Archive for category historia

La nación inevitable

La noche del 18 de diciembre del año 2005, las creencias y las prácticas que durante 500 años sustentaron el patético edificio colonial, cayeron hecho trizas sobre el piso de adoquines de la plaza principal de Bolivia. País, en el que jamás el indígena ha votado por el indígena, en el que la sombra colonial, se mantenía inalterable, perenne y brutal, una sociedad que aprendió a escupirse toda vez que se miraba al espejo y en la que se cumplía a cabalidad la afirmación de Frantz Fanon: “la victoria del colonialismo consiste en que el colonizado, se desprecie a sí mismo, se avergüence de sí mismo”.Por eso, aquel 18 de diciembre, la alegría de los pueblos excluidos, no cabía en las lágrimas. Porque, nunca se trató solo de los miles de ítems en educación y salud, de los miles de establecimientos educativos y hospitales, construidos en 12 años, en definitiva, no solo se trata de los 3 millones de indigentes que hoy son clase media gracias al pueblo. Se trata también de la conquista de ciudadanía y de desmantelar los vínculos simbólicos y materiales, del Estado colonial.

“No soy un animal, saqué el pie de la trampa”. El 9 de junio de 1537, la Iglesia Católica, descubre que es la tierra la que gira en torno al sol y no al revés, que los indios tienen alma y sentimientos, pero nadie les cree. Mucho menos los conquistadores y republicanos, que prefieren mirar para otro lado y continuar construyendo el desvergonzado sistema de exclusiones que sobrevive hasta nuestros días.

EI artículo 14, de la primera Constitución que tuvo Bolivia, señalaba que para ser ciudadano era necesario, “Saber leer y escribir… y tener algún empleo”1. La mayoría de quienes habitaban la inmensa extensión de aquella patria reciente, no sabían ni tenían. Si los elementos esenciales y constitutivos de un Estado, son el territorio y la población, Bolivia nace como un país desierto. Una gigantesca geografía de 2,3 millones de kilómetros cuadrados de montaña, selva y costa, nace sin habitantes, sin ciudadanos.

A lo largo de la historia nacional, el ámbito en que se construye ciudadanía, constituirá una práctica reservada a las élites.

En ninguno de los 157 artículos de aquella Primera Constitución, figuraba la palabra mujer ni la palabra indio o indígena; seres invisibles y escurridizos, que no tenían derecho a respirar ni a desahogarse, sin permiso.

Junto a la Primera Constitución, nacen también las naciones clandestinas. La nación oficial nunca habla de ellas, pero existen. En este frustrado nacer de Bolivia, el indígena será el único sector que contribuirá a las arcas. Sector contribuyente, pero no perteneciente.

EI 26 de octubre de 1839, durante el gobierno del General José Miguel de Velasco, el Congreso sanciona una ley que refuerza la exclusión a las naciones y pueblos: “Solo los ciudadanos que sepan leer y escribir y tengan un capital de 400 pesos, gozan del derecho al sufragio”2. Las elites se atribuyen el privilegio de la democracia, derecho universal negado a los pueblos.

El 20 de marzo de 1866, el General Mariano Melgarejo, emite un decreto que instruye el remate de las tierras de las comunidades indígenas. (Su presidencia, representó de muchas formas la llegada al poder, de la elite minero terrateniente, acaudalados militantes del Partido Rojo, donde participaba toda la oligarquía boliviana. Después, las castas abominarán su nombre, pero el miembro “más distinguido” de aquel partido fue: Mariano Melgarejo). El decreto establecía que toda propiedad comunitaria, es del Estado y demanda que quienes viven en ellas, compren títulos de propiedad individual, cuyos precios oscilan entre 80 y 100 pesos. Los juristas de Melgarejo, saben que el pueblo es analfabeto, por eso “…no se hizo conocer el decreto a la indiada, resultó ésta infringiendo la norma, a cuya causa hubo de perder las tierras. El gobierno las vendió a sus acaudalados adictos”3: El Estado republicano, reconoce a los indígenas como ciudadanos, si éstos, venden sus tierras.

En octubre de 1934, en plena Guerra del Chaco, los Jilakatas de las provincias próximas al Lago Titicaca, llegan a un acuerdo con los militares que patrullan las comunidades buscando adolescentes para arrastrarlos a la guerra. Les dicen, si vamos a enviar a nuestros jóvenes al matadero, que sirva para que los niños campesinos aprendan letras. El gobierno se comprometió a construir escuelas rurales en las comunidades. Salieron entonces de la montaña, unos chiquillos de ojos espantados, se despidieron de sus padres sin palabras ni lágrimas y marcharon al Chaco. La mayoría no regresó jamás. A los que por un descuido del destino pudieron volver de la condenación eterna, la comunidad los llamará “machaq ciudadano”, “Ciudadano Nuevo” que tuvo que ir al infierno, morir varias veces, para merecer esa categoría.

El 10 de mayo de 1945, al concluir el Primer Congreso Indigenal, las naciones y pueblos, marchan por la ciudad desierta gritando vivas a un país que por primera vez, les permite caminar por las aceras, como cualquier hijo de vecino. Un año después, los dueños de las cosas, colgarán de un farol al presidente Villarroel, facilitador de aquella herejía de igualdad y todo volverá a la normalidad: las personas por la acera, los animales por la calzada.

El 9 de abril de 1952, el pueblo, harto de ser el que siempre muere, en esta gran guerra de posiciones, contra un Estado asesino serial, en solo tres días acaba con el ejército republicano. Este hecho permite al pueblo conquistar ciudadanía política, por lo que el 21 de julio de 1952, se promulga el Decreto de Voto Universal, hombres y mujeres, cualquiera sea su grado de instrucción y condición social; podrán sufragar. Pero un partido oportunista se apropiará de la sangre derramada, de las banderas y del gobierno. A “los revolucionarios” de papel, les durará la euforia nacionalista, exactamente 4 años, después volverán a entregar a EEUU las minas y el petróleo, recuperados por el pueblo.

Pero transcurrirán todavía, otros 50 años, para que el pueblo rompa la maldición y vote por sí mismo. “Anoche te esperé, 500 años pasaron, ya es hora de que salga el sol”, decía un graffiti en la ciudad de La Paz, en pleno neoliberalismo y cuando ya comenzaba a divisarse en el horizonte, la silueta de un pequeño partido de campesinos, perseguido por la policía, el ejército y la DEA.

