Posts Tagged Bolivia

THE WASHINGTON POST Y BBC ELOGIAN LA ECONOMÍA BOLIVIANA

Freddy Grover Choque C.  / Cambio – Edición impresa

Los medios internacionales The Washington Post y BBC News Mundo, en diversos reportajes, destacaron y elogiaron el modelo y crecimiento económico boliviano en 13 años de gestión del presidente Evo Morales.

En un amplio reportaje en su sección Las Américas, el diario norteamericano The Washington Post resaltó el crecimiento y la estabilidad económica que Bolivia alcanzó en los últimos 13 años. Además, mencionó que ahora los bolivianos son más saludables, adinerados, educados y con mayor expectativa de vida que en cualquier otra época de su historia.

Bajo el título ¿El socialismo no funciona?, Una emergente clase media boliviana quisiera decir lo contrario, el matutino cita al investigador del Centro Latinoamericano de la Universidad de Oxford, John Crabtree, quien afirmó que “la pobreza en Bolivia se redujo sustancialmente y le ha sacado ventaja a los demás países de la región”.

Además, narró que la gente que habita La Paz y que alguna vez caminaba en el barro, ahora se transporta a través de teleféricos estilo Disneylandia y que las chozas de adobe fueron reemplazadas por mansiones fantasiosas.

 

LOGROS

Según el Washington Post, bajo el gobierno de Evo Morales, la economía boliviana comenzó a cerrar la brecha con el resto del continente, con un crecimiento más rápido que el de países vecinos, como Argentina y Ecuador, donde se adoptaron políticas de mercado neoliberal que generaron caos económicos y políticos.

Incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) —detalló el medio estadounidense— acepta que el socialismo de Bolivia fue más efectivo para combatir la extrema pobreza que cualquier otro gobierno sudamericano, al reducir ese indicador de 33% en 2006 a 15% en 2018.

Eynar Viscarra (42), joven empresario alteño, entrevistado por el matutino, señaló que “apoya a Evo, pero no es socialista”. Hijo de un conductor de autobús, dirige una empresa de importación que capitalizó las nuevas carreteras hacia las zonas rurales y construye un centro comercial en El Alto para llevar las marcas más altas del mundo (Nike y Adidas) a una creciente clase media boliviana.

“Quiero decir, ¿China es socialista? No lo creo ”, dijo. “Realmente no. Mira, el punto es que Bolivia no es Venezuela. No hemos cometido sus enormes errores”, afirmó.

 

BBC NEWS MUNDO

El canal británico destacó que Evo Morales no solo es el primer presidente indígena en la historia de Bolivia, sino que también es el primer presidente boliviano que gobernó por más tiempo y que sus logros lo consolidan como el “líder socialista más exitoso del mundo”.

Bajo su mandato —destacó—, la pobreza extrema bajó del 38% (2005) al 15,2% (2018) y la mayoría de los bolivianos triplicó sus ingresos, teniendo un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de $us 1.020 a $us 3.370. Además de que la esperanza de vida se amplió de 65 a 70 años gracias a las políticas de salud y educación implementadas.

Estos logros fueron gracias a la nacionalización de los recursos naturales, que permitió incrementar el PIB nacional de $us 9.549 millones en 2005 a $us 40.288 millones en 2018, un promedio de crecimiento anual del 5%, cifras inéditas en el desarrollo económico boliviano.

Este modelo también impulsó el progreso de la empresa privada para generar mayores fuentes de empleo e ingresos.

 

Evo: El país debe mantenerse líder en crecimiento

El presidente Evo Morales expresó que su “gran deseo” es que Bolivia sea, desde el próximo año hasta 2025, líder en crecimiento económico de Sudamérica y de toda América Latina gracias al proceso de industrialización y apertura de nuevos mercados de exportación.

“Estamos con el litio, estamos con tema agropecuario, estamos con hidrocarburos y ya vamos a exportar energía a Argentina y Brasil, eso nunca había antes. Ustedes saben el programa que tenemos con la industrialización; además, estamos incorporando la economía del conocimiento para nuestra juventud y nuevos profesionales”, destacó el Jefe de Estado en su discurso de cierre de campaña en Santa Cruz.

Detalló que se tienen “lindos” proyectos económicos y un plan financiero rumbo al bicentenario (2025) para impulsar aún más el crecimiento y desarrollo de Bolivia. “Con el hermano Álvaro, estos años hemos aprendido cómo acelerar la inversión, dónde hay que priorizar inversión, dónde hay que atender las demandas y nuestras políticas van enfocadas a eso”.

Otra prioridad —indicó— es exportar la producción agrícola a grandes mercados, como Rusia y China, tomando en cuenta que se avanzó mucho en los últimos años. Otra meta es reducir la pobreza extrema al 5%.

