hecho que influye en el escenario estatal y que puede modificar la correlación de fuerzas a corto y mediano plazo. Lo importante es que esta generación que hoy está de pie vivió los tiempos de la derrota del neoliberalismo, vivió la victoria temporal de los gobiernos progresistas y revolucionarios, y ahora está en este periodo intermedio. Por lo tanto, tiene el conocimiento y tiene la experiencia para retomar la iniciativa. Si no hacemos eso, este periodo de retoma parcial de iniciativa de la derecha puede extenderse y ampliarse a otros países de América Latina. Sin duda, esto significaría una catástrofe. Donde triunfa, la derecha recorta el bienestar. Los gobiernos progresistas fueron gobiernos sociales y, por lo tanto, el retroceso es un retroceso de las conquistas sociales de la población. Pero además hay una ralentización, un congelamiento y en algunos casos un retroceso en términos de la perspectiva de la acción continental. Junto con lo social, el continente ha experimentado en los 10 años que van desde el 2004 al 2014, 2015, el momento más avanzado de integración y de mirada autónoma continental. Esto tiene una importancia extraordinaria. Si no tenemos la capacidad de mirarnos continentalmente, cada país por sí solo en este contexto mundial va ser presa de las intervenciones, de las influencias y de las manipulaciones de los más poderosos del mundo. Es un tema de correlación de fuerzas, no es un tema moral.

Tomo una frase del mensaje tras la recepción del premio: “La revolución es por oleadas, no por ciclos”. ¿Cuál es la diferencia?

Cuando tú hablas de ciclo, significa que todo tiene un inicio, una estabilización y un fin. Es algo natural como la ley de la gravedad. Hagas lo que hagas, protestes o te movilices, así será de aquí a 50 años, cuando venga otro ciclo. Esta es una mirada que le arrebata el protagonismo al ser humano, que olvida el papel de la subjetividad colectiva en la construcción de los hechos sociales. Es falsa. Es la misma lógica que el fin de la historia de Fukuyama. Habían desaparecido las clases, todos éramos emprendedores y había que alinearse detrás de lo que ya era la culminación del desarrollo humano. Resulta que no fue así. Aparecieron por todos lados clases sociales, luchas, organizaciones, jóvenes, gente que tomaba las plazas por asalto y después los palacios por asalto. Frente a eso, lo que reivindicamos es la lógica de los flujos, las oleadas, que es un poco la experiencia que uno adquiere en la vida. Las transformaciones se dan por oleadas. La gente se articula, se unifica, crea sentido común, tiene ideas fuerza, se convierte en ser universal, es decir, ser que pelea por todos. Logra derechos, acuerdos, Estado, política. Pero luego pasa a la vida cotidiana. No puede estar en asamblea todos los días. Tienes que ir a ver qué va a pasar con tu hijo, con el crédito de la casa. Viene el reflujo. Pero luego, más pronto que tarde, puede venir otro flujo. ¿Cuándo será ese flujo? No lo sabemos. No está definido por una ley sociológica.

No está predestinado.

Entre otras cosas depende de lo que tú puedes hacer hoy en tu barrio, en tu universidad, en tu medio de comunicación, en tu poema o en tu teatro para articular sentido común, para impulsar ideas de lo colectivo o de lo comunitario. Si en algún momento eso, por algo no calculado, se articula con otras iniciativas comunitarias, puede dar lugar a otro flujo. En una semana, en un año, en 10 años. Lo importante es que tú luches y te organices. Si no te alcanza la vida, vendrá el siguiente que se sumará a lo que hiciste, para que él sí pueda ver que viene un flujo. Las revoluciones son así. Entonces, cuando tú miras la historia por flujos y no por ciclos, reivindicas otra vez el papel del sujeto, de la persona, de la subjetividad, que no inventa el mundo como le da la gana, pero que ayuda a construir el mundo. Me gusta la frase de Sartre: “Uno hace al mundo en la misma medida en que el mundo lo hace a uno”.

¿Cuáles son las claves más importantes de la oleada boliviana, primero fuera del Estado y luego, desde 2006 con Evo Morales como presidente, dentro del Estado?