Amontonaron las calles de cadáveres, entonces en plena noche, salió el sol y fue 18 de diciembre del año 2005.

Como era de esperarse, el gobierno de Evo, no tuvo ni tendrá ni un solo día de tregua. Lo sabíamos. Ellos nunca votaron por nosotros ni lo harán. Nunca les interesó el país ni la democracia.

Casta que escribía poesía, mientras enviaban al pueblo, al matadero. Por eso perdieron tres guerras, por eso le robaron sus empresas al país más pobre del continente y continuaron como si nada, masticando chicle y gobernando un país al que temen, en la misma proporción que desprecian.

Hace 200 años que la Bolivia de la resaca, viene diciendo que no se puede. Con sus mejillas coloradas, sus manos sin oficio y su corazón huérfano de pasiones, tanto que por desidia y cobardía, fueron incapaces de oponerse militarmente a este gobierno, entonces contrataron mercenarios croatas, húngaros, argentinos, uruguayos y brasileños, para que conquisten la independencia de la Media Luna y luego se la entreguen a ellos, que aguardaban desparramados en la hamaca.

En Bolivia, dicen que los perros de la oligarquía, igual que sus dueños, ladran de echados.

El pueblo no renunciará al pan ni a lo conquistado, tampoco al derecho, a tener derechos.

Notas:

1.- http://www.lexivox.org/norms/BO-CPE-18261119-1.xhtml –>(La CPE de 1826)

2.- HERBERT S. Klein, “Historia de Bolivia” librería editorial JUVENTUD. P. 156

3.- MONTENEGRO Carlos, “Nacionalismo y Coloniaje” editorial LOS AMIGOS DEL LIBRO. P. 148

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

, , , , , ,

No Comments

Resumen de la Visita del Presidente Evo Morales a China y Rusia

Martes 19 de junio de 2018. El presidente Evo Morales en visita oficial a la República Popular de China. (fotos Enzo De Luca) del sitio ABI.BO

Como siempre decimos en este tipo de eventos históricos: ‘Le duela a quién le duela’, nadie, ningún otro presidente llegó y llevó tán lejos a Bolivia. Mucho orgullo y un grán gesto de cariño hacia nuestro presidente por parte del gigante asiático interpretar la marcha ‘La Patria’del chaqueño J.Enrique Jurado cuando realizaban los actos protocolares. Extraordinario gesto!

Y sobre la importante visita a Rusia aqui les dejo 2 videos de RT:



Y todos los viajes internacionales que realizó en 2018: (click para agrandar)

, , , , , , , , ,

No Comments

La Boca del Riachuelo (documental)

Muy buen documental sobre la historia de la ciudad de Buenos Aires, Argentina y también la historia de nuestros pueblos de ‘la Patria Grande’.


Aqui pueden leer un libro sobre lo mismo:
HISTORIA DE LA BOCA DEL RIACHUELO 1536 – 1840 de Enrique de Gandia

, , , , , , ,

No Comments

Este es el Golpe Maestro de Estados Unidos contra Venezuela (+documento del Comando Sur)

Las negociaciones en torno a la península de Corea y la retirada estadounidense del acuerdo sobre el programa nuclear iraní (Jcpoa o Acuerdo 5+1) no deben interpretarse como un reposicionamiento de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Sin importar la administración que esté en el poder en Washington, el Pentágono sigue adelante con su plan de dominación a escala mundial.

Calloni revela que el SouthCom (el tristemente célebre “Comando Sur”) tiene planificada una operación militar contra Venezuela, antes de la elección presidencial del 20 de mayo. Basándose en un documento interno del Pentágono, el cual pone al desnudo la implicación de Argentina, Colombia, Brasil, Guyana y Panamá en ese proyecto de derrocamiento de un poder democrático, nacido del voto popular. Es un plan de destrucción de toda una sociedad. Las fuerzas armadas de Estados Unidos están de regreso contra los pueblos en Latinoamérica.

Estados Unidos y sus socios preparan en silencio un brutal Plan para acabar con la dictadura de Venezuela: elGolpe Maestro Masterstroke, que ya está en marcha y cuya primera parte comenzaría antes de las próximas elecciones venezolanas y, si no tienen éxito en derrocar al presidente Nicolás Maduro con la nueva ofensiva, que utilizará todo el aparato propagandístico y mediático más acciones violentas en defensa de la democracia, accionarán el Plan B, que incluirá a varios países imponiendo una fuerza multilateral para intervenir militarmente.

Panamá, Colombia, Brasil, Guyana son puntos claves de la operación militar, con el apoyo de Argentina y deotros amigos, bajo control del Pentágono. Ya tienen preparadas desde las bases que ocuparán, los países de apoyo directo (fronterizos) hasta hospitales y centros de acopio de víveres para sus soldados.

Todo esto aparece especificado en un documento real, de 11 páginas, que lleva la firma del almirante Kurt Walter Tidd, actual comandante en jefe del Comando Sur (SouthCom) estadounidense, documento aún no divulgado. El documento analiza la situación actual ratificando la Guerra que se libra contra Venezuela,pero también el perverso esquema de la guerra psicológica que permite entender la persecución, el acoso, el desprestigio, la mentira criminal que se utilizan para acabar no sólo con las dirigencias populares sino contra los pueblos de la región.

Al referirse a la situación actual de Venezuela, el Plan menciona que se tambalea la dictadura venezolana chavista como resultado de sus problemas internos, la gran escasez de alimentos, el agotamiento de ingreso de fuentes de dinero externo y una corrupción desenfrenada, que ha mermado el apoyo internacional, ganado con petrodólares, y que el poder de la moneda nacional llega con escaso tiempo y el poder adquisitivo de la moneda nacional está en constante picada. Asumen que este escenario, que admiten haber creado ellos mismos, con una impunidad que aterra, no cambiará. En este caso justifican sus acciones afirmando que el gobierno venezolano acudirá a nuevas medidas populistas para conservar el poder.

