“El día de la tradición”…o “día de la traición camireña”


Hace una década aproximadamente que se instauró en todo el departamento de Santa Cruz la celebración del día de la tradición que tiene como objetivo recuperar y promover las tradiciones culturales en cada población del departamento, para lo cual asignaron recursos económicos de la prefectura, hoy Gobernación de Santa Cruz.

En 1989, por Resolución del Consejo Municipal de Santa Cruz, se instituye el 1er. domingo de abril como el “Día de la Tradición Cruceña”, con el objeto de revivir las costumbres, tradiciones y cultura orientales. El 5 de abril de 1991, la Prefectura de Santa Cruz extendió la declaración a todo el Departamento.

Hasta ahí todo bién, desconozco los detalles y objetivos exactos del proyecto, en teoría en cada población se debería instaurar un día al año, el día de la tradición; generalmente en noviembre (desconozco por qué?).  La idea es que la población participe, se vista con la ropa típica de la región y baile, dance o cante ese día en una fiesta donde además de elegir simbólicamente a una reina de la tradición, se come y bebe todo los alimentos típicos regionales, supuestamente, respetando la cultura y costumbres de cada pueblo.

No sé que es lo que ocurre en los demás pueblos, pero sí puedo afirmar y comprobar que lo que viene ocurriendo en Camiri es todo lo contrario a los objetivos buscados.

compilación fotográfica del “día de la tradición”, realizada por el Gob. Mun. foto de archivo

Mis registros fotográficos y en persona comprueban que lo que está ocurriendo con el día de la tradición en camiri es sencíllamente COLONIZACIÓN CRUCEÑA, nos quieren imponer una identidad y cultura que no es propia del lugar y que está en contra de la historia de Camiri y el camireño. Pues como todo Bolivia sabe, Camiri es la capital petrolera, porque esta ciudad nació del petróleo en 1935 y toda su cultura, su identidad, su música, su himno, su gente estuvo y está intimamente relacionada con la acitividad petrolera. Sus habitantes no pertenecen a un solo pueblo o región, no. Camiri es un crisól de gente de todas partes de Bolivia y el mundo. Esa composición tan heterogénea y mezcla de culturas, forjó una nueva identidad muy compleja que podría entenderse mejor como la típica cultura del trabajador industrial. Ese es el principal rasgo de la identidad del camireño, que lo hizo y hace muy diferente a cualquier otro pueblo de la región.

Les voy a decir lo que no somos

En Camiri, no somos solo ganaderos, por tanto no somos solo chaqueños o gauchos, no somos todos agricultores o cañeros por lo tanto no somos todos cruceños de los llanos orientales como quieren hacernos creer, tampoco somos todos comerciantes y artesanos por lo tanto no somos todos collas u occidentales. No somos ni colla, ni camba, ni chaqueño, ni guaraní, ni chapaco, ni paceño, ni orureño, ni sucrense, ni cochalas, ni vallunos, ni árabes, ni “pilas”, ni gauchos, ni italianos, ni gringos, ni alemanes, somos todo eso juntos, somos camireños!

tradicion cruceña, noten las banderitas y el disfráz de lo que consideran típico (2011)

En Camiri no había solo cruceños de la capital, había un poco de todo y aún queda mucho de ese legado cultural tan riquísimo y tan complejo. Es precísamente este el orígen del profundo respeto y tolerancia del Camireño que a veces se confunde con nomeimportismo, de esa fusión de culturas se origina también ese acento sin modismos ni barbarismos, casi neutro al hablar del camireño. Con la declinación de la producción petrolera también la cultura fue declinando, ahora somos una sociedad en transición, donde las fuerzas productivas mas dinámicas ya nada tienen que ver con el petróleo, son otras fuerzas las que van ganando su espacio, en general estamos transitando hacia una sociedad aún mas heterogénea que busca nuevos caminos y una nueva identidad.

Premilitares disfrazados para “el día de la tradición” fiesta en el casino militar 04-nov.-2006

Es en este contexto que aparece el día de la tradición donde observarán curiosa y masívamente al infaltable disfráz del personaje vestido de blanco, pañuelo rojo al cuello, con sombrero de paja y una banda musical con ritmos típicos de la capital cruceña, taquiraris, chovenas, etc. Es muy notable el predominio e intencionalidad de lo oriental por sobre los demás “personajes culturales”. Cuando pasan por el mercado, la gente los observa con un tremendo signo de interrogación sobre la cabeza, como si estuvieran viendo pasar el desfile promocional de un circo. Y es que aquí en Camiri no solo se bailaba esos ritmos, había de todo, sonaba todo lo mejor que el dinero podía comprar en ese momento, los mejores grupos de música, nacional e internacional (Iracundos, Savia Andina), los y las mejores solistas, los famosos guitarristas, las películas quizá un camireño las disfrutaba al mismo tiempo que un neoyorquino o porteño, así que ya se imaginarán qué sociedad es la tuvimos y la que estamos dejando en el olvido, permitiendo que nos impongan desde la capital lo que entienden ellos por tradición. Si se disfrazan de zafreros orientales, porque no de trabajadores petroleros? ¿Por qué no respetan nuestra historia?