La primera clave es que toda victoria política es precedida por una victoria cultural que se trabajó y se labró en los distintos espacios de la opinión pública: medios de comunicación, periódicos, universidades, sindicatos, gremios, barrios. Hubo un sentido común que se fue apoderando de las personas, basado en la idea de soberanía, de igualdad entre pueblos. La gente no se mueve solo porque sufre. Se moviliza cuando sufre y cree que movilizando puede cambiar su sufrimiento. Sin horizonte no hay capacidad de articulación. No es simplemente, como decían algunos compañeros trotskistas, que a condiciones de vida más deplorables la gente se va a rebelar. Eso no es cierto. Muchas veces uno se acostumbra a su dominación y a su pobreza.

Ésa es la primera lección.

La segunda es que todo proceso revolucionario tiene que sostenerse y reinventarse en ámbitos de participación democrática de la gente. No es fácil eso, porque la gente se moviliza y luego se repliega. Es fácil que los gobernantes, en ese repliegue, nos asumamos como los demiurgos históricos. Si tú no has incorporado por métodos innovativos en la decisión y en la participación te vas a ver en problemas y te vas a quedar solo en el gobierno. Claro, porque tú los dejaste solo anteriormente. No es una venganza, es el resultado de tu acción. Sin una red corpuscular de participaciones democráticas, el gobierno revolucionario queda sin base y a la deriva.

¿Tercera clave?

Gestión económica. Últimamente he pensado mucho sobre Lenin y la NEP, la Nueva Política Económica. Si los bolcheviques no tenían la capacidad de satisfacer la necesidad de hambre y estabilidad de su revolución, todas las demás experiencias como el comunismo de guerra, la abolición del dinero y la toma de fábricas ultra radical, no significaban nada. El mismo Lenin lo decía: lo único socialista que tenemos es solamente la voluntad de ser socialistas. Es muy fuerte la preocupación que le dedicó Lenin al tema de estabilidad económica, a la relación entre el campesino y el obrero en función de avances en la economía. Cuando uno está afuera del gobierno, valora la organización y el discurso. En el gobierno, si fallas en la gestión económica todo se derrumba, porque va a aparecer la derecha diciéndote: yo sí puedo administrar mejor la economía, yo siempre he administrado, yo tengo empresas para mostrarte de lo que soy capaz. Creo que parte de los problemas que estamos enfrentando los gobiernos progresistas en América Latina es el no haber colocado en el puesto de mando a la economía y haber mantenido en el puesto de mando el discurso y la organización. Si no, se genera el caldo de cultivo de un regreso de fuerzas conservadoras, que sí te van a hablar de que ellos pueden resolver todo. ¡No lo van hacer!

¿Cómo gestionar la economía cuando hay crisis mundial y bajan los precios de las materias primas?

Cada país tiene su propia dinámica, pero algo que hemos aprendido nosotros es no confiar plenamente en el mercado externo sino trabajar también tu mercado interno. Hoy la exportación de petróleo, minerales y gas es negativa. Entonces, ¿cómo crece la economía? Porque en paralelo hemos apostado a otras canastas, fundamentalmente al mercado interno. La superación de la extrema pobreza y de la pobreza no solamente es un tema de justicia –tiene que serlo, porque si no para qué estás en el gobierno– sino de dinámica económica. Estás expandiendo la capacidad de gasto de la sociedad y en el caso boliviano -por eso digo que depende de cada país- como la gente gasta entre el 50 y el 55 por ciento de su salario en alimento, lo que estás haciendo es promover la economía campesina, la economía intermedia de servicios del mercado interno. Fue una decisión muy sabia de Evo. En el año 2008 tuvimos precios del petróleo de 130 dólares y en el mismo año precio del petróleo de 30 dólares el barril. De 130 a 30. Fue un golpe muy duro para nosotros, pero Evo viene de una cultura campesina muy previsora. En el campo o el Altiplano, como vienen la sequía o la granizada, no cultivas en extensión. Dejas aquí, cultivas acá, dejas aquí, cultivas acá. Esta lógica muy campesina andina de moverte en varios pisos ecológicos es la que Evo ha aplicado en la gestión de gobierno. Vamos a meterle al gas. Sí, produzcamos más gas, perfecto. ¿Y si falla? Entonces, metámosles a la electricidad, a la agricultura, al litio. Vas diversificando. Eso es lo que ha permitido que ahora nosotros en gestión de gobierno tengamos un crecimiento del 4,2 por ciento hasta el 5 por ciento. Estamos compitiendo con Perú, que tiene una economía de libre mercado absoluta, es un país que está bajo el control del empresariado chileno y extranjero y tiene mar. Nosotros si tuviéramos mar creceríamos un 2 por ciento más. Es decir, nuestro crecimiento podría ser del 6,4 por ciento, según el Banco Mundial. Por los “pisos ecológicos”, una vez que superemos esta etapa de ampliación del consumo de las clases más pobres, ya tienes en funcionamiento otros motores: energía eléctrica, litio e industrialización de la agricultura. Entonces, de este modo, ya puedes pensar en los siguientes 10 o 15 años de un crecimiento que va a estar fluctuando entre el 4 y el 6 por ciento. Con petróleo 100 o con petróleo 25, vas a moverte ahí. Esto ha tenido que ver con la capacidad planificadora y con que sepas manejar la economía al estilo campesino. El Presidente es muy ahorrador, muy previsor. Tiene siempre una reserva, no se arriesga. Somos el país de América Latina que tiene más reservas internacionales en función del su producto interno bruto, el 50 por ciento.

