21F 2016, a un año de la infamia que puso al descubierto la manipulación mediática del Cartel de la Mentira


21F: Legalidad vs. Legitimidad

El 21 de febrero de 2016 se produjo en Bolivia un atentado contra la democracia, una operación destinada a manipular la voluntad de la ciudadanía e influir en el sentido de su voto en el referéndum.

Esta manipulación, realizada desde algunos medios de comunicación privados, no fue ajena a la situación de la región, donde hemos podido ver como desde los medios masivos se construían matrices de opinión en base a informaciones falsas, con el fin de desgastar a los gobiernos progresistas de la región y especialmente a sus principales liderazgos.

Un año después del referéndum del 21 de febrero podemos afirmar sin ningún género de duda que el pueblo boliviano fue engañado. Un año después sabemos que no existió ningún hijo (tal y como sentenció una jueza[1]), que no hubo tráfico de influencias (tal y como demostró la comisión de investigación de la Asamblea Legislativa[2]), y que el paraperiodista Carlos Valverde fue el detonante de una conspiración perfectamente diseñada en Washington (tal y como publicó Atilio Borón en La Jornada[3] de México) que tuvo el apoyo del Encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia (tal y como denunció[4] el propio Evo Morales) y a la que se sumaron de manera entusiasta la mayor parte de medios de comunicación bolivianos.

Es por todo lo anterior que podemos considerar el resultado del referéndum del 21F legal (en la medida en aunque fuese por escasos 136.000 votos, la opción del No se impuso), pero no legítimo, pues esa victoria electoral fue fruto de la las mentiras y el engaño y ninguna victoria conseguida mediante mentiras puede considerarse legítima.

De hecho, si observamos todas las encuestas de los meses previos, podemos ver que en todas ellas la opción del Sí se mantiene varios puntos por delante del No hasta el 3 de febrero que Valverde lanza la mentira. El timing era perfecto, sembrar el desconcierto en un tema delicado que tenía que ver con la vida personal del Presidente Evo Morales, a menos de 3 semanas para la realización del referéndum.

El objetivo de la mentira era claro, erosionar la imagen del Presidente Evo, sembrando la duda entre las clases medias urbanas, y detonando un clasismo y racismo que había quedado soterrado desde el 2007-2008 y la aprobación de la nueva Constitución en 2009. El otro objetivo eran los jóvenes que acceden a las noticias vía redes sociales donde las noticias no pueden ser contrastadas ni tienen fuente.

El Gobierno identificó a quienes montaron y sustentaron la mentira conspiradora contra la reelección del Presidente.

El rol de los medios

Si bien un año después las mentiras han sido desmontadas, todavía no se ha producido ni una reflexión sosegada, ni mucho menos autocrítica, sobre el rol jugado por los medios de comunicación en el llamado Caso Zapata. La mayoría de medios privados replicaron sin sonrojo las mentiras diseminadas por Valverde y el Cartel de la Mentira, mentiras que afectaban la vida privada y la imagen pública del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, y que en otros países del mundo serían delito[5].

Es más, meses después del referéndum, muchos medios privados seguían refiriéndose a Gabriela Zapata como “la ex pareja de Evo Morales”, en vez de, por ejemplo, “la lobista/mentirosa/estafadora Gabriela Zapata”.

Quizás si algo positivo podemos extraer del llamado Caso Zapata es que ha servido para testear la falta de ética de la oposición boliviana (el imperialismo ya sabemos que hace sus tareas y no podemos esperar nada bueno de él) y de una buena parte de los medios privados bolivianos.

También debería servir para estar prevenidos ante otro evento (“escándalo”) que quiera generar la oposición política y mediática para no repetir los mismos errores y responder de manera organizada y disciplinada, tanto en el ámbito político, como comunicativo.

Escenarios

2017 comienza con una disputa simbólica entre la legalidad de un referéndum ganado en base a la mentira y la legitimidad de las mayorías sociales de este país que tienen en Evo Morales un liderazgo solido que cristaliza los imaginarios de todo el movimiento indígena originario campesino, pero también de muchos sectores urbanos y jóvenes que han visto como Bolivia ha recuperado su soberanía política, económica y territorial, y se ha transformado por completo en tan solo 11 años.

El camino de aquí a 2019 va a continuar reproduciendo esa disputa entre lo viejo que no termina de morir, el viejo orden neoliberal representado en algunos partidos, políticos y medios de comunicación, y lo nuevo que ya nació pero todavía le queda un largo camino para florecer, una hegemonía cultural que tenga como horizonte un socialismo comunitario del Vivir Bien.

