La carretera, inauguración y datos

La carretera Internacional #9 que tantas jornadas de lucha nos costó a todos en la región y en particular a los Camireños. Sin exagerar, 20 años se tardó en terminar todo aproximadamente.

Bolivia: Proyecto de la carretera Abapó – Camiri

Desafío

Alrededor del 40% de los aproximadamente 9,2 millones de habitantes de Bolivia viven en condiciones de pobreza extrema, es decir, con menos de US$1 al día. Se trata de un país montañoso y sin litoral, donde las ciudades se ubican a grandes distancias entre sí y las zonas rurales están escasamente pobladas. Dado que colinda con Argentina y Paraguay, el comercio agrícola en la zona oriental de Bolivia tiene un gran potencial, pero el sistema vial es subdesarrollado. Ello ha limitado la capacidad de los agricultores bolivianos de llevar sus productos a mercados promisorios. A fines de los años noventa, el principal obstáculo para el desarrollo económico eran las malas condiciones de los 150 kilómetros del tramo Abapó-Camiri en la principal carretera que conecta a Bolivia oriental con sus vecinos de más al sur.

Estrategia

Para abordar este problema, el Gobierno de Bolivia solicitó apoyo al Banco Mundial. La reconstrucción y pavimentación de la carretera Abapó-Camiri resultó más compleja y de mayor envergadura que anteriores proyectos de transporte ejecutados por la institución en el país. Se requería una circunvalación en un enorme puente y en las ciudades, y el trazado pasaba por varias pequeñas comunidades indígenas. El proyecto también apuntaba a financiar el mantenimiento vial pendiente en la región oriental en general a fin de aumentar el flujo vehicular hacia el tramo Abapó-Camiri.

Resultados

La inversión de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) en el Proyecto de la carretera Abapó-Camiri más que duplicó el tránsito vehicular en la carretera y redujo a la mitad los costos para los usuarios. Gracias a ello, aumentó el comercio al interior de la región y con los mercados colindantes de Argentina y Paraguay.

La construcción de la carretera Abapó-Camiri, que incluye el puente sobre el Río Grande, la circunvalación Camiri y la ruta de acceso a El Espino, beneficiaron a alrededor de 1,3 millones de usuarios. Además de costar menos de lo previsto, los estándares de diseño y construcción aplicados son comparables a los de los países desarrollados.

Aspectos destacados:
- A US$524.000 por kilómetro cuadrado, los costos reales fueron inferiores en 15% a los cálculos originales. Esta cifra es mucho menor que la correspondiente a los tramos viales construidos en Bolivia usando pavimento rígido, donde los costos finales oscilaban entre los US$700.000 y US$800.000 por kilómetro cuadrado.
- El volumen de tráfico vehicular, medido en cantidad de vehículos por día, más que se duplicó en esta ruta, desde 230 al día en el tramo Abapó-Ipati en 1999 a más de 600 a fines de 2005; y de 370 a 650 al día en el tramo Ipati-Camiri.
- La velocidad de viaje promedio aumentó más del doble durante el mismo período, de 33 a 80 km/hr en el caso de los autos, de 30 a 75 km/hr para los buses y de 17 a 65 km/hr para los camiones pesados.
- Como resultado, los costos para los usuarios de vehículos por kilómetro disminuyeron de US$0,55 antes del proyecto a US$0,22 después de él. En el caso de los camiones pesados, éstos disminuyeron de US$1,59 en 1999 a US$0,62, lo cual redundó en mayor competitividad para las exportaciones bolivianas.
- Todos los tramos de la carretera entregan beneficios económicos sólidos con tasas de rentabilidad económica entre 15% y 41%. El valor actual neto del proyecto fue de US$66,6 millones (con una tasa de descuento del 12%), cifra que supera en 40% los cálculos realizados en la evaluación.

Contribución

El apoyo financiero brindado por la AIF fue fundamental. La actual relación entre el Banco Mundial y el Servicio Nacional de Vialidad facilitó el diseño y la ejecución. El gobierno aprovechó la vasta experiencia de la institución en proyectos similares y estuvo abierto a recibir asesoría sobre disposiciones institucionales y de mantenimiento. Más aún, la participación del Banco mejoró la transparencia del proceso de licitación y restringió la intervención política, situación que ayudó a controlar los costos y mantener los plazos.

