Posverdad y los medios de comunicación social


Por: José Ángel Chacón
En la Conferencia magistral: ‘Medios digitales, post-verdad y comunicación legislativa”, que ofreció Alejandro Piscitelli, maestro en Ciencias Sociales , en el marco del IV Encuentro de Medios Legislativos de Comunicación de América Latina y el Caribe organizado por Parlatino; se analiza el panorama desalentador representado por la manera como los políticos utilizan los medios digitales de comunicación para transgredir la noticia.
En la actualidad estamos viviendo dos historias distintas: la verdad y la creada por los medios de comunicación. Lo absurdo es que actualmente, conocemos cada vez más la historia creada por los medios de comunicación y no la verdad.
Un ciudadano que haya querido informarse de verdad, ha tenido que lidiar con noticias falsas en los medios de comunicación. Los medios tradicionales durante los últimos años han perdido gran credibilidad. Pero al mismo tiempo que disminuye la veracidad de la televisión, la radio y el cine, aumenta la popularidad del internet; esto quiere decir, que en la actualidad mayor cantidad de personas están utilizando las Redes Sociales, Facebook, Youtube, otras, para informarse.
Según el doctor Alejandro Piscitelli: ‘vivimos en un mundo donde no conocemos lo que está pasando, no tenemos categorías mentales, intelectuales y conceptuales para comprender lo que está pasando’. Esto significa que estamos viviendo una nueva etapa histórica llamada ‘posverdad’.
¿QUÉ ES LA POSVERDAD?
Según el Diccionario Oxford esta palabra hace referencia a lo ‘relativo o referido a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales’.
Esta voz es un neologismo que se utiliza para definir la propaganda y la manipulación populistas. Sin embargo el uso del vocablo cae en lo que denuncia; ya que oculta la realidad tanto como quienes la corrompen. Lo contrario de la verdad no es la posverdad, es la mentira. Esta expresión trata de captar la conmoción ocasionada por la victoria de Donald Trump.
La posverdad es un término que define cómo los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, a diferencia de la mentira, la manipulación o la apelación a la emoción. Esto hace que muchas personas opinan muchas veces sin tener datos que compruebe sus opiniones.
LA ERA DE LA POSVERDAD
La posverdad es una señal de un cambio cultural, uno de los más recientes ejemplos ha sido la elección de Trump. Es posible que su aceptación por los electores, fue producto de un cambio o una reacción emocional en una audiencia atrapada por las redes sociales.
Muchas veces somos conscientes de las falacias en los discursos de los políticos; pero nuestro deseo de cambio es tan grande que nos disponemos a aceptarlo con la esperanza de ver una transformación.
La era de la posverdad es una cultura de masas que tiene a las redes sociales y Facebook como los medios de prevalencia. Aquí una opinión reproducida miles o tal vez millones de veces se transforma en algo tan satisfactorio como un hecho.
Vivimos en una época de incertidumbres e inseguridades ya instaladas por la crisis de valores, instituciones, formas de vida y pilares sociales que han provocado un cambio cultural. Este cambio cultural ha sido producto de la decepcionante y tensa realidad social que ha frustrado, indignado o despistado a centenares de millones de personas en el mundo; además, el fracaso de la política y de las instituciones para ofrecer resultados reconfortantes mientras recurre a mensajes desacreditados. La posverdad depende de la repetición a un nivel nunca alcanzado por un debate académico.
LOS EFECTOS DE LAS REDES
El Internet desplazo el monopolio del pensamiento distribuido y organizado alrededor de un sistema más o menos plural de medios profesionales de comunicación en manos de propietarios privados o del sector público.
Hoy, las redes sociales, las comunidades virtuales y los grandes buscadores, se han constituidos en medios alternativos de información ciudadana y de activistas sociales y cívicos. Apesar de que tienen la capacidad de no ocultar nada, carecen de los filtros que certifiquen su veracidad y en consecuencia pueden ser fuentes de promoción y divulgación de posverdades.
Este tipo de mentira y medias verdades se esparce por todos los niveles y enferma la sociedad, por consiguiente, es necesario que la ciudadanía enfrente esta ola de la posverdad con pensamiento crítico, discernimiento, sin dejarse llevar del fanatismo y trabajando por una democracia real y transparente.
Es necesario cambiar la forma de transmitir las noticias,y para que sea objetiva, ha de ser infográfica, visualizada, y pictograma; de seguro, este será un medio eficaz para cambiar el rumbo de la participación directa de los ciudadanos en la política, de manera que el vacío generado a lo largo de los períodos electorales no siga siendo aprovechado por determinados poderes para hacer de los programas electorales y de los partidos políticos papel mojado.

FUENTE: http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2018/01/posverdad-y-los-medios-de-comunicacion.html

Relacionado: ‘Este oficio’ por Freddy Morales


, , , , , ,

Comments are closed.