Asombra en qué lugar colocan a la oposición que el mismo Estados Unidos maneja, asesora y paga, al entender que el corrupto régimen de Maduro colapsará, pero lamentablemente las fuerzas opositoras defensoras de la democracia y del bienestar a su pueblo, no tienen poder suficiente para poner fin a la pesadilla de Venezuela por las disputas internas e incluso por la corrupción similar a la de sus rivales, así como la escasez de raíces que no les permite sacar el máximo provecho de esta situación y dar el paso necesario para sobrevolar el estado de penuria y la precariedad en la que el grupo de presión que ejerce la dictadura de izquierda ha sumergido al país.

Lo que resulta aterrador es que mientras consideran que se está ante una acción criminal sin precedentes enAmérica Latina, refiriéndose al gobierno de Venezuela un gobierno que nunca ha actuado contra ninguno de sus vecinos y que ha sido de una intensa solidaridad regional y mundial, el Plan estadounidense sostiene que lademocracia se extiende en América, continente en el cual el populismo radical estaba destinado a tomar el control.Argentina, Ecuador y Brasil son ejemplo de ello. Este renacimiento de la democracia (así le llaman) está soportado sobre las determinaciones más valiosas y las condiciones de la región corren a su favor. Este es el momento para que Estados Unidos pruebe, con acciones concretas que está implicado en ese proceso en el que derrocar a la dictadura venezolana seguramente representará un punto de inflexión continental.

Por otra parte alientan al presidente estadounidense Donald Trump a actuar considerando que esta es la primera oportunidad de la administración Trump para demostrar y llevar adelante su visión sobre democracia y seguridad, y convencerlo de que su participación activa es crucial, no sólo para la administración sino para el continente y el mundo. El momento ha llegado. Esto significa intensificar el derrocamiento definitivo del chavismo y la expulsión de su representante, socavar el apoyo popular al gobierno y “alentar la insatisfacción popular aumentando el proceso de desestabilización y el desabastecimiento” (para) “asegurar el deterioro irreversible de su actual dictador”.

Si uno quiere entender a fondo el arte de la perversión contrainsurgente basta leer la parte en que el documento se refiere al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alentando a sitiarlo, ridiculizarlo y mostrarlo como un símbolo de torpeza e incompetencia, exponerlo como una marioneta de Cuba. Pero también sugieren“exacerbar la división entre los miembros del grupo de gobierno, revelando las diferencias de sus condiciones de vida y las de sus seguidores y al mismo tiempo incitándolos a mantener en aumento esas divergencias”.

El plan está destinado a ejecutarse en forma rápida y furiosa, como las medidas tomadas por los mayordomos de Washington, Mauricio Macri (Argentina) y Michel Temer (Brasil), ambos con una escandalosa historia de corrupción pero transformados por el Imperio en líderes de la transparencia que tomaron medidas en horas para la destrucción de los Estados nacionales con la certeza del disparo de un misil.

El documento firmado por el jefe del Comando Sur estadounidense demanda hacer insostenible el gobierno de Maduro forzándolo a claudicar, negociar o escapar. Este Plan para acabar en plazos muy cortos con la llamada dictadura de Venezuela llama a “Incrementar la inestabilidad interna a niveles críticos, intensificando la descapitalización del país, la fuga de capital extranjero y el deterioro de la moneda nacional, mediante la aplicación de nuevas medidas inflacionarias que incrementen ese deterioro.”

Otro objetivo es “obstruir todas las importaciones y al mismo tiempo desmotivar a los posibles inversores foráneos” para que vean ustedes la bondad del Imperio y “contribuir a hacer más crítica la situación de la población”. También abarca el Plan en sus 11 páginas “apelar a aliados domésticos como a otras personas insertadas en el escenario nacional con el objetivo de generar protestas, disturbios e inseguridad, pillaje, saqueos, robos, asaltos y secuestros de buques y de otros medios de transportes, con la intención de desabastecer el país, a través de todas las fronteras y otras posibles maneras, poniendo en peligro la seguridad nacional de sus vecinos”.

Consideran importante causar víctimas y señalar como responsable al gobierno de Venezuela magnificando, frente al mundo, la crisis humanitaria, a la que está sometida el país, usando la mentira de una corrupción generalizada de los gobernantes y ligar el gobierno al narcotráfico para desacreditar su imagen ante al mundo y sus seguidores domésticos, además promover la fatiga entre los miembros del PSUV (Partido Socialista Unificado de Venezuela) incitando a la inconformidad entre ellos mismos, para que rompan ruidosamente las relaciones con el gobierno y para que rechacen las medidas y restricciones que también los afectan y hacerlos tan débiles como es la oposición, creando fricciones entre el PSUV y Somos Venezuela.

La propuesta va subiendo de tono como cuando llama a “estructurar un plan para lograr la deserción de los profesionales más calificados del país, para dejarlos sin profesionales en absoluto, lo que agravará más la situación interna y en este sentido culpar al gobierno”.

Parte 2. La mano militar

Como en una novela de suspenso, este Plan llama a utilizar a los oficiales del ejército como una alternativa de solución definitiva y “continuar endureciendo la condición dentro de las Fuerzas Armadas para llevar a cabo ungolpe de Estado, antes de que concluya el 2018, si esta crisis no hace que la dictadura colapse o el dictador no se decide a hacerse a un lado”.

Entendiendo que todo lo anterior puede fallar, y con evidente desprecio por la oposición venezolana, el Plan llama a continuar el fuego continuo en la frontera con Colombia, multiplicar el tráfico de combustible y otros bienes, el movimiento de los paramilitares, incursiones armadas y tráfico de drogas, provocando incidentes armados con lasfuerzas de Seguridad de la Frontera venezolana y además a “reclutar paramilitares mayormente de los campos de refugiados en Cúcuta, la Guajira y del Norte de Santander, áreas ampliamente pobladas por ciudadanos colombianos que emigraron a Venezuela y que ahora retornaron, huyendo del régimen que intensificó la desestabilización entre las fronteras entre los dos países, usando el espacio vacío que dejó la Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), la beligerancia del ELN (Ejército de Liberación Nacional (Colombia))y las actividades en el área del cártel del Golfo (paramilitares)”.