FUENTE: http://www.cambio.bo/?q=node/76356

Este Domingo 20 de Octubre, los bolivianos elegiremos entre:

“saltar al vacío y la trampa neoliberal” o seguir con el Proceso de Cambio y un #FuturoSeguro (frase de Atilio Boron, un analista argentino).

Esa trampa neoliberal conducida por vendepatrias que ayer se disfrazaban de “autonomistas” y hoy pretenden disfrazarse de “federalistas”.

“Si quieren federalismo, primero tendrá que nacer el décimo o décimo primer Departamento en Bolivia. Los departamentos más grandes tendrán que dividirse, si quieren federalismo.” Existen viejas reinvindicaciones que tienen que resolverse primero, luego hablamos de como quieren repartirse la torta.

Xel

Relacionado: Experto: Bolivia no merece caer en la trampa neoliberal ni en el abismo en el que está Argentina

Octubre 17, año 84 DFC

, , , , ,

No Comments

La derecha latinoamericana se corroe

Por Emir Sader

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. (Imagen: EFE)

El retorno eufórico de la derecha a los gobiernos latinoamericanos produjo la derrota espectacular de Mauricio Macri, el estado de excepción de Lenín Moreno en Ecuador para intentar contener la ira popular en contra de su paquete neoliberal y la proyección de Bolsonaro como el más ridículo y grotesco jefe de Estado del mundo. Esos eran los personajes que iban supuestamente a sanear las finanzas públicas, recuperar el prestigio internacional de nuestros países, terminar con la corrupción, superar a los gobiernos populistas y lograr estabilidad, desarrollo y bienestar social.

Han pasado pocos años, no muchos meses, para que los heroicos personajes de la restauración neoliberal sean personajes ridiculizados –Macri, Lenín Moreno, Bolsonaro. ¿Quién da algo por ellos? Quien cree que Macri va a dar vuelta las elecciones argentinas? Quién cree que Moreno va a lograr salir indemne de la crisis ecuatoriana actual? Quién cree que Bolsonaro es el futuro de Brasil?

La derecha llegó al poder en países que habían vuelto a crecer, habían disminuido la desigualdad y tenían buenas relaciones de cooperación con sus vecinos. Países que lograron estabilidad política, convivencia pacífica y democrática entre las fuerzas políticas, sociales y culturales, con un Estado garante de los derechos de todos.

Basta mirar cuál es la situación de países como Argentina, Brasil y Ecuador, entregados a la recesión, al desempleo, a la miseria, a la pérdida de apoyo y de legitimidad de sus gobiernos. La derecha ha hecho todos sus esfuerzos, legales e ilegales, para frenar a los gobiernos de izquierda y volver a la presidencia de esos países.

Lo que era Ecuador de Rafael Correa y lo que se ha vuelto en manos de alguien elegido en base al éxito de aquél, para luego traicionar todo para lo que fue elegido, hacer lo que la derecha planteaba y tirar al pais al borde del caos, con ocupación militar de las calles de Ecuador!

Lo que era Brasil de Lula, país respetado a escala mundial, con un presidente que ha dejado su mandato con el 80 por ciento de referencias negativas en los medios, pero con el 87 por ciento de apoyo de la población. Brasil crecía y distribuía renta, saliendo del Mapa del hambre. Y lo que es en manos de un presidente que nadie respeta, que ha tirado el país a la miseria y a la violencia desenfrenada.

Néstor y Cristina rescataron a Argentina de la peor crisis de su historia, logrando que el país vuelva a desarrollarse y a generar empleos. Lograron superar el endeudamiento con el FMI y que el país vuelva a ser respetado en el mundo. En comparaciín con el país que Macri no tiene vergüenza de entregar de vuelta a las fuerzas democráticas, un país que cumple tres años de estanflación, con el pueblo sufriendo miseria y hambre.

Pero hay una lógica en la locura de lo que la derecha hace en esos países y quiere hacer en otros. Su rol es, antes que nada, buscar quitar legitimidad y apoyo popular a los liderazgos populares más importantes que esos países han tenido. Esos líderes han sido transformados en los principales enemigos de las oligarquías locales y de la política norteamericana, porque con sus politicas han conquistado la confianza de sus pueblos y el prestigio internacional, privilegiando los procesos de integración regional y no los tratado de libre comercio con EE.UU.

En segundo lugar, buscaron sustituir políticas económicas que han privilegiado el desarrollo del mercado interno con el retorno de las políticas de ajuste fiscal, que promueven los intereses del capital financiero. Retoman el modelo neoliberal, vigente en el capitalismo mundial, a pesar de que ha llevado a las grandes potencias a una profunda y prolongada recesión. Sacar el modelo antineoliberal es terminar con un ejemplo de política económica alternativa, que prueba que no hay un solo camino, como el Consenso de Washington y el pensamiento único tratan de imponer.

