Camiri: El “sararenda”, la aventura de conquistar “el mirador del condor”


El “sararenda”, la aventura de conquistar “el mirador del condor”

Escrito por Xel

El cerro “sararenda” para Camiri, es en cierto modo lo que es el “illimani” para la ciudad de La Paz.  Un símbolo que desde sus entrañas y majestuosidad nos dá vida y nos protege.  Los especialistas en Biología, Botánica e hidráulica  saben muy bién los que significa este cerro, la serranía en sí para la región y la ciudad de Camiri.  El aporte al clima y la salud de todos quienes vivimos en esta ciudad es invalorable, no tiene precio.

Para saber de que hablo, nada mejor que visitarlo y ver “de cerca” su belleza que no solo está en “el maravilloso espectáculo de vida” al ir ascendiendo, sinó en su conjunto, en esa sensación de armonía y de “sentirse como una simple hormiga en manos de una madre gigante”.

“Sararenda”, proviene de la lengua originaria guaraní y quiere decir, según el profesor, historiador y escritor Arnulfo Peña en su libro “Fundación de Camiri”: sara = cierto árbol; tenta=lugar , la terminación renda se formaría en las voces compuestas.  También se cree que “Sararenda” se traduce del guaraní como “lugar de la rotura”, porque es precisamente por allí por donde atraviesa el río “parapetí” al chaco.  Su altura varía desde los 1000 m. hasta los 500 y es que en términos precisos estamos hablando de la “Serranía Sararenda” y no de un simple cerro o montaña aislada.

Visitando el “mirador del condor” por primera vez

Seguramente como a muchos que vivimos en Camiri, nunca se nos pasó por la cabeza de subir a ese cerro “azul verdoso” tan alto y lejano, por donde se oculta el Sol todos los días.

Pues bien, un día se juntaron todos los elementos necesarios para tal aventura.

sentados al borde del abismo en el mirador del condor - serranía Sararenda, Camiri

…”sentados al borde del abismo en el “mirador del condor” – serranía “Sararenda”, la ciudad de Camiri despierta al fondo.

Con un par de amigos, un buen día decidimos subir al cerro.  Danko haría de guía, pues el ya había subido antes y conocía los senderos.  Marce y yo eramos unos simples ignorantes en esto que como mayor aventura en mi caso tenía la experiencia de pasar los domingos en el río “parapetí”jugando y haber escalado los pequeños cerritos cercanos. No puedo negar que fue una infancia de lo más felíz. Gracias a mis padres!

Ahora nos disponíamos a enfrentar un reto mayor. Partimos después del almuerzo, aún no recuerdo porque y quién lo propuso así, pero como estábamos decididos a subir y no sabíamos que esperar, no presentamos ninguna objeción.  Años mas tarde y viendo otra expedición de “turistas chamuscados por el inclemente sol”, me dí cuenta porque lo habíamos hecho así.

El ascenso a pié requiere cierta condición física, recomiendo unos zapatos cómodos y resistentes de suela dura, tal vez unas cómodas botas, una mochila con lo esencial: en mi caso, una gorra o sombrero para el Sol, una buena chamarra, una frazada, agua suficiente, pan, algunas frutas, una lata de sardina y mi cámara fotográfica.  Danko llevó un machete y Marcelo un par de puros y una botellita de wisky (no entendí por qué, pues no bebíamos, después lo supe)

así se vé Camiri de noche desde el mirador del condor - Serranía del Sararenda, Camiri

así se vé la ciudad de Camiri de noche desde el “mirador del condor” – Serranía del “sararenda”

Nos tomó un poco más de 3 horas, a paso regular, considerando un par de paradas para descansar y admirar el paisaje como la “baticueva” o el tunel sellado que parece ser un polvorín de la extinta YPFB que aún está allí, los diferentes pozos petroleros o sus ruinas, la exuberante vegetación y un aire fresco y diferente, con “sabor a limpio”, nada que ver con el aire lleno de polvo y pegajoso que respiramos en la urbe.

Cuando llegamos a la cima, recién entendí la importancia de la chamarra, pues hace frío y viento constante, estabamos a la altura en que se formaban las nubes.  Nos quedaba un par de horas de luz diurna, así que en medio de la nubosidad y viento, nos dedicamos a buscar o construir un buen lugar para pasar la noche.  El viento se calmó al anochecer y las nubes se disiparon, aclarando el panorama nocturno.  Hipnotizados por la espectacular vista que jamás habíamos visto de noche, Camiri era un campo de estrellitas amarillas cubierto por otro manto de estrellas arriba, saqué la cámara y quize inmortalizar esa vista.

Allí sentados en la noche al borde del abismo, Marcelo sacó sus puros y el Wisky, era una ocasión que merecía una celebración especial, no recomiendo ésto último, pues no todos piensan lo mismo acerca de la bebidas alcohólicas, pero ni modo, a veces debes hacer concesiones a la implacable locura de estar siempre sobrio y cuerdo en éste mundo de locos.  En fin, estuvimos hasta las 12 o una de la noche, charlando de todo y de cuan miserable es nuestra existencia frente a la inmensidad del cielo con más estrellas que de costumbre y las luces nocturnas de una ciudad que desde esa altura, más parece un pequeño caserío.

condor sobrevolando las alturas de Camiri, por esto se llama: Vista del condor - Serranía Sararenda, Camiri

Un condor sobrevolando las alturas de Camiri, por esto se llama: “Vista del condor” – Serranía “Sararenda”, Camiri

Bueno, no pretendo que esto sea un libro ^_^ así que terminaré diciendo que, nos levantamos temprano para asistir al espectáculo fantástico que nos ofrece la salida del Sol.  Abajo Camiri dormía todavía, cubierto de nubes.  Después visitamos la planta de antenas de Entel y el sereno de la misma nos contó y mostró la familia de condores que regularmente pasan por allí, asechando a los chivos (los que gustosos posaron para la foto), pues son sus dominios.  Y era cierto, pudimos verlos asombrados y solo nos quedó fotografiarlos también para que nos creyeran.  La bajada fue rápida, quizá en un par de horas, pero como sufren las rodillas y talones, uff!.. la macurca es segura pero merece la pena!  ^_^  Espero que la experiencia les sea útil.

chivos jugando a "space invaders" en el Sararenda, el plato favorito del Condor, Camiri

chivos jugando a “space invaders” en el Sararenda, el plato favorito del Condor, Camiri

Advertencia.- Si la misma aventura la quieres hacer partiendo temprano, aún en vehículo, lo mas seguro es que seas víctima del Sol.  En todo caso, el paisaje es imperdible.

RESUMEN DE DATOS

Tiempo de subida a pie: aprox. 4 Hrs. o menos.

tiempo de bajada a pie: aprox. 2Hrs.

Tiempo de subida en vehículo: aprox. 70-80 min.

Frío o sol fuerte y viento constante en la cima.  No hay agua.

Otro día les cuento, cómo atravesamos el “Sararenda” hasta encontrarnos con el cause que dá origen a las aguas del famoso”chorro”.

, , , , , , , , , ,

Comments are closed.