6 de agosto: Bolivia festeja con redistribución, inclusión, autonomía y soberanía


EL MINISTRO ROMERO SOSTIENE QUE EL PAÍS VIVE EL MOMENTO DE CAMBIO MÁS IMPORTANTE DE SU HISTORIA

Bolivia llega a sus 186 años de independencia con inclusión social, redistribución de la riqueza, profundización de la democracia, autonomías, disminución de la extrema pobreza y estabilidad económica. Este escenario hace concluir al ministro de la Presidencia, Carlos Romero, que el país vive el momento más importante de su historia.

Por su lado, la diputada Betty Tejada, del Movimiento Al Socialismo (MAS), el analista político Reymi Ferreira y el director de Descolonización, Idón Chivi,  coinciden, en declaraciones separadas, con la visión de Romero.

Sin embargo, el diputado de la opositora Convergencia Nacional (CN) Andrés Ortega considera que el país se quedó anclado en el siglo XX.

PERÍODO SIN PRECEDENTES

“Bolivia está viviendo el período más importante de nuestra historia, porque las transformaciones estructurales que protagoniza el pueblo boliviano y reestructura la organización estatal y de la sociedad colectiva, no tienen precedentes y son muy profundas”, dijo Romero.

El Ministro recordó que los indicadores sociopolíticos hasta antes de 2006, con unos 60 golpes de Estado y 26 reformas constituciones, configuraron un Estado excluyente y con baja legitimidad, por lo tanto, con altos grados de inestabilidad e ingobernabilidad política.

Romero evocó que Bolivia, hasta 2005, con un promedio de desigualdad entre pobres y ricos de 1 a 70, era el país más desigual de la región donde el promedio era de 1 a 60.

“Ahora hemos reducido el promedio de desigualdad (…) fundamentalmente con la política redistributiva de ingresos a partir de los bonos y rentas”, sostuvo.

A eso se suma la duplicación del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, y la reducción del desempleo y la deserción escolar.

RESERVAS E INCLUSIÓN

Además, Romero considera que la multiplicación de las reservas internacionales, de 3.178 millones de dólares de 2006 a los más de 11 mil millones de dólares en este año, contribuyeron a mejorar los índices de desarrollo social y económico. Estos indicadores también permitieron mejorar los niveles de inversión pública.

Sin embargo, para Romero, desde 2006, “sobre todo se ha incluido a los indígenas, reconociéndolos como sujetos colectivos y titulares con derechos colectivos, a partir de la refundación del nuevo Estado Plurinacional con la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado en 2009”.

En este período de Gobierno, entre otros, se titularon 23 millones de hectáreas a favor de comunidades indígenas y campesinas, dijo.

AUTONOMÍAS

Para Romero, la desconcentración del Estado Plurinacional, que descentralizó el poder político a través de autonomías, permitió que las regiones incrementen sus ingresos fiscales en 250% en los últimos cinco años.

Ese desarrollo socioeconómico, la profundización de la democracia, el afianzamiento de los derechos humanos y las políticas de crecimiento compatibles con el equilibrio ambiental y los derechos de la Madre de Tierra “nos deben hacer sentir orgullosos, y seguros que tenemos destino en común”, afirmó Romero.

La autoridad destacó la profundización de la erradicación de los resabios colonialistas y la recuperación de la soberanía a partir de la nacionalización de los hidrocarburos. El analista Reymi Ferreira coincidió con Romero en sentido de que el proceso de cambio consolidó la inclusión social.

CONSTRUIR UN NUEVO ESTADO

De su lado, Tejada resaltó como un logro generacional el “inédito” proceso de nueva configuración del país con la refundación del Estado Plurinacional con un profundo “pluralismo multiversal”.

“Ahora, a esta juventud, y la generación que protagonizó esta revolución democrática junto con los sectores sociales, le toca jugar un rol histórico (…) de transitar en la inclusión, en lo económico y las políticas sociales, en todo el país”, dijo.

En criterio de Tejada, el proceso de implementación de la CPE y la plurinacionalidad son hitos importantes en las transformaciones estructurales del país. “Es un hecho profundamente importante para cualquier Estado, y en Bolivia estamos transitando de manera ejemplar”, sostuvo.

SOBERANÍA ECONÓMICA

La asambleísta, por separado, coincide con el ministro Romero e identifica la estabilidad económica como otro hito importante de este proceso.

“Este rasgo es un modelo ejemplar, reconocido internacionalmente por organismos especializados como el Banco Mundial, lo que demuestra que la soberanía económica empieza a rendir sus frutos y nos lleva a perder la situación de Estado concesional de crédito, es decir, que ya no somos un país que necesite favores económicos”, dijo.

El analista Ferreira apoya el punto de vista de Tejada y afirma que la soberanía económica es uno de los hitos del proceso de cambio. El académico destacó “la nueva CPE, la inclusión de los grupos indígenas originarios que antes, siendo mayorías, eran tratados como minorías y ahora asumieron plenamente el perfil de ciudadano”.

Romero, por su lado, considera que la industrialización del país es uno de los retos del Gobierno.

La oposición ve un país que continúa en el siglo pasado

El diputado de la opositora Convergencia Nacional (CN) Andrés Ortega   considera que los 186 años de su creación de Bolivia hallan a un país sin perspectivas.

“Yo creo que encontramos a un país igual y con más diferencias; pero sobre todo sin una visión de futuro, donde el Vivir Bien todavía no se llega a entender ni sentir en el pueblo”, sostuvo al asambleísta.

En ese contexto, Ortega ve a Bolivia como un país rezagado con relación a sus similares del mundo. “El siglo XXI ya ha empezado hace mucho tiempo, y nosotros seguimos en el siglo XX, no hay una visión futurista de la realidad”, expresó.

Para Ortega, esa ausencia de visión de un país del siglo XXI, por parte del Movimiento Al Socialismo (MAS), impide tener una “Bolivia moderna, diferente, con esperanza y oportunidades”.

“No se generaron las condiciones para que no haya enfrentamientos, y el pensar diferente es cada vez más difícil”, insistió. No obstante, Ortega manifestó que los bolivianos no deben perder la esperanza, “porque por encima de los partidos y las ideologías, primero están los intereses de Bolivia”, sostuvo.

Fuente: http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-08-06&idn=51551

, , , ,

Comments are closed.