La derecha latinoamericana retomó los gobiernos de países como Argentina, Brasil, Ecuador, y ha demostrado que no han aprendido nada de su fracaso anterior y del éxito de los gobiernos progresistas. Fracasan de nuevo, fracasan más, son y serán derrotados de nuevo.

FUENTE: https://www.pagina12.com.ar/223961-la-derecha-latinoamericana-se-corroe

*****************_*****************

Como nunca en toda nuestra historia latinoamericana, el verdadero rostro de nuestras oligarquías vende patria está desnuda y sin el maquillaje mediático de una prensa canalla que se encargó de esconder y ocultar al delincuente de cuello blanco. Es la era de la información y las redes sociales. Que ha democratizado el acceso a la información y esta rompiendo el monopolio mediático, la dictadura de medios privados mercenarios.

Hoy, esa prensa canalla, que incluso tiene sus representantes en nuestra ciudad, por más que quieran ocultar o maquillar lo que ocurre en Venezuela con el bloqueo económico comercial y criminal por parte de EEUU, con Bolsonaro destruyendo y despedazando Brasil, con Macri que echó a la basura a la Argentina, Perú con 2 presidentes a cual más neoliberal, Chile con su propio títere que no sabe a donde tirar para salir adelante, Colombia es un narcoestado y cada vez peor, Paraguay al borde de la recesión y Ecuador con un traidor tullido vendiendo su soberanía a los gringos y al FMI que le ordenaron implementar el paquetazo económico con represión y estado de sitio ante la reacción social y popular.

Mientras tanto en el medio del continente, Bolivia resistiendolo todo y firme bajo la batuta de uno de los mejores gobiernos de todos los tiempos.  Como dice Atilio Borón, un experto en política internacional, en estas PRÓXIMAS ELECCIONES los bolivianos apostaremos por:

SALTAR AL VACIO y trampa neoliberal o SEGUIR con el crecimiento y FUTURO SEGURO.

Xel

Octubre 9, año 84 DFC

, , , , , , , ,

No Comments

¿Por qué funciona la economía boliviana?

Bolivia era un país bimonetario. Justo antes de la llegada de Evo Morales, en el año 2005, sólo el 15% de los depósitos estaban en moneda nacional; en materia de crédito, únicamente el 7% se otorgaba en pesos bolivianos. En esos años, siempre bajo gobiernos neoliberales, todo el mundo usaba el dólar para refugiarse de la desvalorización del peso. Aquellos que podían compraban dólares mensualmente y los vendían a medida que necesitaban gastar. La economía estaba más dolarizada que la de la Argentina actual. Sin embargo, después de algo más de una década, en apenas unos 13 años, la situación se revirtió completamente. En 2019 el 99% de los depósitos y el 87% de los préstamos son en pesos bolivianos. En la actualidad, todos prefieren prestar en pesos y tomar depósitos en pesos porque es una moneda fuerte y rentable.

Esta transformación económica no tuvo lugar por arte de magia. En economía, los milagros no existen. Todo tiene que ver con todo. Cada resultado económico es la consecuencia de un gran conjunto de decisiones que poco o nada tienen que ver con la creencia “paranormal” de que los mercados, por sí solos, nos llevarán a un equilibrio virtuoso. No. La economía no funciona así. Ni mucho menos.

Evo logró la bolivianización del sistema financiero al mismo tiempo que hacía crecer la economía más que nadie en toda Latinoamérica. Supo, además, combinar el bienestar macroeconómico con el bienestar microeconómico de las familias, algo diferente a lo que sucede en Perú, Colombia o Paraguay, que sólo pueden presumir de buenos indicadores macroeconómicos, y muy diferente de Argentina, que no disfruta bienestar macro ni microeconómico.

¿Cómo lo hizo? He aquí una breve enumeración de las principales acciones:

