¡¡ECHALE LEÑA MOSTIKA!!


¡¡Echale leña Mostika!!

Así gritaba la gente cada vez que se cortaba o interrumpía la película en el Cine Mostika allá por los años 60’s.  Eran tiempos en que todavía no había llegado la Tv a Camiri, así que el Cine era más que una distracción.

Resulta que por aquellos tiempos las películas o rollos de películas eran altamente inflamables y el “Cine Mostika” se había hecho famoso porque era muy frecuente que la película no terminara por causa de incendio; el fuego provocado hizo que con el tiempo, los espectadores gritaran por cualquier razón aunque no fuera por incendio: ¡¡ Echale leña Mostika!! cada vez que se cortaba la película.  Entre las películas que exhibían recuerdo una de nombre inolvidable: “La bala que dobló la esquina”.

Memorias de un Carpintero

,

Comments are closed.