Aquí viene la estructuración del golpe final cuando se planea “preparar el involucramiento de fuerzas aliadas en apoyo a los oficiales del ejército venezolano o para controlar la crisis interna en caso de que se demore mucho la iniciativa, establecer en una línea de tiempo rápido que prevenga que el dictador continúe ganando el control del escenario interno. Si fuera necesario actuar antes de las elecciones estipuladas para el próximo mes de abril”.

En realidad, esas elecciones serán el 20 de mayo y desde ya Estados Unidos y sus comparsas han hecho saber que no las reconocen. El nudo de la cuestión es “obtener el apoyo de cooperación de las autoridades aliadas de países amigos (Brasil, Argentina, Colombia, Panamá y Guyana). Organizar las provisiones de las tropas, apoyo logístico y médico desde Panamá. Hacer buen uso de las facilidades de la vigilancia electrónica y las señales inteligentes; de hospitales y dotaciones desplegadas en Darién (selva panameña), el equipamiento de drones del Plan Colombia, como también las tierras de las antiguas bases militares de Howard y Albroock (Panamá)así como las pertenecientes a Río Hato. Además en el Centro regional Humanitario de Naciones Unidas, diseñado para situaciones de catástrofe y emergencia humanitarias, que cuenta con un campo de aterrizaje aéreo y sus propios almacenes”.

Como vemos, ya se trata de un escenario de intervención donde se propone “avanzar en la basificación (estacionarse) de aviones de combate y helicópteros, vehículos blindados, posiciones de inteligencia y unidades militares de logística especiales (policías, oficiales militares y prisiones). “Desarrollar la operación militar bajo bandera internacional, patrocinada por la Conferencia de los Ejércitos Latinoamericanos, bajo la protección de la OEA y la supervisión, en el contexto legal y mediático, del secretario general (de la OEA) Luis Almagro. “Declarando la necesidad de que el Comando Continental fortalezca la acción, usando del instrumento del Capítulo Democrático Interamericano, con el objetivo de evitar la ruptura democrática”.

Y más aún “uniendo a Brasil, Argentina, Colombia y Panamá para contribuir al mejor número de tropas, hacer uso de su proximidad geográfica y experiencia en operaciones en regiones boscosas o selváticas. Fortaleciendo su condición internacional con la presencia de unidades de combate de Estados Unidos y de las naciones mencionadas; bajo el mando general del Estado Mayor Conjunto lidereado por Estados Unidos”.

Asombra la impunidad con que todo se está preparando a espaldas de los pueblos, en la ilegalidad absoluta, y esto hace comprensibles las recientes maniobras militares de Estados Unidos en esta región en la frontera deBrasil con Venezuela (Brasil, Perú Colombia), en el Atlántico Sur (Estados Unidos, Chile, Gran Bretaña, Argentina), en el caso argentino sin autorización del Congreso nacional, en octubre-noviembre pasado.“Usando las facilidades del territorio panameño para la retaguardia y las capacidades de Argentina para la seguridad de sus puertos y de las posiciones marítimas. Proponer a Brasil y Guyana para hacer uso de su situación migratoria a la cual tenemos intención de alentar en la frontera con Guyana. Coordinar el apoyo aColombia, Brasil, Guyana, Aruba, Curazao, Trinidad y Tobago y otros Estados frente al flujo de migrantes venezolanos debido a los eventos de la crisis”.

Pero además, se prevé “promover la participación internacional en este esfuerzo como parte de la Operación Multilateral con contribución de Estados, organismos no estatales y cuerpos internacionales y abastecer de adecuada logística, inteligencia, apoyos, anticipando especialmente los puntos más valiosos en Aruba, Puerto Carreño, Inirida, Maicao, Barranquilla y Sincelejo en Colombia, y Roraima, Manaos y Boavista en Brasil”.

Increíble mapa de una guerra de intervención anunciada.

Información estratégica

Es asombroso el plan de silenciar el simbolismo de la presencia de la representatividad de Chávez y el apoyo popular y mantener el acoso al dictador como único responsable de la crisis en la cual él ha sumergido a la nación y a sus más cercanos seguidores, a los que se acusará de la crisis y la imposibilidad de salir de ésta.

En otro párrafo se llama a “intensificar el descontento contra el régimen de Maduro señalar la incompetencia de los mecanismos de integración creados por los regímenes de Cuba y Venezuela, especialmente el ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América) y Petrocaribe”.

En cuanto al tema mediático, el plan diseñado por Estados Unidos llama a incrementar dentro del país, a través de los medios de comunicación locales y extranjeros, la diseminación de mensajes diseñados y basados en testimonios y publicaciones originados en el país mismo, haciendo uso de todas las capacidades posibles, incluidas las redes sociales, y por otra parte llamar a través de los medios de comunicación a la necesidad de poner fin a esa situación porque es en esencia insostenible.

En uno de los últimos párrafos del documento se trata de asegurar o mostrar el uso de medios violentos por parte de la “dictadura” para obtener el apoyo internacional, utilizando “todas las capacidades de la Guerra Psicológica del Ejército de Estados Unidos”. En otras palabras, repitiendo los mismos escenarios de mentiras, armados de noticias, fotografías y videos falsos, y todo lo ya utilizado en las guerras coloniales del siglo XXI.

El documento señala igualmente que Estados Unidos deberá apoyar internamente a los Estados americanos que lo apoyan, levantar la imagen de estos y del orden multilateral de instituciones del sistema interamericano, como instrumentos para la solución de los problemas regionales. Promover la necesidad de envío de la Fuerza Militar de la ONU para la imposición de la paz, una vez que la dictadura corrupta de Nicolás Maduro sea derrocada.

STELLA CALLONI

VOLTAIRENET.NET.ORG

Lo divulgamos porque conocemos un poco sobre la historia y trayectoria sangrienta de injerenCIA golpista del imperio genocida #EEUU.

Veremos que ocurre. #Venezuela realiza sus elecciones presidenciales este Domingo 20 de Mayo 2018.

Xel

, , , , ,

No Comments

García Meza

Se impuso el asesinato, la tortura, la censura a la prensa y una feroz represión contra cualquier resistencia.

