El desprecio hacia el “inferior”


Henry Larrea Pdte. Colegio Médico de la ciudad de La Paz y su frase discriminatoria.

Por: Rocio Molina

Ha surgido una tendencia en las redes sociales (#paraelcv) de ridiculizar la supuesta “insignificante” formación médica de la ministra de Salud, mofándose de sus conocimientos y comparándolos con cosas insignificantes. Los internaturas no solo desprecian a la ministra Campero, sino extienden su desprecio hacia todo el gabinete al que ridiculizan en su formación, a la que consideran poco menos que nada.

Esto no es nada nuevo. Una buena parte de la pequeña burguesía que se considera a sí misma “culta, sagaz, democrática, oportuna e inteligente) siempre ha despreciado a dirigentes del M.A.S., calificándolos de “cholos, ignorantes, estúpidos” entre otras cosas (un desprecio en general hacia a los movimientos sociales lo expresó el presidente del Colegio Médico, cuando señaló que ellos, los médicos, “leían” y no eran como los movimientos sociales, irracionales). Este episodio muestra que se puede ser “culto” e irracional a la vez. Y se puede despreciar “cultamente”.

Lo he visto de cerca, porque el desprecio de “mi” clase pequeño burguesa me ha tocado directamente cuando me han preguntado paternalistamente: “¿Cómo una chica como tú puedes estar con estos cholos?” No entienden que yo puedo apoyar esta tendencia, pues en mi propia familia me “aclararon”: “Seguro te están pagando, porque si no, no puedo entender cómo apoyas a estos cholos”.

Creí que habíamos empezado a cambiar la Bolivia racista, clasista, paternalista, machista, patriarcal, pequeño burguesa, pero veo que todavía falta mucho. Diez años no habían sido suficientes para acabar con el odio que tienen se tiene hacia los indios en el poder.

Y no lo digo porque crea que los indios por ser indios tengan que estar en el poder, sino porque como lo dijo Franz Tamayo, no puede existir una Bolivia sin que su esencia, lo indígena, sea el protagonista principal, la identidad principal.

Es interesante ver quiénes desprecia a Ariana Campero, no son indígenas, por supuesto, y la desprecian por haber estudiado en Cuba, en la “pobre” Escuela Latinoamericana de Medicina que los cubanos instalaron para que los pobres del Tercer Mundo también puedan estudiar medicina.

Pero el desprecio es virulento e irracional.

Hoy mismo en la mañana un médico que creía amigo me lo ha soltado en la cara y me ha dicho que él no se rebaja al nivel de Campero porque había estudiado “en Chile” y cuando yo le ofrecí discutir con argumentos racionales me soltó que “no tiene nada que discutir conmigo”.

Falta mucho, pues tenemos que regular el uso de la medicina tanto para resguardo de la noble profesión médica como para la protección del paciente. Y eso sinceremente creo que hace el artículo 205 y el D.S. 3385.

Pero a estas alturas, buena parte de los que se oponen a estas medidas ya ni ven el problema de fondo y prefieren simplemente ridiculizar a la titular de salud, a quien ya han descalificado como interlocutora válida… “Obvio, es parte del gobierno de indios comunistas, corruptos, comprados, incapaces por estudiar en Cuba… No han estudiado en el extranjero feliz” (el liberal por supuesto).

Me da pena esto, mucha pena, pero me da mucha más fuerza para seguir construyendo esta Bolivia democrática en el sentido que dijo el Presidente Evo y que no quisieron entender, en el sentido de seguir siendo protagonistas del cambio con el favor del pueblo. No escatimaremos esfuerzos, todos los esfuerzos legales para ello, combatiremos a las mentiras, de adentro de Bolivia y de afuera, defenderemos la dignidad de hombres y mujeres. Fuerza Ariana Campero. Tú no eres la que denigras, la que te burlas con sorna, no tienes por qué hacerlo.

A los que te denigran debiera darles vergüenza, pero tal vez ni eso tienen. Nosotras, las verdaderas mujeres fuertes seguiremos firmes adelante. Falta todavía destronar el actual capital simbólico, esa violencia cultural de los privilegiados en el acceso del mismo. Lo lograremos, no lo dudes, Ariana.

 

Concejal de Cochabamba

FUENTE: http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2017/12/el-desprecio-hacia-el-inferior.html

Reafirmamos que la lucha contra la discriminación, el racismo, el machismo, etc., es decir, todas taras de la ideología colonial. No será fácil, porque esta comprobado que las raíces de dicha ideología penetraron todas las capas sociales y continuan reproduciendose dentro la familia, la escuela, las ceremonias de elecciones de reinas, actos matrimoniales, la iglesia, e incluso la arquitectura colonial, ¿por qué crees que en cada plaza de pueblo existe una iglesia?…o sea, la ideología colonial se reproduce a través de las instituciones, es por esto que el racismo y la discriminación persisten.

Los médicos y sus frases discriminantes en sus marchas, así como la de sus dirigentes, son la prueba. Como dijo un viejo historiador boliviano:  “En 1825 con la independencia dejamos de ser una colonia de la corona Española, pero no en nuestros corazones.” ¿Hasta cuando?

Xel

, , , , , , , , ,

Comments are closed.