Divide y reinarás


DIVIDE Y REINARÁS

Ubaldo Padilla Pérez

Camiri ha sido presa desde su nacimiento de una serie de hechos que han marcado su destino. En sus inicios, los obreros de la industria petrolera fueron castrados intelectualmente por la abundancia que generaba el oro negro. Mientras ellos vivían en la periferia del campamento; los ejecutivos y técnicos de la empresa, “intelectualmente superiores”, vivían en la comodidad de una zona residencial pagada con el dinero del negocio, ¿recuerdan?. Muy pocos obreros escaparon a esa dependencia y mandaron a sus hijos a estudiar para que volvieran a emanciparlos; algunos volvieron con profesión o sin ella, los más se quedaron en otros pagos.

Luego hubo un tiempo en el que los del partido de la revolución sin mucha formación política ni profesional imponían condiciones; para ese entonces Camiri no tenía agua potable, luz eléctrica ni carretera que la comunicara con el mundo exterior.  Fue en ese tiempo en el que el presidente de la república Alfredo Ovando Candia (1966) la nombró CIUDAD PETROLERA DE BOLIVIA como respuesta a los pedidos de agua potable, luz eléctrica y carretera como si el título de Ciudad Petrolera por si sola habría de solucionar los problemas básicos de la gente.

En otro tiempo, un poderoso Sindicato Petrolero, ponía y sacaba a sus allegados en los cargos claves; hasta que llegamos a este periodo histórico, en el que se repite la estrategia.

Como ven, en todos los tiempos, el denominador común ha sido DIVIDIR PARA REINAR como clave para acceder, permanecer y gozar del poder; poder que es utilizado para beneficiar a quien mansamente obedece; los otros, los que quieren pensar con cabeza propia; los que piensan en función del bien común y no de intereses particulares son arrollados por la maquinaria del poder, que se construye con  la plata de pueblo y se instala en diferentes instituciones. Ese mal ha sido y será la causa de la pobreza material y espiritual de la mayoría de los camireños; ese mal ha combatido a medios de comunicación y comunicadores progresistas y a profesores visionarios y a obreros revolucionarios; ese mal ha prostituido la política y ha sepultado movimientos de intelectuales que en distintas épocas han querido promover las distintas expresiones del arte; si no es así, porque entonces en Camiri con fondos públicos no se publica ni un panfleto?, no se investiga nada?; porque no tenemos un festival musical grande?; una Red de bibliotecas?; concursos de teatro, poesía, historia, fotografía, pintura, escultura……? La respuesta es sencilla, inculcar en nuestra  gente esas expresiones del alma, es convertirla en gente sensible y crítica; es quitarle la venda de los ojos para que vean que hay detrás de cada acción de sus autoridades, de cada palabra de sus líderes; es fortalecer la memoria colectiva, para que cuando alguien que  militó ayer en la extrema derecha y de pronto se pasa a la izquierda sea castigado en las urnas; para que cuando alguien que ayer se fotografió con Avalos y ahora  con Costas sea desautorizado por el pueblo.

Si el pueblo no tiene memoria, es porque alguien se encarga cada día de borrársela con música chicha, desfiles de chutas y circo. Ese es el pueblo que quieren los que no le quieren; los que quieren que exista solo como rebaño; contra ese mal, la información clara, precisa y documentada es buen antídoto; la educación liberadora y constructivista es el remedio.

Seguro que no será nada fácil; seguro que mandarán a detener a sus gestores y a callar a sus voceros; seguro que organizarán tomas de instituciones e institucionalizarán el odio contra sus promotores; no tengan miedo; aunque parezcan muchos, cada vez son menos; al lado de ellos el pueblo es inmenso, es infinito, es sabio, es invencible; como dijo Marcelo Quiroga Santa Cruz; “aquellos que parecen capaces de todo, no serán capaces de detener la historia”.

Santa Cruz de la Sierra, febrero de 2012

, , , ,

  1. #1 by Xel on 17 February 2012 - 15:24

    Cada uno puede aportar al cambio de mentalidad retrógrada que impera en Camiri. Con nuestro propio ejemplo, nunca imponiendo, sí discutiendo, no con violencia, sí con ideas y argumentos. Los que saben mas y conocen mas tienen mayor responsabilidad y compromiso, callar o no hacer nada es ser cómplices de la actual situación degradante. Sigue escribiendo!

Comments are closed.