La Razón (Edición Impresa) / Reymi Ferreira

00:12 / 02 de mayo de 2018

Aún recuerdo el fatídico 17 de julio de 1980, cuando un tanque bajaba por la calle Junín para dirigirse al campus universitario de la UAGRM en Santa Cruz. También recuerdo las transmisiones de radio que informaban el asalto a las oficinas de la Central Obrera Boliviana (COB) y anunciaban la instalación de una junta militar encabezada por Luis García Meza, personaje atrabiliario y brabucón de rostro embrutecido. Se imponía así el último golpe de Estado en Bolivia.

El primer decreto de la dictadura declaraba “objetivo militar” a quien circulara después de las 18.00 horas hasta las seis de la mañana. También se prohibían las organizaciones políticas y sindicales, y se dejaban en suspenso las garantías constitucionales. Solo en el primer día del golpe fueron asesinadas decenas de personas, entre ellas Marcelo Quiroga Santa Cruz y los dirigentes sindicales Carlos Flores y Gualberto Vega. Los centros mineros resistieron dos semanas, pero finalmente fueron brutalmente asaltados, luego de varios bombardeos aéreos.

Se impuso el asesinato, la tortura, los campos de concentración, la censura total a la prensa y una feroz represión contra cualquier intento de resistencia; como la del 15 de enero de 1981, cuando fueron asesinados a mansalva los miembros de la dirección nacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

En Santa Cruz, el panfleteo o prendido de afiches contra la dictadura era considerado un atentado contra la seguridad del Estado, y se castigaba en el mejor de los casos, si se era menor de edad, con la detención por algunos días y severas palizas; en otros, podía llevar al “terrorista” a un campo de concentración o a la desaparición, como ocurrió con un compañero del que nunca más supimos. Los asilados en las embajadas pasaron de la centena y los exiliados fueron más de 1.000. La lógica represiva fue muy parecida a la del exdictador Hugo Banzer Suárez; la misma crueldad y saña se repitieron sistemáticamente, encabezadas por los paramilitares.

Ha fallecido Luis García Meza, conductor de esa orgía de sangre y represión, y su muerte nos trae a la memoria aquellos días en los que había que “andar con el testamento bajo el brazo”, como lo anunció Luis Arce Gómez, ministro de la dictadura.

Para variar, algunos en la oposición pretenden sacar rédito de la muerte de este criminal, y no ha faltado algún majadero que quiera comparar la sanguinaria dictadura garcíamezista con el actual Gobierno. Definitivamente quienes afirman semejante despropósito no tienen la supina idea de lo que es una dictadura.

Otra afrenta a la memoria de las víctimas de aquel gobierno de facto es el pedido de “honores militares” para el exdictador manifestado por algunas voces. Estos pedidos fuera de lugar ignoran el daño que hizo al país un régimen que se sustentó en el narcotráfico y el terror. Pero no debe sorprendernos nada ya, muchos de los actuales “demócratas” fueron partidarios de Banzer, quien gracias a la frágil memoria incluso llegó a ser presidente con el 22% de los votos en 1997, vía cuoteo parlamentario.

Justamente la falta de memoria es la que hoy permite que se ignore el verdadero sentido de una dictadura y se manipule el uso de esta palabra. Lo único de lamentar con la muerte de García Meza es que se lleva a la tumba el lugar donde se encuentran los restos de Marcelo Quiroga Santa Cruz.

FUENTE: http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Garcia-Meza_0_2921107862.html


, , , , ,

No Comments

Irak, Libia, y ahora Siria: tres intervenciones, tres desastres

EE.UU. y sus aliados perseveran en aplicar a Siria la misma estrategia que devastó Irak y Libia, y dio alas al terrorismo yihadista a escala global.

Desmontando la mentiras sobre Siria y el reciente ataque con misiles perpetrado por EE.UU y sus socios Reino Unido y Francia bajo la excusa de un supuesto ataque químico que ha quedado demostrado (como denuncia Rusia) que fue un montaje de falsa bandera de provocación donde participaron los organismos de inteligencia de Reino Unido.

Un ataque que viola flagrantemente el derecho internacional y demuestra que las potencias internacionales pueden hacer lo que quieren, pasando por encima de instituciones creadas por ellos mismos para resolver estos problemas, como la ONU.

En realidad ellos (EE.UU, Francia, Reino Unido, Arabia, Israel) son los terroristas. Queda acaso alguno duda?

Xel

, , , , , , ,

No Comments

El Reino Unido y Francia desencadenaron la Segunda Guerra Mundial

Fueron el Reino Unido y Francia, países que incitados por EE.UU., invadieron a Alemania y provocaron la Segunda Guerra Mundial, según concluye el sitio web, Veterans Today (VT).

Se trata de un post del sitio, en el que se inicia criticando la interpretación errónea de la historia del mundo por los liberales, poniendo como ejemplo las declaraciones de un invitado frecuente de la emisora de radio rusa Echo of Moscow, Konstantin Remchukov, quien publicó un tweet acerca de las ‘mentiras’ de Joseph Stalin al periódico Pravda.

En su tweet, Remchukov dice que “Stalin les dijo a los redactores de Pravda, el  30 de noviembre de 1939: ‘no fue Alemania la que atacó primero a Francia e Inglaterra, sino que fue Francia e Inglaterra quienes atacaron primero a Alemania.’”

Remchukov enfatiza el alcance de las ‘mentiras’ del periódico Pravda y Joseph Stalin. Sin embargo, parece que la cuestión de la mentira en este caso es más que una cuestión de fe. Algunos creen en Dios, otros creen en la transmigración de las almas y algún otro… en los valores liberales.

Para comprender esta cuestión debemos remitirnos a la cronología de la Segunda Guerra Mundial (entendemos aquí que una guerra se vuelve global cuando hay varios países que participan en ella).

El 31 de agosto, la prensa alemana informó: “… el jueves, a las 20:00 horas, la estación de radio en Gleiwitz fue capturada por polacos”.

El 1 de septiembre, a las 4:45, el acorazado alemán Schleswig-Holstein llegó a Danzig y abrió fuego contra las fortificaciones polacas en la Westerplatte.

Los polacos asesinaron a varios miles de alemanes que vivían en la ciudad de Bromberg. La ciudad había sido escindida de Alemania y entregada a Polonia por el Tratado de Versalles.