El Banco aportó su amplia experiencia en materia de protección ambiental, adquisición de tierras y reasentamiento para ir más allá de las prácticas normales adoptadas por el gobierno. El proyecto integró las inquietudes de las comunidades indígenas locales, cuya población total superaba las 15.000 personas. Además de los beneficios directos que recibieron a partir de la rehabilitación vial, estas comunidades aprovecharon el Plan de Desarrollo Alternativo para Pueblos Indígenas compuesto por 28 subproyectos en los ámbitos de salud, educación, producción agrícola, suministro de agua potable, artesanía y desarrollo de microempresas .

AIF Nicaragua

Dada la importancia del corredor Abapó-Camiri para el desarrollo agrícola de Bolivia, los gobiernos central y regional han seguido prestándole atención. En este marco, se utilizó un Plan Estratégico para la Conservación de la Red Vial Nacional 2002-2006 con el fin de formular programas de mantenimiento de las carreteras. Su sucesor, el Proyecto de mantenimiento y rehabilitación vial de Bolivia apunta en este momento a reestructurar el marco institucional de mantenimiento vial. Mientras tanto y como resultado del mejoramiento de los caminos, el comercio agrícola sigue aumentando en la zona oriental del país.

http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/EXTSPPAISES/LACINSPANISHEXT/BOLIVIAINSPANISHEXT/0,,contentMDK:22113359~menuPK:3951338~pagePK:1497618~piPK:217854~theSitePK:500410,00.html

Abapó-Camiri La vía se entregará en octubre de 2004

(Santa Cruz – El Nuevo Día)
A 14 meses de iniciadas las obras de la construcción de la vía Abapó Camiri, en los 189,7 kilómetros entre ruta principal y ramales que forman parte de la ruta No 9 de la Red Fundamental de carreteras del país, el avance de las obras ejecutadas por el consorcio Ferrovial-Apolo-Agroman alcanza al 26% y es previsible que las obras se entreguen en septiembre u octubre de 2004.

Ayer jueves, una comisión del Servicio Nacional de Caminos (SNC) al mando de su presidente, José María Bakovic, realizó una inspección a las obras que se desarrollan en seis tramos.
La obra fue adjudicada en el segundo semestre de 2001 tras las medidas de presión ejercidas por las entidades cívicas de la región chaqueña. Dividida en seis tramos, cinco encargados al consorcio colombo-boliviano-español Ferrovial, Apolo-Agroman y el último a Ica Bolivia, la carretera está presupuestada en 100,8 millones de dólares, de los cuales ya se utilizaron, al 30 de abril pasado, 26,1 millones.

El nivel de avance de los tramos varían entre 21 y 36% por lo que los fiscalizadores prevén que la obra entera se entregue en octubre de 2004, plazo que se ajustará al cronograma de contratos.
Aunque los contratistas se muestran optimistas por el avance en la preparación previa al pavimento con asfalto flexible, no dejan de ocultar que la fase más crítica ya pasó el término de las negociaciones sobre el derecho de vía a propietarios de viviendas y propiedades agrícolas que fueron afectados por el proyecto. Para estas operaciones, se hizo uso de 400.000 dólares. Pero aún resta la reubicación de ductos petroleros, labores a las que se destinará unos 100.000 dólares.

Pero los conflictos no acaban allá. Según Bakovic, las organizaciones indígenas de guaraníes se han convertido en un obstáculo por cuanto pretenden exigir iguales compensaciones que las que cedieron los proyectos de tendido de ductos petroleros por concepto de impacto ambiental. “Los impactos de la carretera respecto a un gasoducto son distintos; la demanda no es racional”, dicen los ejecutivos de las constructoras.
A la construcción de la vía se prevé que las exportaciones que transitan por la región con dirección a los mercados de Argentina y Paraguay por un valor de unos 20 millones de dólares, se incremente hasta 2005 en un 40%.