  1. Evo recibió el Gobierno con un tipo de cambio de 8 pesos por dólar, a poco de asumir “apreció” la moneda a 7 pesos y, actualmente, se mantiene estable (cotiza en 6,95). Le generó una pérdida a los tenedores de dólares con la que rompió la inercia y mandó la señal de que no siempre el que apuesta al dólar, gana.
  2. Desalentó la compra-venta de divisas ampliando el diferencial cambiario entre compra y venta de divisas hasta una diferencia de 10 centavos.
  3. Aumentó a un 66,5% el encaje líquido que los bancos deben tener por cada depósito en dólares, mientras que el encaje para los depósitos en pesos es de 11%. La medida encarece el costo de los créditos en dólares.
  4. Se ofrecieron tasas ligeramente más altas a los ahorristas en pesos.
  5. Se estableció un impuesto a las transacciones financieras en dólares, que afecta sólo a las cajas de ahorros con más de 2 mil dólares y a los depósitos a plazos menores al año
  6. Se aumentaron los requisitos para otorgar créditos en moneda extranjera y se facilitó el crédito en moneda nacional, por lo que aumentó mucho la preferencia a otorgar préstamos en pesos.
  7. Se utilizó la Unidad de Fomento a la Vivienda, unidad de cuenta actualizada con la inflación local, como instrumento para realizar todo tipo de contratos en moneda local y desalentar el uso del dólar como unidad de cuenta.
  8. Se emitieron títulos públicos en moneda nacional y desaparecieron los títulos en dólares.
  9. Se emitieron títulos especiales en pesos para pequeños tenedores.
  10. Usando varios instrumentos, en especial los coeficientes de reservas y cupos máximos, se orientó el crédito bancario a las actividades productivas, especialmente vivienda, vivienda social, empresas, microcréditos y Pymes, expandiendo la cartera de créditos en casi 7 veces. Los tipos de interés que resultaron de esta política son envidiables: por debajo del 10% para los créditos hipotecarios, por debajo del 7% a los créditos de vivienda social, cercanos al 20% para el consumo, por debajo del 5% si es crédito empresarial y de 7% cuando se trata de Pymes.
  11. Se prohibió indexar las tarifas en función de la evolución del dólar.
  12. Se creó un fondo contracíclico de reservas internacionales que ronda el 25% del PIB.
  13. Implementó una política deliberada de control del monopolio y abuso de posición dominante, con seguimiento casi diario y control directo por parte de Presidencia sobre precios relevantes de la economía.
  14. Se llevó a cabo una obsesiva política de apoyo a la producción, con crédito dirigido a la inversión productiva y una vasta inversión en infraestructura que tuvo el efecto de extender el área geográfica desde donde se provee a las grandes ciudades, por lo que la oferta productiva se amplió y, con ello, muchos precios cayeron.

Y por si todo esto fuera poco, se hizo en un contexto de nacionalizaciones que, según un informe de Celag, tuvo un impacto en la economía boliviana de generación de riqueza por 74.000 millones de dólares (dos PIB del año 2017), 670.000 puestos de trabajo, ahorro de divisas del 45%, aumento de consumo del 125% y subida de la inversión hasta 11,2 mil millones de dólares (29,9% del PIB). Además, ello tuvo lugar en un clima de inflación a la baja; 1,5% en el último año, igual o más baja que la de EE. UU. a pesar del fuerte ritmo de crecimiento sostenido y de la mejora en absolutamente todos los indicadores de bienestar social y económico.

Después de todo lo expuesto, y mirando lo sucedido con Macri en Argentina, ¿quién se atreve a decir que no hay alternativa ni pragmatismo en esta propuesta económica boliviana?

Guillermo Oglietti

Dr. en Economía Aplicada (UAB). Sub Director de CELAG (Argentina)

Guillermo Oglietti es doctor en Economía Aplicada por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), postgraduado del Instituto Torcuato Di Tella de Buenos Aires y licenciado en Economía por la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC, Argentina). Dirigió el Centro Interdisciplinario de Estudios sobre Territorio, Economía y Sociedad de la Sede…

.

Alfredo Serrano Mancilla

Dr. en Economía Aplicada (UAB). Director de CELAG (España)

Alfredo Serrano Mancilla es doctor en Economía por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), España. Realizó estancias predoctorales en Módena y Bolonia (Italia) y Québec (Canadá) y un postdoctorado en la Université Laval (Québec, Canadá). Es especialista en economía pública, desarrollo y economía mundial. Se desempeña como profesor de posgrado…

FUENTE: https://www.celag.org/por-que-funciona-la-economia-boliviana/

El futuro presidente de la Argentina Alberto Fernandez analiza nuestra situación económica en su reciente visita a Bolivia y reunión con Evo Morales.

 

A propósito, habría que hacernos una pregunta en ese contexto:

¿Por qué no funciona la economía en Camiri?

Actualmente existe una recesión económica profunda en Camiri que se ha ido agudizando cada vez más por diferentes factores, más internos que externos. Afecta más a ciertos sectores sociales que a otros. Entre los más afectados es el comercial, empresas privadas, transporte, construcción y entre los que fueron menos afectados incluso que son casi privilegiados son quienes dependen del gobierno, el sector público asalariado (ediles, universidad, militares, profesores, etc.).

Lo contradictorio (aunque no sorprendente) es que este sector público (no todos) es el más férreo opositor al gobierno del presidente Evo Morales, reciben sus jugosos sueldos mensuales con una sonrisa cínica del mismo gobierno al que odian y traicionan.

Respecto a las razones internas de la crisis económica, necesariamente tenemos que incluir y repasar nuestra historia y cómo nuestros ‘ilustres’representantes institucionales gestionaron nuestra ciudad desde su fundación (que nos trajo a esta situación), y la resumimos en solo tres palabras: MEDIOCRIDAD, CORRUPCIÓN y DEPENDENCIA (para mi en este caso dependencia es sinónimo de TRAICIÓN). Porque nunca miraron el porvenir de Camiri, más allá de sus bolsillos y mezquinos intereses, la situación que tenemos no admite discusión.