Elección de la reina de la tradición

reinas de la tradición cruceña 2011(foto de eldeber) exactamente lo mismo se hace en Camiri

En cuanto a la elección de la reina de la tradición, en realidad no es una elección propiamente, sinó que designan e invitan a las candidatas, ahora si me preguntan quién se encarga de hacer la lista de posibles candidatas, no lo sé. Pero sí sé que será alguién muy relacionado con los circulos de poder de Camiri y Santa Cruz de la Sierra, alquien de alguna comparsa o fraternidad seguramente e invitará a quienes considere que están a su altura, jamás será reina de la tradición por ejemplo, una muchacha pobre, de condición humilde, de los barrios periféricos, de la comunidad guaraní, con eso les digo todo. El simbolismo que está detrás de las elecciones de una “reina de lo que sea”, tiene muchas interpretaciones. Su orígen es obviamente Europeo, lo trajieron los españoles e impusieron su cultura a “sangre y fuego”. Perdura en las horas cívicas de las escuelas y colegios con la elección de la “reina del estudiante”, en las celebraciones de 15 años de las jovencitas con sus atuendos de princesas, en el vals que se baila, en los matrimonios que copia el casamiento de un supuesto principe con una princesa vestidos casi exactamente como lo hacen en los reinados europeos, etc., etc…estamos colonizados hasta la médula.

Cuando se eligen a una reina o rey, lo que se busca es precísamente eso, que todo lo que significa ser un rey o reina que pertenecía a una clase privilegiada y que se creía superior al resto, perdure. Dicho de otro modo, se busca dividir al pueblo en clases privilegiadas y chusma, así de sencillo, eso es lo que está detrás de cada evento de belleza donde se elige una reina o rey “de lo que sea”. Con la Revolución Francesa el pueblo se levantó y acabó con la tiranía de los reyes y sus clases nobles, sin embargo la idea perdura porque existen instituciones (iglesia, escuela, hollywood) que la reproducen.

En sociedades patriarcales como la nuestra, donde el derecho y rol de la mujer en general es de subordinación y sometimiento al varón, donde el apellido del varón se perpetúa y el de la mujer tiende a desaparecer, se puede decir en suma que toda la lucha para y por la igualdad de género que hicieron muchas mujeres valientes a lo largo de la historia hasta hoy, se vá por el caño, cada vez que se realiza una elección de alguna reina. Se sigue promoviendo el machismo y una sociedad machista al tratar a la mujer como un simple objeto de belleza que solo debe sonreir, bailar, cantar y callar, jamás pensar, tener personalidad propia o ser igual que el varón. La promoción y divulgación del machismo es bíblica, porque las religiones monoteistas como la católica, cristiana y sus cientos de sectas, son aparatos ideológicos que reproducen la superioridad del varón y eso “es lo normal”. Revisen el librito famoso y observarán machismo por doquier.

En el resto del país no existe un día de la tradición y menos aún elecciones de reinas de la tradición

Habrán notado que en Cochabamba, La Paz, Oruro, Chuquisaca, Tarija, Potosí, hasta Pando, no existe un día de la tradición porque son pueblos con culturas propias, no extranjeras, son culturas vivas, que no necesitan que nadie, que ninguna institución les diga que día celebrar o cómo celebrar sus tradiciones. Porque una cosa es tener cultura y tradiciones ancestrales y otra cosa es querer imponer por la fuerza una fiesta que por otra parte es discriminante, pues solo la pueden festejar quienes tienen plata, los pobres como siempre utilizados como payasos o títeres y después a mirar, a desear de lejitos “la fiesta de los patroncitos”, ese debería ser su real nombre: “La fiesta de los patroncitos”.

Lo que no se dice es que en el fondo, “el día de la tradición” es también un “acto reflejo de supervivencia” de las clases privilegiadas ante el poderoso ímpetu actual de los pueblos de occidente en Santa Cruz que amenaza hacer desaparecer esas raíces que llegaron con la colonización de américa. En mi opinión es un desperdicio de recursos económicos en una batalla intercultural perdida. Y no es el proceso de cambio solamente, es internet y las redes sociales la que esta redefiniendo una nueva sociedad constantemente.