Según la Cámara de Transporte del Oriente, el 30% del transporte internacional que se registra a diario transita por esta ruta, por lo que el asfaltado es esencial, hará más competitivos a los productos bolivianos, ahorrará tiempo y dinero, y el flujo comercial aumentará.

http://www.bolivia.com/noticias/autonoticias/DetalleNoticia13693.asp

Inauguran la Carretera Abapó – Camiri

(Hilton Heredia, Camiri)ELDeber

La moderna carretera Abapó-Camiri, de 191 kilómetros de longitud y cuya construcción demandó una inversión de $us 105,6 millones beneficiará a siete departamentos del país, destacó ayer el presidente de la República, Carlos Mesa, al inaugurar la obra en un acto realizado a dos kilómetros de Camiri, donde comienza el tramo a Abapó.
La ruta de vinculación internacional posibilita la conexión entre el oriente boliviano con Argentina y beneficiará la comercialización de los productos de Santa Cruz, Beni, Pando, Cochabamba, Chuquisaca, La Paz y Tarija.
En el acto el Presidente rindió homenaje a la gente de Cordillera que trabajó organizadamente en el proyecto y agradeció el respaldo financiero del Banco Mundial y del Fondo Financiero de la Cuenca del Plata. También hizo mención especial por su aporte al desarrollo de la vía a los ex presidentes de Bolivia, Hugo Banzer Suárez, Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada.
El primer mandatario también ponderó el trabajo del Servicio Nacional de Caminos por la concreción de los 190 kilómetros, divididos en seis tramos que comenzó en enero de este año.
El ministro de Servicios Y Obras Públicas, Jorge Urquidi, resaltó las obras que fueron ejecutadas por el consorcio hispano-boliviano Agroman- Ferrovial-Apolo.
La supervisión estuvo a cargo de la sociedad boliviana-estadounidense DCIL- CAEM- Soinco y el SNC por $us 5 millones. Los accesos costaron $us 7 millones, el tramo Abapó-Ipitá de 63 kilómetros demandó $us 36 millones, el Ipitá- Ipati de 48 kilómetros, $us 27 millones; Ipati-Camiri de 30 kilómetros fue construido por $us 16 millones; el acceso a El Espino de 38 kilómetros costó $us 9 millones. La circunvalación Camiri-acceso a Choreti por $us 5 millones. Estos son tramos que completan Trinidad-Yacuiba en el corredor vial Norte-Sur que atraviesa todo el país.
La representante del Banco Mundial, Nadia Zeballos, dijo que esta obra se constituye en un paso fundamental de integración y trae consigo menores costos.

La Prefectura entregó fondos a municipios

La Prefectura de Santa Cruz entregó fondos concurrentes a los municipios de la provincia Cordillera durante la inauguración de la carretera Abapó-Camiri, realizado ayer en Camiri, a 291 kilómetros de la capital cruceña.
El prefecto Carlos Hugo Molina fue el encargado de entregar los cheques en presencia de los consejeros departamentales. El municipio de Camiri recibió Bs 143.000, para el proyecto de aulas, empedrado de una escuela, la construcción de la plataforma base y otros.
Lagunillas se vio beneficiada con Bs 79.000 para el cien por ciento del sistema de agua Ipati. Las autoridades de Boyuibe recibieron Bs 39.000 para el mercado. En tanto que al municipio de Charagua le entregaron Bs 79.300 para la construcción de un centro polifuncional.
A Cabezas le entregaron Bs 23.000 para la construcción de la escuela de Río Seco, y a Gutiérrez Bs 1 millón para los atajados del sistema de agua y la construcción del salón multiuso de Sausalito.

Relacionado:

RED VIAL DE BOLIVIA página con muchos datos técnicos y económicos de la Corporación Andina de Fomento, sobre las carreteras en Bolivia y claro, también está el tramo Abapó – Camiri.

ESTUDIO DE EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL CARRETERA ABAPÓ – CAMIRI .- Se trata del índice del estudio. Es un dato histórico.

 

  1. No comments yet.

You must be logged in to post a comment.