De ser en su momento de gloria: la Capital Petrolera de Bolivia y sostén de su economía, hemos pasado a ser unos miserables mendigos que hacen fila para una audiencia en busca de recursos de sus majestades departamental y central. Uds. saquen conclusiones sobre la magnitud del engaño, quienes los responsables y qué se puede hacer para revertir esta situación.

Xel

Septiembre 22, año 84 DFC

, , , , , , ,

No Comments

Así debería de ser la entrada a todos los colegios

La gran mayoría de los niños en Holanda llegan al colegio en bicicleta. En el vídeo podemos ver la forma habitual para llegar a las instalaciones de los alumnos de una escuela en ‘s-Hertogenbosch (aka Den Bosch) en los Países Bajos. La escuela en sí no tiene nada de especial, son así todas en Holanda. Las escuelas holandesas tienen este mismo aspecto entre las 8 y las 8.30 de la mañana los días de clase.

Esta iniciativa cada vez toma más fuerza en algunos países de Europa, ya que los usuarios tienen una mentalidad de consumo más responsable en cuanto a la eficiencia energética.

FUENTE: https://ecoinventos.com/asi-deberia-de-ser-la-entrada-a-todos-los-colegios/

Cuando tengamos bicicletas eléctricas en Bolivia, esto será una realidad, incluso en Camiri.

Por supuesto que habrá que reacondicionar la infraestructura de nuestros colegios.

Los beneficios en salud, en cuidado del medioambiente, en educación mas responsable y consciente, son enormes.

Xel

Septiembre 17, año 84 DFC

, , , , , , , , ,

No Comments

El papelón de algunos presidentes sobre los incendios en la Amazonía

, , , , , , , , ,

No Comments

Carlos Mesa se autoasignó mil dólares mensuales en gastos de representación cuando fue Presidente

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, acusó al candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, de haber despilfarrado recursos durante su gestión de dos años de gobierno.

 

Rada dijo que Mesa tiene doble moral al hablar de despilfarro en la actual gestión y haber hecho en su gobierno presuntamente el uso de unos 4,5 millones de dólares para el pago de gastos de representación de su gabinete.
A su juicio, Mesa engañó al país cuando aprobó un supuesto decreto de austeridad en su gobierno, pero mantuvo los gastos de representación para toda la jerarquía gubernamental.
“Su sueldo mensual era de 26.900 bolivianos, más su gasto de representación alcanza a 33.921 bolivianos, eso era lo que ganaba el señor Carlos Mesa. El señor que nos habla de despilfarro”, puntualizó Rada, mostrando documentos.
“Carlos Mesa le decía al pueblo ‘no tengo plata, les tengo que pagar extendiendo la mano para pedir limosna’, pero lo que no decía es que en gastos de representación a toda la jerarquía gubernamental pagaron en 2004 unos 16 millones de bolivianos a todos esos; mes a mes recibían sus gastos de representación”, manifestó.
Rada se preguntó por qué Mesa no eliminó esos 16 millones de bolivianos para atender las necesidades de la población, por qué su gobierno no hizo un verdadero esfuerzo por la austeridad. La autoridad concluyó que en el gobierno de Mesa “había despilfarro”.
FUENTE: http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2019/08/carlos-mesa-se-autoasigno-mil-dolares.html

Esta claro que Carlos de Mesa mintió y engañó durante su gestión con la complicidad de la prensa canalla. La quema de los documentos de los Gastos Reservados que autorizó para borrar todas las huellas del robo que hicieron, expresa sin lugar a dudas, quién es.
Aquí se lo vé haciendo campaña electoral con las cenizas del incendio forestal en la Chiquitanía.
Agosto 25, año 84 DFC

, , , , , , ,

No Comments

¿Quién tiene la culpa de la crisis económica en Argentina?

Los argentinos recuerdan el papel que desempeñó el Fondo Momentario Internacional en la última recesión. También recuerdan cómo mejoró su vida con el kirchnerismo.

Por 

El autor es experto en la economía y la política latinoamericanas.

¿Qué se supone que debemos deducir de los sorpresivos resultados de las elecciones celebradas en Argentina el 11 de agosto, que sacudieron a los encuestadores y a los analistas por igual y agitaron los mercados financieros del país? En las elecciones primarias rumbo a la elección presidencial, en octubre, el candidato de la oposición Alberto Fernández derrotó al presidente Mauricio Macri por un margen inesperado del 15,6 por ciento.

La coalición de Fernández atribuye su victoria a las políticas económicas fallidas de Macri, pues lo consideran culpable de la crisis económica, la recesión y la inflación elevada que el país experimenta actualmente. Por su lado, Macri afirma que el miedo a un futuro gobierno kirchnerista fue el culpable de la turbulencia financiera tras las elecciones, así como a los problemas que ha habido en la economía desde que asumió el cargo hace más de tres años y medio. El actual presidente argumenta que tanto los mercados como el pueblo deberían temerle a este resultado.