En fín, por esto y mucho más, “el día de la tradición camireña” es para nuestra desgracia, el “Día de la Traición Camireña.”

Hé aquí alguién que expresa a su modo lo mismo:

Una semana previo al referéndum ilegal y bastardo, se festejó ya por un triunfo anticipado en el día de la “tradición cruceña” (una festividad inventada por la burguesía local para inculcar en la población un “nacionalismo” fanático regional), cuando la mitad del pueblo de Santa Cruz vive en la pobreza y la miseria, En algunas partes los más pobres se mueren de hambre o son sometidos al trabajo de semiesclavos en las haciendas agrícolas y ganaderas de los poderosos latifundistas terratenientes. En fin, su día de la tradición cruceña la celebran solo aquellos que tienen el poder económico y la posibilidad de despilfarrar toda la plata que quieran (a quienes no les cuesta un Carajo ganarlo, y ni siquiera el más mínimo esfuerzo en conseguirlo). El fiestononón fue un show que se llevó a cabo mostrando glamour, exuberancia, chicas lindas (vestidas con los colores verde y blanco), música estridente, tragos y comilona gratis. Para ser parte de la festividad había que estar vestido de blanco, tener mas o menos hasta cara de “clase media” (como mínimo) y saber gritar bien fuerte la tan trillada palabra “autonomía” (como si eso estaría en discusión).

http://ratebol.blogspot.com/2008/05/la-crnica-de-un-insolente-fraude.html

Y aquí hay más:

…existe una incomprensión en lo que hace a esa cultura ajena, de la cuál, sin embargo, los karai también se alimentan, pues si bien critican las manifestaciones culturales de la misma, las recuperan a su manera en el afán de crear o recrear una identidad local, regional o departamental. En Camiri, por ejemplo se ha creado un Día de la Tradición Camireña (al estilo del Día de la Tradición Cruceña): “los que odian a los guaraníes, un día al año se visten con tipoy, se ponen abarcas, andan con sus cambas al lado tcando su tamborita; pero el resto del año, los siguen tratando de mala manera…” (P.Paredes) Por otro lado, la artesanía indígena cuya producción ha sido desarrollada gracias al trabajo de CIDAC y cuya comercialización está a cargo de ArteCampo ha sido totalmente recuperada y casi institucionalizada por los cruceños pues casi toda la producción es vendida a nivel local.

Quizá el caso más simbólico de la apropiación de figuras propias de los indígenas sea el observado en el Gobierno Municipal de Villamontes, el que ha instituido como símbolo de distinción municipal y obsequio a todos los visitantes ilustres el sábalo de palo santo (Resolución Municipal 13/99 del 16.IV.1999)*. ¿De que se trata? De un producto artesanal elaborado por los Weenhayek con un recurso -la madera- tradicionalmente utilizado por ellos, y que representa otro recurso -el pescado-, uno de los más preciados por los indígenas.

* pudo haber sido una vaca, un pozo petrolero, un puente sobre el Pilcomayo, pero fue un sábalo, quizás por su capacidad de nadar en muchas aguas.

Por consiguiente, ¿estamos asistiendo a un fenómeno curioso el el cual el rechazo a lo indígena se convierte paulatínamente en un proceso de recuperación de su capital cultural? En realidad no se trata de esto, pues la recuperación que hacen los grupos elitistas de la expresione culturales de los pueblos indígenas solo expresan una transformación de éstos en signos de distinción social, en referencias personalizadas que los bienes industriales no ofrecen (García Canclini 1989: 13-30). A partir de ello, introducen estos objetos en un nuevo mercado simbólico, donde estos bienes producidos por los indígenas se convierten en medios de diferenciación. Pero la nueva representación de estas expresiones culturales no significa una inclusión de la cultura indígena dentro de la cultura occidental, sino, simplemente, una entrada de estos productos al mercado.

(extraido del libro: “De la Huella al Impacto, La Participación Popular en municipios con población indígena” de Ana María Lema pag. 222-223)

Disfráz de zafreros o cunumis orientales, reinas, banderitas, toda “la crema y nata” camireña en su “salsa”.

Como siempre, se abre el debate para compartir puntos de vista, sugerencias, aportes, etc. Todo con la idea de construir y fortalecer la nueva identidad del Camireño.

, , , , , , , , , , ,

Comments are closed.