Argentina elecciones 2011: Cristina ganó con el mayor porcentaje desde 1983


Tercer turno con liderazgo nítido y fuerte

elecciones_arg_2011La fórmula Cristina-Boudou arrasó en la provincia de Buenos Aires y ganó en todos los grandes centros urbanos, menos Rosario y Vicente López. El radicalismo no consiguió Mendoza. Binner, segundo. La segunda de 2007, Carrió, última detrás de Altamira.

Por Martín Granovsky

Desde ayer los dos países más grandes de la región están en el mismo escalón político: el modelo sudamericano de reforma con inclusión que ya había ganado un tercer turno en Brasil ganó su tercer mandato en la Argentina de la mano de Cristina Fernández de Kirchner. La Presidenta consiguió no sólo la reelección, sino la consolidación de su liderazgo político al frente de una alianza social y política heterogénea que le brindó el triunfo más amplio de la historia argentina.

Cristina quedó tercera en votos, después de Juan Perón e Hipólito Yrigoyen. Hasta ayer ese lugar era ocupado por Raúl Alfonsín, con su 51,7 por ciento de 1983.

El último lugar fue para Elisa Carrió, la mayor crítica individual del kirchnerismo, que quedó después de la fórmula del Frente de Izquierda encabezada por Jorge Altamira. “Encabezamos la resistencia a Cristina Kirchner y su proyecto mentiroso y malo para la nación”, dijo luego de aclarar que la jefatura de la oposición pasó por los votos a Hermes Binner. Ricardo Alfonsín perdió el segundo lugar que había alcanzado en las primarias del 14 de agosto y hasta volvió a ser derrotado en su lugar en el mundo, Chascomús.

Anoche Cristina incluso se dio el gusto de bailar “Arde la ciudad” en la Plaza de Mayo, a metros donde hace casi un año fue velado Néstor Kirchner. Antes alcanzó a decir un saludo no apto para melancólicos: “Quiero darle las gracias a esta multitud de jóvenes argentinos que volvió a recuperar la Plaza de Mayo. Este es un momento histórico superador de aquellos momentos. Porque esta Plaza fue momento de alegrías pero también de desencuentros y enfrentamientos. Yo quiero celebrar que esta juventud viene a la Plaza a levantar las banderas con alegría y no con odio”.

Y en tono de jefa política dio una recomendación: “Les pido que se organicen en los frente sociales, en los frentes estudiantiles, para defender a la patria y los intereses de los más vulnerables y para que nadie pueda arrebatarles lo que hemos conseguido”.

La intensidad de la ola electoral puede medirse a través de un triunfo: en Mendoza, la provincia de los radicales Julio Cobos y Roberto Iglesias, Cristina triunfó por más de un 50 por ciento y le hizo ganar el distrito al candidato peronista.

En la provincia de Buenos Aires Cristina obtuvo el 57 por ciento y Hermes Binner, del Frente Amplio Progresista, quedó segundo con el 14. El triunfo del Frente para la Victoria fue contundente y garantizó el espesor de la victoria nacional. También indicó que desde el punto de vista político cicatrizó la crisis política de la 125.

La Presidenta ganó otros dos grandes distritos, Santa Fe y Córdoba. En los dos el FAP fue la segunda fuerza. En Santa Fe Binner quedó muy cerca de Cristina pero no pudo ganar en el territorio que hoy gobierna.

ARTÍCULO COMPLETO DE PÁGINA12

, , ,

Comments are closed.