14 de julio de 1789: la toma de la Bastilla


Toma de la Bastilla

Prise_de_la_Bastille

Toma de la Bastilla, cuadro de Jean-Pierre Louis Laurent Houel (1735-1813) En el centro se aprecia el arresto del marqués de Launay.

La Bastilla representó el símbolo del inicio de la Revolución francesa. La importancia de la toma de la Bastilla ha sido magnificada por los historiadores románticos, como Jules Michelet, que han querido hacer de ella un símbolo fundador de la República. De hecho, los artículos de la época (basados en las cartas de un participante en los acontecimientos)la toma del fuerte se llevó a cabo con pocos altercados y en medio de un ambiente casi infantil. Miles de personas querían invadir el fuerte para obtener armas, éste no estaba defendido más que por un puñado de hombres y la única muerte señalada, de la que la historia hace mención, es la del gobernador Bernard Jordan de Launay.

La Bastilla fue tomada el 14 de julio de 1789 por los revolucionarios que iban en busca de la pólvora. El pueblo de París mostraba su inquietud creyendo que las tropas extranjeras estacionadas alrededor de París no serían utilizadas para reprimir la revolución. Se había constituido una milicia de 48.000 hombres sin armas. Los electores no habían podido obtener, el 13 de julio, las armas de Les Invalides. El 14 de julio una ingente muchedumbre (de 40.000 a 50.000 personas) se presentó delante de Les Invalides para apoderarse de las armas. Para defender Les Invalides existen unos cañones al servicio de sus ocupantes, pero éstos no estaban dispuestos a abrir fuego sobre los parisinos. Unos metros más allá, regimientos de infantería y de artillería acampaban sobre la explanada del Campo de Marte, bajo las órdenes de Pierre Victor de Besenval. Éste reunió a todos los jefes de cada regimiento para saber si sus soldados cargarían contra los amotinados; unánimemente respondieron que no. Es el acontecimiento más importante del día. La muchedumbre, que ninguna orden puede contener, escala los fosos de Les Invalides, derriba las cancelas y se apodera de unos 30.000 a 40.000 fusiles, de doce cañones y un mortero. Los parisinos están ya armados, sólo les falta la pólvora y las balas. Corre el rumor de que se encuentran en el castillo de la Bastilla.
Cronología del 14 de julio10:30, bajo la presión de la muchedumbre, los electores de París reunidos en la Cámara municipal, envían una delegación al gobernador de la Bastilla, Bernard-René Jordan de Launay, para pedirle que distribuya la pólvora y las balas a los parisinos que deben formar una milicia burguesa. La delegación es recibida amablemente invitada, incluso, a desayunar, pero no consigue convencer al gobernador.

11:30, una segunda delegación conducida por el caballero Jacques Alexis Thuriot y Luis Ethis de Corny, es enviada a la Bastilla. Sin resultado. La muchedumbre armada con los fusiles obtenidos en Les Invalides se agolpa frente a la Bastilla.

13:30, los defensores de la Bastilla (82 invalides y 32 soldados suizos destacados del regimiento de Salis-Samade), abren fuego contra los revolucionarios por orden del gobernador.

14:00, una tercera delegación encabezada por el abad Claude Fauchet es enviada a la Bastilla.

15:00, una cuarta delegación (con Luis Ethis de Corny otra vez) acude a encontrarse con Bernard-René Jordan de Launay, sin resultado alguno. La guarnición de la Bastilla y los amotinados se enfrentan entre sí.

15:30, un destacamento de 61 guardias franceses dirigido por Pierre Hulin, antiguo sargento de la guardia suiza, llega a la Bastilla con cinco cañones sustraídos esa misma mañana de Les Invalides. Se emplazan frente a las puertas y puentes levadizos de la Bastilla, disparan contra ellas y la Bastilla capitula.

17:00, la muchedumbre invade la Bastilla, libera a los siete prisioneros comunes que estaban encarcelados, se apodera de la pólvora y de las balas y lleva a la Cámara municipal la guarnición de la Bastilla. Durante el trayecto, el gobernador es asesinado cortándole la cabeza. Muchos invalides son asesinados. Los asaltantes tuvieron un centenar de muertos y 73 heridos.

Demolición de la Bastilla

La Bastilla se empezó a demoler a partir del 16 de julio por un empresario privado que vendió gran parte de sus piedras como recuerdo (piedras esculpidas representando la Bastilla en miniatura). Incluso se transformó en objetos de piedad y de culto todo lo que se pudo recuperar de carpintería y hierros forjados de la vieja fortaleza. La mayor parte se hizo servir para construir el puente de la Concordia.

Columna de Julio.