Esta discrepancia no es solo objeto de debate académico, y tampoco es una situación exclusiva de Argentina. Es un diálogo recurrente, casi arquetípico, que surge durante las crisis económicas que permean contiendas políticas. En los últimos años, los dirigentes en turno —en el Reino Unido, España, Francia, Grecia y otros países donde las políticas económicas fallidas se enfrentaron a adversarios de centroizquierda— han usado el estribillo de Macri como una línea de ataque frecuente.

Los mercados financieros pueden alterarse por muchas razones, que pueden ser poco claras o incluso partir de percepciones erróneas de la realidad. En el caso de Argentina, está la derrota electoral de un gobierno cuyas políticas económicas han fracasado de manera evidente y una victoria para los rivales que provienen de un periodo de crecimiento económico sólido y ampliamente compartido. Esto no es algo inherentemente negativo para la economía.

Cuando Macri dice “kirchnerismo”, se refiere a las políticas, los simpatizantes y los gobiernos de la familia Kirchner, que gobernó de 2003 a 2015, primero con Néstor Kirchner y después con Cristina Fernández de Kirchner. Cristina ahora se ha postulado como compañera de fórmula del candidato presidencial Alberto Fernández y es una lideresa prominente de la coalición de oposición, aunque esta coalición peronista es mucho más grande y amplia que la base kirchnerista.

Desde la perspectiva de un economista o un científico social, no está claro el motivo por el cual deberíamos temerle al kirchnerismo. Si se observan los indicadores económicos y sociales más importantes, los gobiernos de los Kirchner estuvieron entre los más exitosos del hemisferio occidental.

Algunos cálculos independientes mostraron una disminución del 71 por ciento en la pobreza y del 81 por ciento en la pobreza extrema. Los gobiernos kirchneristas establecieron uno de los programas de transferencias monetarias condicionadas para los pobres más grandes de Latinoamérica. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto interno bruto per cápita aumentó un 42 por ciento, casi tres veces más que la tasa mexicana. El desempleó se redujo más de la mitad y la desigualdad económica también disminuyó de manera considerable. Los doce años en los que los Kirchner estuvieron en el poder se generaron importantes mejoras en la calidad de vida de una gran mayoría de los argentinos, de acuerdo con cualquier comparación razonable.

El crecimiento económico decayó en los últimos años de la presidencia de Cristina. El gobierno cometió algunos errores y también se llevó un golpe económico externo. El fallo de un tribunal federal de apelaciones en Nueva York en 2012 —una decisión que muchos consideraron cuestionable y política— tomó de rehenes a más del 90 por ciento de los acreedores de Argentina para obligarla a pagar a un pequeño grupo de fondos buitre que se negó a unirse a la reestructuración de la deuda que se determinó a principios de la década de 2000. El gobierno de Estados Unidos bloqueó los créditos de los prestamistas internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo, en una época en que la economía necesitaba el intercambio de divisas.

En contraste, durante el mandato de Macri —que comenzó en diciembre de 2015— la pobreza ha incrementado de manera significativa, el ingreso por persona ha caído y el desempleo ha aumentado. Las tasas de interés a corto plazo se han disparado del 32 al 75 por ciento actualmente; la inflación se ha elevado del 18 al 56 por ciento. La deuda pública ha crecido del 53 por ciento a más del 86 por ciento del PIB.

¿Qué tanto de esta crisis económica y mal desempeño es responsabilidad de su predecesora?

En 2018, Macri firmó un acuerdo por un préstamo de 57.000 millones de dólares: el rescate financiero más grande del FMI en la historia. El contrato del préstamo, junto con las revisiones que se le han hecho desde entonces, detallan las metas, la estrategia y la ejecución en términos económicos del gobierno. Hay mucha información disponible al público que expone lo que falló.

La estrategia principal del programa era restaurar la confianza de los inversionistas por medio de una política fiscal y monetaria más estricta. Sin embargo, como ha ocurrido con frecuencia en el pasado, estas medidas desaceleraron la economía y socavaron la confianza de los inversionistas. Para octubre de 2018, los resultados ya eran mucho peores de lo que había pronosticado el FMI. El gobierno y el FMI endurecieron las políticas fiscales y monetarias, pero no sirvió de nada.

El gobierno también desperdició más de 16.000 millones de dólares en intentos fallidos para evitar que el peso decayera y aumentó en gran medida el componente extranjero más problemático de la deuda pública. El resultado ha sido una recesión casi constante y una inflación elevada, además de tasas de interés descomunales, depreciación del peso, inestabilidad financiera y enorme acumulación de deuda pública. El incremento de la deuda es particularmente digno de atención porque Macri heredó un nivel bajo de deuda pública.

