Sacha Llorenti presenta su libro sobre quiénes están detrás de los medios de comunicación en Bolivia: “La verdad secuestrada”


REVELAN EN UN LIBRO LOS PODEROSOS INTERESES QUE MUEVEN A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN BOLIVIA

Sacha Llorenti, ex ministro de Gobierno (foto de archivo)

La Paz, 30 de julio (MC).- ¿Quiénes están detrás de los medios de comunicación en Bolivia?, ¿qué intereses económicos poderosos los mueven? Estas interrogantes son ampliamente respondidas en un libro “revolucionario” que apunta a “desmantelar” el poder económico empresarial “mezquino, obscuro y sectario”. Se trata del libro “La verdad secuestrada” (Medios de comunicación privados y el proceso de cambio en Bolivia) cuyo autor es el ex ministro de Gobierno Sacha Llorenti Soliz, presentado en la noche del lunes en Palacio de Gobierno y comentado por el vicepresidente, Álvaro García Linera y por el diputado Héctor Arce Zaconeta.

El ensayo muestra una inquietante radiografía del poder mediático privado construido en los últimos años en derredor de grandes empresarios que convirtieron a los medios de su propiedad en partidos políticos para defender sus intereses oligárquicos. El mensaje es claro: defender el derecho de los ciudadanos a conocer la verdad y que los medios recobren su credibilidad y transparencia por el bien de la democracia, puntualizaron en su exposición el ex ministro de Gobierno y el diputado Arce.

Para el vicepresidente Álvaro García Linera, aparte de ser un valioso aporte en la toma de conciencia sobre la realidad de los medios, el libro “La verdad secuestrada” es un herramienta (que deberíamos llevar todos bajo el brazo) para discernir lo que está detrás de las informaciones que difunden.

En realidad, detrás de lo que dicen los medios privados: radio, televisión y prensa escrita, está el poder económico de los empresarios, de los que ponen la plata. Tanto Sacha Llorenti, como García Linera, describieron, recogiendo partes de la investigación documentada, a cada uno de los dueños y grupos de poder que poseen medios televisivos y escritos.

En este orden, según el mandatario, el aporte de Llorenti Soliz es, además, una gran investigación que se constituye en una arma revolucionaria para descubrir quienes están matando a la libertad de expresión, mientras “se llenan la boca de libertad de expresión y la están degollando”, cuando ese derecho fue una conquista de los movimientos y organizaciones sociales y del pueblo boliviano.

CONCIENCIA FRENTE A LA MENTIRA

Pero no son impunemente poderosos, recalcó el vicepresidente. Si lo fueran, remarcó, no habría sido elegido presidente Evo Morales. El pueblo no cree lo que dicen los medios privados, puesto que se da cuenta de la sistemática manipulación. Frente a las mentiras y a la tergiversación de la verdad en los medios, “respondemos con la conciencia, porque hemos sabido respetar la libertad de expresión”, aseveró. Recomendó que, tras la lectura del libro “La verdad secuestrada”, “sepamos procesar de dónde viene la información” que nos bombardean los medios. De hacerlo, la batalla está ganada, afirmó.

MEDIOS ESTATALES E INTERÉS COLECTIVO

Marcó una clara diferencia con los medios estatales. Éstos no están sometidos a otro interés que no sea el del Estado. Y el Estado somos todos. Responden, con las informaciones que transmiten, al interés común de todos los bolivianos, advirtió García Linera. Los empresarios tergiversan las noticias para proteger sus intereses. Es, en otras palabras, la dictadura del poder empresarial que detentan sus medios de comunicación.

En al contextualización del ensayo, Sacha Llorenti hizo una analogía de lo que acontece actualmente en países como Ecuador, Venezuela y Bolivia, con lo que sucedió durante el golpe de Estado a Salvador Allende en Chile, planeado por la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA). La estrategia diseñada para derrocar al ex presidente chileno guarda ciertas similitudes con las acciones y actitudes del poder mediático. Comprender esta realidad es un tema vital en el desarrollo de la revolución democrática, sostuvo.

CONTENIDO

En su contenido, el primer capítulo desarrolla el marco teórico conceptual sobre los derechos fundamentales a la comunicación y a la información.  Además menciona el marco histórico internacional sobre la manipulación mediática, la desinformación y los intereses geopolíticos.

Uno de los aportes importantes del ex ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, es la ejemplificación de casos emblemáticos sobre el uso de propaganda y del alineamiento de medios de comunicación en contra de gobiernos progresistas.

Ya en el segundo capítulo se plasma una radiografía del poder económico empresarial existente detrás de los medios de comunicación privados.

Apoyado en fuentes institucionales, periodísticas, y en los trabajos de varios autores, Llorenti demuestra que existen intereses económicos, políticos y de clase que se encubren detrás de las pantallas de televisión, de algunas radios y periódicos.

En el tercer capítulo, se hace una explicación de los mecanismos e instrumentos utilizados cotidianamente para lograr la desinformación mediática.

La parte central del trabajo analiza casos específicos sobre el rol de los medios de comunicación durante diferentes procesos como el de la Asamblea Constituyente, los referéndums sobre estatutos separatistas, el referéndum ratificatorio del Presidente, Evo Morales,  de  agosto de 2008.  Además aborda el golpe cívico prefectural, la ofensiva contra la nueva Constitución Política del Estado, los linchamientos mediáticos, el narcotráfico, la economía, y las campañas contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Finalmente se hace una aproximación histórica de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que en criterio de Sacha Llorenti ha demostrado en varias oportunidades intromisión en asuntos internos  de diferentes países, entre ellos  Bolivia.

http://www.comunicacion.gob.bo/noticias/2012-07-30/revelan_en_un_libro_los_poderosos_intereses_que_mueven_a_los_medios

_de_comunicacion_en_bolivia_b397fde8b7fe0464a232d0f43a7c0817.htm

Todavía no lo tengo, pero sin duda que lo leeré y muy probablemente se confirmará lo que siempre hemos sostenido. Que en Bolivia y también en Camiri, existe una “dictadura de medios privados de comunicación” que ha secuestrado la “opinión pública” y que en realidad esa opinión pública es de los dueños de los medios, de esa oligarquía empresarial “vende patria”. Este libro y su autor están siendo atacados, “ninguneado” o menospreciado” por casi todos los medios privados en Bolivia. Veamos sus titulares al respecto:

Oposición: Libro de Sacha es el preludio para cerrar medios de prensa privados

Verdad de la verdad

El MAS insiste en regular medios

Valverde: “El libro de Llorenti y las alabanza de Linera son para agarrar a los medios de comunicación
Xel

, , , , , , ,

Comments are closed.