Desde el 16 de junio de 1792 se decidió que el lugar que ocupaba la Bastilla formaría una plaza llamada de la Libertad y que una columna se levantaría en ese lugar. Palloy puso la primera piedra, pero la construcción no se llevó a cabo. Se instaló una fuente en 1793.

Napoleón, en sus proyectos de remodelización de París, propuso, en 1808 construir un monumento en forma de elefante. Debería medir 24 m. de alto y se utilizaría el bronce fundido de los cañones sustraídos a los españoles. Se podría acceder a su interior por una escalera situada en una de sus patas. Pero sólo se realizó una maqueta, a tamaño natural, en escayola. En la obra de Victor Hugo, Los miserables, se hace mención de la misma ya que la utilizó como refugio de Gavroche. Esta maqueta fue destruida en 1846.

Se decidirá, en 1833, construir la Columna de Julio, que estaba prevista elevar en 1792, pero se inauguró en 1840.

columna de julio

En el lugar donde antiguamente estaba la Bastilla, demolida poco después, se construyó una gran columna, de 24 metros de alto, elaborada con el bronce de los cañones que se sustrayeron a los españoles, e inaugurada en 1840.

La Bastilla hoy

Todavía se pueden contemplar algunos vestigios en el andén de la línea 5 del metro, en la estación Bastilla se puede ver la torre de la libertad (en la que estuvo encerrado Sade), en el distrito del boulevard Enrique IV.

Un historiador francés Luis Madelin (1871-1956) habla de la toma de la Bastilla por unos “bandidos”.

Desde el 31 de enero de 1879, el 14 de julio es la fiesta nacional de Francia. Sin embargo, oficialmente, esta fiesta nacional no conmemora directamente la toma de la Bastilla, sino la Fiesta de la Federación, que tuvo lugar al año siguiente, el 14 de julio de 1790 en la explanada del Campo de Marte. La Asamblea Nacional quiso que ese primer aniversario de la toma de la Bastilla fuese la fiesta de la reconciliación nacional y de la unidad entre franceses. Pero el pueblo francés sigue asociando la fiesta nacional con el suceso más señalado ocurrido un 14 de julio; una gran mayoría de franceses apenas recuerda el 14 de julio de 1790.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Bastilla#Toma_de_la_Bastilla

La Marsellesa

Allons, enfants de la patrie,
le jour de gloire est arrivé!
contre nous de la tyrannie
l’ étendard, sanglant est levé.
Entendez-vous dans les campagnes
mugir ces féroces soldats?
Ils viennent jusque dans nos bras
egorger nos fils et nos compagnes!…
Auz armes, citoyens! formez vos bataillons!
Marchons! qu’ un sang impur abreuve nos sillons!…

¡Marchemos, hijos de la patria, el dia de la gloria ha llegado ya!
Contra nosotros el sangriento estandarte de la tiranía se ha levantado.
¿Oís rugir en los campos a esos feroces soldados?
¡Vienen a degollar en nuestros brazos a nuestros hijos y a nuestras compañeras!
¡A las armas, ciudadanos! ¡formad vuestros batallones!
¡Marchemos! ¡que la sangre impura riegue nuestros campos!…

En algunos momentos, el alma nacional de los pueblos arde con cánticos que levantan el espíritu. Cánticos de muerte y patria, que ayudan en la lucha, que enaltecen, y que restallan en los cerebros con una sola voz. Unidos hasta la muerte, los pasos marchan, inflexibles, por Francia, por la libertad.

Aquel cántico que tantas veces sonó en la plaza de la Bastilla se convirtió con el paso del tiempo en el himno nacional. La Marsellesa es el reflejo de las ansias de libertad del pueblo francés, las notas de la lucha y la voluntad. Y aquel instante, aquel 14 de Julio de 1789 se convirtió en el símbolo de la República.

Fuente: http://sobrehistoria.com/14-de-julio-de-1789-la-toma-de-la-bastilla/

Nota.- Remitanse a las fuentes para más información.

——————–_——————–

“La importancia para nosotros de la toma de la Bastilla el 14 de julio de 1789 que inició la Revolución Francesa y culminó con la toma del poder por Napoleón Bonaparte en 1799 es que permitió y aceleró la independencia de las naciones de nuestro continente del yugo español.  Pues debemos recordar que Napoleón invadió españa y forzó la abdicación de los reyes Carlos IV y Fernando VII promulgando la Constitución de Bayona el 8 de julio de 1808 que reconocía las autonomías de las provincias americanas del dominio español.  Le debemos mucho a la Revolución Francesa.  Pues sin ella no habría existido un Napoleón Bonaparte, un grito libertario el 16 de julio de 1809, Bolivia en 1825 y Camiri en 1935″

Comments are closed.