Hitler, vistiendo uniforme militar, pronunció un discurso en el Reichstag. Para justificar la invasión de Polonia, Hitler se refirió al incidente de Gleiwitz. Hitler, que no usó la palabra “guerra”, por temor a que Francia e Inglaterra se unieran al conflicto de los dos países, anteriormente había dado garantías adecuadas a Polonia. Hitler habló de “defensa activa” contra la agresión polaca.

El mismo día, Gran Bretaña y Francia, bajo la amenaza de declaración de guerra, exigió la retirada inmediata de las tropas alemanas de Polonia. Mussolini ofreció convocar una conferencia para la solución pacífica de la crisis polaca, pero Hitler lo rechazó.

El 3 de septiembre a las 9:00, Inglaterra declaró la guerra a Alemania. El mismo día, a las 12:20, Francia hizo lo mismo junto con Australia, India y Nueva Zelanda.

El 4 de septiembre, 24 aviones de bombardeo británicos fueron derribados durante un ataque aéreo británico al puerto de Wilhelmshaven.

Los Estados Unidos y Japón anunciaron su neutralidad el 5 de septiembre.

El 6 de septiembre, Sudáfrica declaró la guerra a Alemania.

El 7 de septiembre, las tropas francesas cruzaron la frontera con el Sarre, atacando así a Alemania.

El Embajador de Estados Unidos en Gran Bretaña Joseph Kennedy dijo que Francia y Gran Bretaña no habría hecho nunca que Polonia fuera el motivo de una guerra mundial, si no fuera por instigación de Washington. Curiosamente, las notas del Primer Ministro británico Arthur Neville Chamberlain escritas entre 1938-1939 (guardadas en la Universidad de Manchester) han sido vetadas al público hasta el año 2037.

Así, la cronología de los acontecimientos demuestran lo siguiente: Alemania desató la guerra contra Polonia, pero Polonia estuvo provocando la guerra tras haber asesinado a varios miles de alemanes en Bromberg y Danzig.

Hitler estaba tratando de recuperar los territorios alemanes que habían sido entregados a Polonia por el Tratado de Versalles. Bajo ese Tratado, Polonia también recibió territorios del Imperio Ruso: aquí es donde echa raíces el Pacto Molotov-Ribbentrop.

¿Mintieron realmente Stalin y el periódico Pravda al decir que no fue Alemania la que atacó a Francia e Inglaterra, sino al revés?

La incursión de la Real Fuerza Aérea británica en Wilhelmshaven el 4 de septiembre de 1939 y el ataque francés en el Sarre el 7 de septiembre ¿No fue acaso un ataque contra Alemania?

En conclusión, las notas de Remchukov, redactor jefe de la Gazeta Nezavisimaya, demuestran su poco conocimiento de la historia.

Como podemos comprobar, la historia puede repetirse. Hoy en día Ucrania ocupa el lugar de Polonia. En el Donbass, Ucrania está haciendo lo que hicieron los polacos en Danzig y Bromberg. Asimismo, Washington está presionando a los países europeos para emitir sanciones contra Rusia. Hitler no existe, pero la prensa occidental puede recrearlo usando la imagen del Presidente ruso.

Con información de Exordio e HispanTV
FUENTE: https://puntosinapsis.wordpress.com/2016/12/28/el-reino-unido-y-francia-desencadenaron-la-segunda-guerra-mundial/
El reciente ataque a Siria por parte de EE.UU, Gran Bretaña, Francia, tiene entre otros objetivos además del político, la intención de provocar a Rusia, el único enemigo con capacidad militar de hacerles frente; lo necesitan desesperádamente para así resolver en parte la profunda crisis económica y estancamiento que tienen. Lo más seguro es que no paren hasta conseguirlo y en algún momento Rusia responda.
Quieren una 3ra guerra mundial para luego repartirse el botín,…si es que queda alguien vivo en el planeta eso no les preocupa aparentemente, están desquisiados.
Xel

, , , , ,

No Comments

Lula para principiantes

Un paralelo entre la historia de Brasil y la historia de su mayor líder histórico
Lula para principiantes
Los habitantes de un país suelen hablar de otro utilizando como referencia la propia historia. Así sucede a veces con los argentinos y Brasil. Aquí el secretario de Clacso ofrece otra mirada, más real y más compleja.

Desde Brasil

“Brasil no es para principiantes”, sostuvo con su poética despiadada Tom Jobim.

Entender este país exige una inmensa capacidad de imaginación sociológica. El Brasil de hoy conserva sus marcas históricas, la sociogénesis de un pasado que revive día tras día en la prepotencia de sus élites, en la persistencia de sus estructuras esclavistas y en un sistemático desprecio hacia la democracia y hacia los derechos de casi todos sus habitantes, transformados en extranjeros dentro de una nación sin patria.

La historia de Brasil ha sido modelada a golpes y engalanada por narrativas indulgentes que han pretendido explicar lo inexplicable. En definitiva, aunque todo funcione mal, Dios y la alegría son brasileños. ¿Qué más se puede pedir?

Un país cuya independencia fue proclamada por un príncipe, hijo del rey de Portugal, que se consagró emperador “constitucional” y defensor perpetuo del país. Una nación independiente que nació como imperio. Un imperio que permanece hasta hoy gobernado por sus dueños.

Así, la democracia ha sido una excepcionalidad en la historia brasileña. A falta de democracia política y social, Brasil inventó la “democracia racial”, una ficción doctrinaria que bien podría haber servido para construir el imaginario de una sociedad igualitaria, pero que se transformó en el mito que oculta un racismo institucional que transforma a millones de seres humanos en sujetos del desprecio y la exclusión. En la segunda nación con mayor población negra del planeta, la historia la escriben los blancos, el poder y la riqueza la acumulan los blancos, las oportunidades las secuestran siempre los blancos. Los blancos, esos que viven indiferentes ante la violencia y la segregación de los ciudadanos y las ciudadanas silenciados, invisibilizados, abandonados: pobres, negros, campesinos, indígenas, mujeres y niñas violentadas, violadas, seres humanos sin techo, sin tierra, sin nombre, sin derechos.

Brasil, un país continental, repleto de golpes. Y de mentiras. Cuando el régimen militar derrocó al presidente democrático João Goulart, en 1964, prometió restablecer el orden institucional en apenas un día. Permaneció en el poder 21 años. El primer editorial de diario O Globo, después del golpe, sentenciaba: “resurge la democracia”.