Irónicamente, el FMI es conocido en Argentina por promover políticas igual de irrealizables durante la crisis de 1998 a 2002 (que se puede comparar a la Gran Depresión de Estados Unidos en la década de los treinta). En efecto, la historia se está repitiendo, aunque en este caso el FMI tiene una alianza más fuerte con el gobierno de la que tenía hace veinte años.

Los candidatos Fernández —Alberto y Cristina— tendrán que esbozar cómo piensan salir de este desastre. Pueden explicar cómo Argentina se recuperó de una crisis económica mucho más severa, con una tasa de desempleo de más del doble que ahora y en la que millones de personas anteriormente de clase media habían caído en la pobreza. Les pueden asegurar a los prestamistas que no hay por qué incumplir con la deuda pública hoy en día, como se hizo en el pasado, puesto que entonces era completamente imposible pagar. No obstante, al igual que en 2003, la economía no puede recuperarse bajo las condiciones acordadas con el FMI, así que tendrán que renegociarse.

Millones de argentinos recuerdan la última depresión y el papel que desempeñó el FMI. Muchos también recuerdan la mejora tan rápida que hubo en la vida de la gente a lo largo de la década siguiente. Esa memoria y conciencia colectivas quizá ahora determinen el resultado de este debate recurrente sobre la economía y, con ello, la elección general del 27 de octubre y posiblemente gran parte del futuro de Argentina.

Mark Weisbrot, codirector del Centro de Investigación Económica y Política en Washington y presidente de Just Foreign Policy, es autor de Failed: What the ‘Experts’ Got Wrong About the Global Economy.

FUENTE: https://www.nytimes.com/es/2019/08/19/espanol/opinion/economia-argentina.html?partner=IFTTT

Pensar que en Bolivia tanto Mesa como Ortíz quieren hacer lo mismo que hizo Macri con Argentina: destruirla.

Xel

, , , , , , ,

No Comments

¿Qué mundo le dejamos a nuestros hijos?

La harina, el azucar, el arroz por kilos se envolvía en papel, los vasos eran de vidrio o metal y las canastas de mimbre, era un mundo donde el plástico no existía. También así se vendían los productos y alimentos en Camiri.

, , , , , , , ,

No Comments

Bolivia y el mundo

Ni los unos ni los otros logran entender la política exterior de Bolivia. Todos están sorprendidos por tanta eficacia, pero no acaban de descifrar cómo se hace lo de compatibilizar tantas relaciones aparentemente contradictorias entre sí. La razón de tanto desconcierto es bien sencilla: se siguen analizando las relaciones exteriores desde un paradigma obsoleto, basado en la idea de que “el enemigo de tu amigo ha de ser tu enemigo”. Y eso ya es agua pasada.

La transición geopolítica sigue su curso. El mundo jamás se detiene y mucho menos en lo que concierne a las relaciones entre países. El contexto geoeconómico global marca y condiciona el devenir de la forma en la que se relacionan los países. En época de “vacas flacas” el proteccionismo resurge con más fuerza. Véase, por ejemplo, lo que hace el mismo Trump. La contracción del comercio mundial en la última década es un hecho irrefutable que empuja hacia un mayor “darwinismo” como premisa básica para la inserción económica de los países en el mundo. Cada quien se lo busca como puede.

Pero no todo es geoeconómico. Existe, también, una nueva época de relaciones geopolíticas en la que los bloques cada día son más débiles. Son menos homogéneos. Y un buen ejemplo es lo que sucede al interior de la Unión Europea, donde se observa cómo hay grandes diferencias en muchos temas claves, como así ocurre con el acuerdo comercial con Mercosur. Si nos aproximamos a América Latina también advertimos cómo cada día hay una mayor dificultad para tratar homogéneamente cualquier asunto internacional al interior de cada bloque. Esto ocurre tanto en un lado como en el otro, tanto en la Alianza del Pacífico como en el ALBA. Estamos en un nuevo tiempo geopolítico en el que cada país busca su hoja de ruta internacional unilateralmente, sin que ello signifique renunciar a alianzas con socios preferentes.

Es justamente esto lo que debemos entender. Sería un error garrafal tratar de explicar las relaciones internacionales con los principios de la Guerra Fría, amparados en un marco lógico dicotómico; estás en este bando o en el otro y, por supuesto, siempre excluyentes entre sí. No. Ya no estamos bajo ese viejo paradigma. Y quien mejor lo demuestra es Bolivia, que mantiene relaciones efectivas con todo el mundo, con diferentes tonalidades e intensidades. Adapta cada relación con el otro según cada necesidad, sin ninguna renuncia a sus propios principios. Tiene claridad absoluta sobre su línea roja en base a la soberanía, pero no necesita recordarla cada vez que se sienta en una mesa de negociación. Seguramente, por haber entendido muy bien qué es lo que toca hacer en estos nuevos tiempos históricos, Bolivia es el país con “menos rechazo” por parte del resto de países de la región latinoamericana.