En todos los países de América Latina se discute el tema de la corrupción. ¿Qué hizo el gobierno boliviano no ya con el discurso ajeno sino con la realidad de la corrupción propia?

Toda democratización real del Estado siempre va a tener riesgo de procesos de patrimonialización de ese Estado. El Estado siempre funciona como patrimonio de las clases dominantes. Como una prolongación de la familia. Lo consideran como normal: parte de la meritocracia. En Bolivia, cuando uno estudia sociológicamente cómo se distribuían los accesos a los méritos, está claro que estaban definidos en función de tu condición de clase y de tu apellido, pero le llaman meritocracia. La gente se rebela contra eso, se subleva, dice que es indigna esa forma de utilizar lo público en beneficio de lo privado. El neoliberalismo es el paradigma de la patrimonialización del Estado, porque es agarrar lo que es de todos y utilizarlo para tus amigotes. Mejor si es tu cuñado, mejor si es tu esposa que tiene algunos amigos accionistas en el extranjero. Cuando viene la sociedad e irrumpe en el ejercicio del Estado, lo hace en función de proyectos universales, pero luego se vuelve funcionario público. Es el dirigente sindical que se vuelve funcionario, es el compañero militante que luego aparece como ministro o parlamentario. En ese momento sale de su control social y entra en el ámbito estatal. No es normal, pero es altamente probable que busque repetir en ese espacio, al que por primera vez en 20 generaciones alguien de su familia logra llegar, y al estar separado de su control social diga: “nunca más alguien de mi familia va estar donde está y si jalo un poquito, aprovecharé alguito”. Este tipo de razonamiento no es raro que se dé, por eso nosotros sociológicamente lo hemos analizado. Políticamente es catastrófico, porque puede dar lugar a una especie de democratización de la corrupción. Parece ser que es un proceso que acompaña a todas las revoluciones, no me he fijado bien qué pasó en Rusia, no me he fijado bien qué pasó en China o qué pasó en Cuba. Por la experiencia que yo veo en Bolivia y el proceder de la gente, es el campesino, es el dirigente obrero peleador que, acostumbrado a los sacrificios más extremos, de un día para otro se vuelve ministro y de él dependen 500 funcionarios y la definición de 500 millones de dólares en programas. Entonces piensa: “¿Y qué tal si contrato aquí a mi cuñado?”. Así comienza esta micro corrupción. La pregunta es, ¿qué haces tú ahí?

Atribuírselo a la condición humana.

Sí, de la condición humana y del resarcimiento histórico. Pero no puedes. ¿Por qué? No solamente porque es un hecho delictivo por ley, sino porque te corroe la moral. Y la única fuerza que uno tiene cuando viene de abajo es su fuerza moral. Evo y los sindicatos no tienen dinero, no tienen patrocinio extranjero. Su moral los ha convertido en el núcleo que simboliza una época y una voluntad colectiva de cambio. Entonces, si te vuelves tolerante pierdes tu fuerza moral. Hemos tenido que tomar decisiones muy fuertes que no se han dado en ningún gobierno de América Latina, y mucho menos en gobiernos de derecha. Hemos tenido que meter en la cárcel al jefe del partido, Santos Ramírez. Él era el segundo después de Evo.

Y presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia.