Y la democracia resurgió, pero dos décadas más tarde, sustentada en una ley del olvido y de la impunidad frente a los crímenes militares. Nadie sería juzgado. Nadie condenado. El poder se delegó en un presidente elegido de forma indirecta, sin el voto popular, que murió antes de asumir el cargo, transfiriendo así el mandato a un cacique inexpresivo y gris, con aspiraciones de poeta mediocre y heredero feudal de una de las regiones más miserables del país. La democracia quiso resurgir, pero no pudo.

Recién en 1989 se realizarían las primeras elecciones presidenciales desde 1960. Durante casi 30 años, Brasil había conseguido vivir al margen de la más diminuta e imperceptible democracia representativa. Sus élites, sin embargo, explicaban que el período de excepción dictatorial había constituido un verdadero “milagro”, y así comenzó a ser llamado el particular proceso por el que una nación que llegó a crecer más de 30% en apenas un año, pudo transformarse al mismo tiempo en una de las sociedades más injustas y desiguales del planeta.

La ruptura

La historia brasileña desde los años 90 es, más o menos, conocida. Fernando Collor derrotó a Lula con el apoyo solidario de la Red Globo. Collor fue destituido y asumió Itamar Franco, que no hizo casi nada, aunque era bonachón y solía fotografiarse cerca de muchachas sin ropa interior, lo que hizo pensar a muchos que se trataba de un buen presidente. A Itamar lo sucedió el príncipe de los sociólogos, Fernando Henrique Cardoso, que también derrotó a Lula y exigió que, quienes conocían su pasado, olvidaran todo lo que había escrito. En 1998, Lula volvió a ser derrotado por Fernando Henrique, que además de avanzar en un plan de privatizaciones, nunca revirtió y, en algunos casos, empeoró las ya deterioradas condiciones de vida de los más pobres. Durante sus dos mandatos, la pobreza creció o se mantuvo estable, alcanzando, en 2002, al 31,8% de la población. Ese año, Lula ganaría finalmente las elecciones presidenciales.

El ocaso del gobierno Cardoso significó el agotamiento o, por lo menos, el profundo deterioro de un modelo de acumulación y dominación que había imperado desde la transición democrática. A pesar de la crisis del régimen, las élites brasileñas confiaban en que Lula no significaría una amenaza a sus intereses corruptos y mezquinos. Razones tenían. El ex líder metalúrgico, había escrito una carta al pueblo brasileño en la que prometía no amenazar la riqueza y las propiedades de los más ricos, sino desarrollar un programa de inclusión social que sería beneficioso para el país. Si le creyeron porque no les quedaba otro remedio o porque confiaron en que, finalmente, lo habían derrotado, no podremos saberlo. Lo que sí sabemos es que el ex líder metalúrgico no mintió y desarrolló un inédito programa de reformas sociales cuyos resultados fueron excepcionales.

La pobreza bajó significativamente, reduciéndose en 12 años más del 73%. La llamada pobreza crónica pasó del casi el 10% al 1%. Todos los sectores sociales aumentaron sus niveles de ingreso. Los más ricos, por ejemplo, 23%. Pero los más pobres, 84%. Brasil dejó de ocupar el humillante mapa del hambre de la FAO, ampliando oportunidades y condiciones de bienestar hasta entonces inimaginables entre los sectores más pobres del país.

Pero los grandes indicadores sociales, educativos y económicos, en definitiva, el excelente desempeño de su gobierno, no fue lo que dotó a Lula de inmenso reconocimiento y aprobación. Lo que lo transformó en un verdadero mito, en una personalidad de culto y admiración por parte de los sectores populares, fue el carácter fundacional que adquirió su mandato. Los pobres pueden no codificar la sociología o la economía con los encriptados códigos teóricos de los intelectuales, pero no por eso son menos sutiles y perspicaces a la hora de comprender su propia realidad social.

Los pobres saben, por ejemplo, que el ingreso tiene que ver con sus capacidades y oportunidades de bienestar. Así, operacionalizan esta evidencia en indicadores muy concretos, por ejemplo, tener o no acceso a mayores y mejores niveles educativos, tener posibilidades de acceso al crédito que permite comprar una casa propia o algunos bienes de consumo básicos, tener energía eléctrica, cloacas, agua potable y, cuando exageran en sus aspiraciones de bienestar, poder viajar a visitar sus seres queridos en avión.

Todo esto, que constituye un inventario de derechos y oportunidades básicas en cualquier república moderna, nunca había estado al alcance de millones de brasileños y brasileñas. El gobierno de Lula, y posteriormente el de Dilma, ofrecieron, por primera vez, la oportunidad efectiva de sentirse ciudadanos y ciudadanas a un inmenso contingente de personas que habían sido despreciados, descartados y humillados por unas élites que fingían desconocer su existencia como sujetos de derechos o como simples seres humanos con necesidades elementales nunca satisfechas.

Lula vino a reparar esta injusticia histórica. Y lo hizo con una enorme capacidad de gestión y ejerciendo un fuerte liderazgo político, dentro y fuera del país.

La avasalladora fuerza de Lula tomó de sorpresa a unas élites indolentes e ignorantes que suponían que un obrero metalúrgico sin instrucción universitaria fracasaría en su afán de dirigir los destinos de la décima potencia económica del planeta.

En una década, Lula y Dilma, redujeron en 53% el déficit de acceso a la vivienda digna. Construyeron más de 1 millón 700 mil casas populares, universalizaron el acceso a la energía eléctrica (en un país con una inmensa desigualdad energética), aumentaron significativamente el porcentaje de domicilios con acceso a agua, duplicaron la matrícula universitaria, construyeron más universidades y escuelas técnicas que en toda la historia del país hasta el 2002. Todas estas políticas fueron el resultado de poner a los pobres en el centro del presupuesto nacional, beneficiaron especialmente a la población rural, a las mujeres, los jóvenes, las comunidades indígenas y la población negra.