Evo Morales puede sentarse en la misma mesa con Duque (Colombia), Abdo (Paraguay), Vizcarra (Perú) y Macri (Argentina), al mismo tiempo que va a visitar a Maduro (Venezuela) o Díaz-Canel (Cuba); puede recibir la visita de Almagro (OEA) de la misma manera que es recibido por Putin (Rusia). Es respetado en la Unión Europea y también en Oriente Medio, Turquía e India. Es capaz de acordar financiación con la CAF y el BID en paralelo a sus convenios con China.

Esta gran variedad de relaciones no son equidistantes entre sí. Es decir, no con todos se tiene el mismo grado de sintonía y lealtad; ni mucho menos. Existen infinidad de matices en cada relacionamiento. Hay prioridades diferentes, tipologías distintas. No es lo mismo la relación comercial que Bolivia debe tener con Brasil y Argentina, más allá de las afinidades ideológicas, que la relación más política que pueda tener con otros socios. No es lo mismo la relación de conveniencia que pueda tener con instituciones supranacionales de las que requiere el aval en vísperas de elecciones, que las que tenga en base a otras alianzas ideológicas.

Bolivia ha logrado tejer virtuosamente una gran matriz de relaciones con el mundo. Compleja y heterodoxa. Donde caben todos sin ceder soberanía. La política exterior de Bolivia en estos años ha logrado una gran amplitud, sin exclusiones, pero sí con prioridades, haciendo compatible lo que parecería imposible. Evo Morales demuestra, una vez más, que sí hay alternativa, también en lo que atañe a las relaciones exteriores.

Alfredo Serrano
Alfredo Serrano
Es Doctor en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona, con PosDoctorado en Economía en Universidad Laval (Canadá). Director del Centro Estratégico Latinoamericano Geopolítico. Profesor Universitario Posgrado en FLACSO (Ecuador), Universidad Andina y UMSA (Bolivia), Universidad Hermosillo y UNAM (México), Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (España), Universidad Santa Marta (Colombia)
FUENTE: https://www.telesurtv.net/bloggers/Bolivia-y-el-mundo-20190809-0001.html

, , , , , ,

No Comments

La oligarquía boliviana

Por: René Zavaleta Mercado

…Era, en efecto, no sólo una clase opresora sino también una clase extranjera. Por su origen, por sus intereses, por sus supuestos mentales, la oligarquía boliviana fue siempre ajena en todo a la carne y el hueso de las referencias culturales de la nación. Los latifundistas y el gran capitalismo minero, vinculado directamente con el imperialismo, eran sus expresiones fundamentales. En cuanto a los primeros, sus intereses se fundaban en el despojo y la explotación de lo más tradicionalmente nacional, que son los campesinos indios. Antagónicos con relación a lo más diferenciado y original del país, a lo que en última instancia lo define, los latifundistas no podían negar en lo económico, al explotarlos, sin negarlos también en lo cultural, y así se hacen antinacionales sin dificultades, porque su propio arraigo había sido más bien contingente. Antinacionales como lo era el Superestado minero; por sus intereses económicos, ambos grupos se sirven sistemáticamente de la pedagogía antiboliviana y resultan culturalmente extranjeros.

Con sus burócratas y sus políticos, que a veces trabucaban un oficio con el otro, con la trama larga y ancha de sus intereses, de sus francachelas y sus corruptelas, el Superestado crea lo que se llamó la rosca, apelativo que es un bolivianismo que sugiere la clandestinidad de un círculo de conjurados, el privilegio de un encierro calificado y antinacional. Toda la burguesía boliviana se hizo, en mayor o en menor grado, antinacional. Los importadores porque, de hecho, no eran sino intermediarios de ventas de las manufacturas del imperialismo, y los otros sectores, como el industrial y el minero (los llamados mineros chicos y también los medianos nacionales), porque, aunque pudieron ser la raíz de una burguesía verdaderamente nacional, llegaron tarde, mucho después del Superestado, y jamás pudieron, por consiguiente, evadirse de las alternativas de un poder en el que no influían y al que, por el contrario, estaban sometidos. En la misma medida en que la burguesía y los latifundistas se hacen antibolivianos, las clases nacionales se radicalizan y, definiéndose, crecen.

Fragmento de la Formación de las clases nacionales, extraído de La formación de la conciencia nacional, 1967  

FUENTE: http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2019/08/la-oligarquia-boliviana.html

El nombre más popular para este tipo de bolivianos es: vende patrias!

(buena sugerencia de libro para leer sobre la otra historia de Bolivia)

Agosto 6, año 84 dfC y 194 dfB (Desde la fundación de Bolivia)

, , , , , , ,

No Comments