La disputa va a ser dura, la oposición política y mediática no lo va a poner fácil, pero lo mejor del proceso de cambio está aún por venir…


[1] Justicia estableció “inexistencia física comprobada” del hijo de Morales y Zapata http://www.la-razon.com/nacional/Justicia-establecio-inexistencia-Morales-Zapata_0_2488551209.html

[2] Asamblea Legislativa aprobó informe conclusivo de la Comisión CAMC y ratifica que no hubo tráfico de influencias http://www.diputados.bo/index.php/noticias/3382-asamblea-legislativa-aprobo-informe-conclusivo-de-la-comision-camc-y-ratifica-que-no-hubo-trafico-de-influencias

[3] Bolivia, el No nace en Washington http://www.jornada.unam.mx/2016/02/11/opinion/031a1mun

[4] Evo dice que Valverde, antes de hacer la denuncia, se reunió con EEUU http://oxigeno.bo:81/node/14718

[5] Por ejemplo, en España las injurias al Jefe de Estado son un delito tipificado en el Código Penal https://es.wikipedia.org/wiki/Injurias_a_la_Corona_(Espa%C3%B1a)

FUENTE: http://www.telesurtv.net/bloggers/21F-Legalidad-vs.-Legitimidad-20170212-0002.html

 El #21F en la disputa de las Redes Sociales

Claudia Espinoza I. – Rebelión

El 21 de febrero entra a la historia política de Bolivia como una fecha emblemática. Rumbo a ese escenario, fuerzas de gobierno y opositoras organizan una pulseta que definirá la hegemonía de un imaginario: #DíaDeLaMentira o #BoliviaDijoNo.

Las Redes Sociales constituyen uno de los espacios que contribuirá al cometido, visto que estamos en la era de la política 2.0. A esta altura ya se disparan etiquetas que bifurcan sentidos como las ya mencionadas, pero también complementarias como #NosMintieron #DefendamosLaDemocracia #CartelDeLaMentira y en la otra ciberesquina #NoMasDobleMoral #MiVotoSeRespeta #LasCallesBolivia.

El gobierno sostiene una campaña institucional en la que los medios estatales posicionan el hashtag #21FDiaDeLaMentira y difunden materiales con un recuento de los hechos que rodearon el referéndum del 2016, desmintiendo a Carlos Valverde, quien se hizo ícono de la oposición al divulgar la noticia falsa del hijo de Evo Morales. Es una campaña con una identificación transparente, cuyo objetivo busca demostrar a la población votante que el caso Zapata influyó de forma negativa en el resultado que dio victoria al No —por una diferencia mínima— frente al Sí a la repostulación del Presidente en 2019.

La oposición, por su parte, se viste de colectivos ciudadanos, difunde materiales anónimos, convoca a concentraciones callejeras e incluso usa medios masivos como el caso de Radio Líder para repetir machaconamente los jingles “Qué bueno que ya se va” y “Mi voto por el No”. Al no tener una identificación, se supone que ¿se trata de la posición editorial de la radioemisora?

En esta carrera de la política 2.0 se advierte, además, otras características. La fuerte incidencia externa en la campaña #BoliviaDijoNo. Varias cuentas de twitter provienen de EEUU, España, Brasil, Argentina y Chile. Esta articulación internacional también se constata en ciertos videos que circulan por las RRSS y cada vez con más frecuencia en grupos de whasapp.

Ya en la aplicación de las estrategias y las tácticas, los operadores del No “contaminan” la etiqueta gubernamental invirtiendo el significado del #DíaDeLaMentira. Con esto, suman vistos a la etiqueta oficial pero a la vez también a #BoliviaDijoNo”.

Y mientras transcurre el tiempo hacia el #21F, sigue en aumento la cantidad de cuentas nuevas que aparecen en especial en twiter y facebook. Una disputa que pugna por quién logra más followers, fans, retweets, conversaciones y compartidos.

Pero la disputa simbólica no sólo será virtual. El “día D” tendrá un fuerte componente de movilización en las calles. Ahí se verá si la realidad supera a las Redes Sociales o viceversa.

Claudia Espinoza I. es comunicadora

RELACIONADO:

DOCUMENTAL: EL CARTEL DE LA MENTIRA

21F: EE.UU. TRAMÓ LA ESTRATEGIA PARA “TUMBAR”EL REFERENDUM 

Gisela López: “El 21-F hubo un proceso de conspiración para dañar al presidente Morales”(video entrevista a la Ministra de Comunicación en el prog. “Ojo con los Medios”de Abya Yala Tv)

Nosotros somos claros: el resultado del referendo del 21F se obtuvo bajo el engaño y la mentira, todo comprobado ante la justicia y estamos a favor de que debe ser anulado. Ahora el pueblo conoce de qué son capaces los medios de comunicación y algunos “periodistas”que no están para defender la verdad, sino para hacer negocio con ella y engañar al pueblo.

También ha quedado expuesta las principales debilidades, fobias, prejuicios, tabúes e ignorancia de la sociedad boliviana que fueron explotadas premeditadamente en esta operación de laboratorio para manipular la opinión pública.

En Camiri todas las radios y Tv sin excepción repitieron y divulgaron la mentira sobre este caso, el resultado del referendo en Camiri confirma que la población esta sometida a una dictadura mediatica donde predomina El Cartel de la Mentira como fuente.

En Camiri también ganó la mentira en el referendo 21F. de 2016, lo cuál confirma que su población continua sometida al Cartel de la Mentira y no existe hasta hoy, ni un solo medio de comunicación que diga lo contrario o cuestione lo que dicen diariamente los medios privados opositores al Gobierno y al proceso de Cambio.  Es una dictadura de medios privados que repite y reproduce cotidianamente, lo que dicen y escriben desde el Cartel de la Mentira (Radio Erbol, ElDeber, Fides, Panamericana, Unitel, etc.).

El debate queda abierto, por nuestra parte concluimos y compartimos lo que decía el activista estadounidense por los derechos civiles Malcolm X:

, , , , , , , , , ,

Comments are closed.