Si quisiéramos entender Brasil con ojos argentinos, aunque con enormes diferencias y especificidades históricas, deberíamos pensar que Lula cumple un papel mucho más cercano al que Perón ejerció desde 1946, que al de Néstor Kirchner desde el 2003, ante la crisis del 2001. El presidente Kirchner tuvo un papel excepcional en fundar las bases de una república construida sobre los pilares de la igualdad, los derechos humanos y la justicia social. Lo hizo con una gran capacidad de gestión, gobernando un país en ruinas, pero teniendo como referencia un imaginario y una historia que pretendía ser recuperada o refundada.

Lula no. Lula es el fundador. El gran arquitecto democrático de un Brasil, que nunca existió.

La poderosa y contundente consigna de que “la patria es el otro”, es la emotiva síntesis de una década de realizaciones que hemos conquistado colectivamente. La síntesis que gana sentido y referencialidad en un pasado común y se encarna de manera viva en la necesidad de construir un nuevo presente. Es el pasado que se proyecta y se espeja en nuestros grandes líderes democráticos históricos (Yrigoyen, Perón, Evita, Cámpora, Alfonsín), así como en las víctimas de la dictadura y en nuestras heroicas madres y abuelas. Es el futuro posible, ante la existencia de un pasado real.

Más tarde

Brasil no tuvo ese pasado. Ni ningún otro comparable. Medio siglo más tarde que la Argentina, Brasil cumplió el mandato que muchas veces les ha cabido en América Latina a los gobiernos populares: ser las administraciones que instalan, construyen y defienden un orden republicano, modernizador y democrático, frente a la barbarie predatoria que imponen unas élites del atraso que siempre parecen tener nostalgia de la Edad Media.

Lula funda el Brasil republicano. Es el líder que no está dispuesto a aceptar que no haya espacio para todos y todas en un país de iguales. Y el que, sin tapujos ni remordimientos hipócritas, no tiene miedo de decir que aspira a que todos vivan mejor, que los pobres puedan comer bien, vivir bien, tener sus hijos en las universidades, ser propietarios de las casas en las que viven. Lula no aspira a ser un hippie con onda, predicando una crítica desenfocada a los bienes de consumo. Porque sabe que de ellos depende la posibilidad de hacer de la vida digna una oportunidad efectiva y no una falsa promesa.

¿Por qué el juez Moro encarcela a Lula sin otra prueba que su propia convicción? Porque ha sido la estrategia que el poder financiero (improductivo y predatorio), el gran monopolio comunicacional que es la Red Globo, y sectores políticos conservadores (entre ellos, el del ex presidente Fernando Henrique Cardoso) han encontrado para acabar con lo que creen ser un antecedente inaceptable para ese Brasil egoísta y mezquino cuyos privilegios siempre han preservado. No aceptan que Lula vuelva al poder. Creyeron que el golpe contra Dilma Rousseff lo hundiría. Se equivocaron. Ahora creen que, encarcelándolo, podrán silenciarlo. También se equivocan.

Quieren acabar con ese metalúrgico porfiado y persistente que parece no estar dispuesto nunca a rendirse y entregar las armas de la dignidad, la confianza en la política y la certeza en el valor de las movilizaciones populares. Pero también quieren acabar con todos los Lulas que están por venir. Quieren acabar con lo que consideran un virus fatal contra sus privilegios y su impunidad corrupta: la posibilidad de que muchos y muchas puedan pensar que, si alguna vez un metalúrgico sin escuela, nordestino y pobre, pudo gobernar el país, otros y otras como él podrán hacerlo.

Están encarcelando a Lula, encarcelan una idea. Aspiran a encarcelar el futuro. No podrán. No habrá espacio en las cárceles para esa multitud de hombres y mujeres libres, que seguirán luchando por la construcción de un futuro que les pertenece y nadie podrá robarles.

* Secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales.

Un resumen de la trayectoria de Lula desde los ojos argentinos.
Solo puedo decir, después de ver lo que le está pasando a Brasil, cuán afortunados somos de tener la estabilidad política y el buen desempeño de nuestra economía en general.  La recesión económica que afecta a Camiri y toda la zona es regional y tiene varios factores, que comienzan en el centralismo departamental y terminan en la división e inestabilidad política del Municipio Camireño.
Volviendo al tema, tenemos que aprender que a la derecha vendepatria no se le debe tener ninguna consideranción y no se debe ceder ni un milímetro de espacio, nada! Solo vean lo que están haciendo con Lula, lo que hicieron con el Paraguay, Honduras, el Ecuador de Lenín “Traidor” Moreno, el Perú de PPK y la Argentina del facho Macri.
Xel

, , , , , , ,

No Comments

La Batalla de Canchas Blancas

Canchas Blancas

Por: Reymi Ferreira

Uno de los episodios escondidos por la historia chilena es la batalla de Canchas Blancas, y hasta hace no mucho desconocido por la propia historia boliviana. ¿Cuáles fueron los motivos para ocultar esta batalla que impidió que el invasor llegara a Potosí? Algo parecido ocurrió con la batalla de Tambillo, hasta que la película Amargo Mar la sacó a relucir en 1984.

La batalla de Canchas Blancas, ocurrida el 12 de noviembre de 1879, tuvo como protagonista al coronel boliviano Lino Morales. También participaron los coroneles Juan Ayoroa, Teodoro Villarpando y Mariano Colodro, comandando a soldados e indígenas. El saldo de la batalla, además de muertos y heridos, fueron armas, mapas, notas impresas de agitación para Paraguay y Argentina, y contactos chilenos en esos países. Read the rest of this entry »

, , , , , , , ,

No Comments

La oligarquía boliviana en La Haya

Por: Anselmo Esprella

La oligarquía boliviana, muñeco de ventrílocuo, repite en coro el discurso de la oligarquía chilena: “en La Haya no van a conseguir nada”, mejor no hagamos nada.

Durante toda la historia de Bolivia, esa ha sido su distinción de casta, de clase parásita y ensimismada. Considera que cualquier tipo de trabajo, es un deshonor.

Eternamente somnolientos por un poderoso cannabis que les adormece el entendimiento, van por los medios de comunicación, anunciando la llegada definitiva del pasado.

Mientras el pueblo remienda una bandera azul y en La Haya, Chile y Bolivia, disputan un nuevo round, por la posesión de la verdad histórica, ellos, los del ocio creativo, defienden con pantuflas y con el cuerpo desparramado sobre el sofá: el ocio a secas.

Read the rest of this entry »

, , , , , ,

No Comments