Sí. También hemos tenido que meter a dos ex ministras a la cárcel, dos ex ministras compañeras nuestras de lucha maravillosas, de las cuales estamos seguros que no han tocado un solo centavo, pero fueron permisivas a un mal manejo del dinero. Ellas son incorruptibles, pero permitieron. ¿En qué país de América Latina, durante la gestión de gobierno, ex ministros están en la cárcel? Tenemos un ex alcalde de la segunda ciudad más importante de Bolivia, del Alto, en la cárcel. Si no hacemos eso, corremos el riesgo de perder lo único que tiene un proceso revolucionario, que es su fuerza moral. Ha sido muy doloroso y ha sido un aprendizaje. Hemos encontrado que estaba sucediendo que de parte de los compañeros no había el suficiente control y había esta especie de permisividad basada en que son compañeros nuestros, lo requieren, es poquito dinero, no hago el informe, pero en ese descuido se pone en riesgo tu propia moral. Y si tú no actúas de una manera fuerte, golpeándote a ti mismo, porque es tu propia gente, lo socialmente pierdes la fuerza moral que te mantiene en pie. Ayer ha salido la última encuesta, Evo –con todo lo que lo han atacado del tema del fondo indígena, de la corrupción con dirigentes indígenas, del tema del supuesto hijo– en ciudades capitales tiene un 54 por ciento de popularidad. El aprendizaje es que, por muy doloroso que sea, debes tener la valentía y la fuerza de poder cortarte tú el dedo infectado o la mano infectada. Si otros te la cortan te van a meter el cuchillo al corazón y de eso no te vas a poder reponer ni en una generación. Si tú por cuidar lo que te pertenece, parte de tu cuerpo, eres permisivo con lo que se está pudriendo en tu cuerpo, otros van a venir a acabarte o la putrefacción va a alcanzar hasta tu propio cuerpo, y ahí estás perdido. Nuestra fuerza nace del hecho moral. Tienes que saberlo cultivar y si no lo cultivas, no lo refrendas y no lo muestras continuamente, la derecha se va a venir con toda esa política moralista que te echa en cara: “Han robado 5 mil dólares, terribles estos indígenas, son unos incapaces, unos ladrones”. Ellos robaban 20, 40 o 100 millones de dólares y nadie decía nada, pero desaparecieron 5 o 100 mil y se desgarran las vestiduras. No importa, es parte de la guerra. Aquí nadie puede levantarte el dedo y decirte te has levantado un dólar, no pueden decir que te has levantado ni medio dólar, ni medio boliviano, ni medio peso argentino. Si eso sucede vas a perder, porque va a venir toda la jauría moralizante de la sociedad para descalificarte. Y si pierdes moralmente, pierdes generacionalmente. La peor derrota de un revolucionario es la derrota moral. Puedes perder elecciones, puedes militarmente, puedes perder la vida, pero sigue en pie tu principio y tu credibilidad. Cuando pierdes la moral, ya no te levantas, va a ser otra generación, va a ser otro líder el que va a poder levantarse. Hay que protegerse, Así como en la gestión estatal la economía es lo fundamental, en preservación de tu liderazgo lo fundamental es tu fuerza moral. Nunca permitas que te debiliten tu fuerza moral porque de eso tampoco te recuperas.

Fuente: Página|12

FUENTE: https://puntosinapsis.wordpress.com/2017/02/24/garcia-linera-la-gente-no-se-mueve-solo-porque-sufre/

En tiempos de Evo, en tiempos de la reciente arremetida ultra neoliberal en Latinoamérica, la teoría que explique lo que esta pasando es mas que necesaria y nuestro Vice lo tiene claro y es reconocido con premios internacionales por ello.

Sabemos que en este feudo de la clase dominante de latifundistas y terratenientes este tipo de noticias les duele en el alma, no por que odien lo que dice el Vice, sino porque saben que tiene razón y lo peor de todo es que no tienen como contestar, no tienen a nadie para contrarestar el pensamiento de Alvaro García Linera, no tienen proyecto, no tienen nada, lo único que si tienen, son sus medios de comunicación y la mentira.

Una “opasición” acorralada y fragmentada por su propia inequidad y miopia política.

La próxima oleada socialista barrerá con los ultraneoliberales Macri y Temer, es cuestión de tiempo.

Creanlo o no, Bolivia nunca tendrá otro Evo y Alvaro por lo menos en otros 100 años, asi que de nuestra parte vamos a seguir apostando al crecimiento y desarrollo con soberanía que a los ladrones vendepatrias de siempre.

Xel

, , , , , , , ,

No Comments