Archive for category Latinoamérica

El mago nominado al ‘Nobel’ de los profesores

Más info en: Soluciones matemáticas para perder el miedo a los números

FUENTE: https://hipertextual.com/2018/04/matematicas-aprender-resolver-problemas?utm_source=dlvr.it&utm_medium=socialnetworks&utm_campaign=twitter

Divulgamos y compartimos este video con la esperanza de que algún profesor(a) pueda revolucionar la enseñanza sobretodo en las materias que más miedo tienen los estudiantes.

Xel

, , , , , ,

No Comments

Lula para principiantes

Un paralelo entre la historia de Brasil y la historia de su mayor líder histórico
Lula para principiantes
Los habitantes de un país suelen hablar de otro utilizando como referencia la propia historia. Así sucede a veces con los argentinos y Brasil. Aquí el secretario de Clacso ofrece otra mirada, más real y más compleja.

Desde Brasil

“Brasil no es para principiantes”, sostuvo con su poética despiadada Tom Jobim.

Entender este país exige una inmensa capacidad de imaginación sociológica. El Brasil de hoy conserva sus marcas históricas, la sociogénesis de un pasado que revive día tras día en la prepotencia de sus élites, en la persistencia de sus estructuras esclavistas y en un sistemático desprecio hacia la democracia y hacia los derechos de casi todos sus habitantes, transformados en extranjeros dentro de una nación sin patria.

La historia de Brasil ha sido modelada a golpes y engalanada por narrativas indulgentes que han pretendido explicar lo inexplicable. En definitiva, aunque todo funcione mal, Dios y la alegría son brasileños. ¿Qué más se puede pedir?

Un país cuya independencia fue proclamada por un príncipe, hijo del rey de Portugal, que se consagró emperador “constitucional” y defensor perpetuo del país. Una nación independiente que nació como imperio. Un imperio que permanece hasta hoy gobernado por sus dueños.

Así, la democracia ha sido una excepcionalidad en la historia brasileña. A falta de democracia política y social, Brasil inventó la “democracia racial”, una ficción doctrinaria que bien podría haber servido para construir el imaginario de una sociedad igualitaria, pero que se transformó en el mito que oculta un racismo institucional que transforma a millones de seres humanos en sujetos del desprecio y la exclusión. En la segunda nación con mayor población negra del planeta, la historia la escriben los blancos, el poder y la riqueza la acumulan los blancos, las oportunidades las secuestran siempre los blancos. Los blancos, esos que viven indiferentes ante la violencia y la segregación de los ciudadanos y las ciudadanas silenciados, invisibilizados, abandonados: pobres, negros, campesinos, indígenas, mujeres y niñas violentadas, violadas, seres humanos sin techo, sin tierra, sin nombre, sin derechos.

Brasil, un país continental, repleto de golpes. Y de mentiras. Cuando el régimen militar derrocó al presidente democrático João Goulart, en 1964, prometió restablecer el orden institucional en apenas un día. Permaneció en el poder 21 años. El primer editorial de diario O Globo, después del golpe, sentenciaba: “resurge la democracia”.

Y la democracia resurgió, pero dos décadas más tarde, sustentada en una ley del olvido y de la impunidad frente a los crímenes militares. Nadie sería juzgado. Nadie condenado. El poder se delegó en un presidente elegido de forma indirecta, sin el voto popular, que murió antes de asumir el cargo, transfiriendo así el mandato a un cacique inexpresivo y gris, con aspiraciones de poeta mediocre y heredero feudal de una de las regiones más miserables del país. La democracia quiso resurgir, pero no pudo.

Recién en 1989 se realizarían las primeras elecciones presidenciales desde 1960. Durante casi 30 años, Brasil había conseguido vivir al margen de la más diminuta e imperceptible democracia representativa. Sus élites, sin embargo, explicaban que el período de excepción dictatorial había constituido un verdadero “milagro”, y así comenzó a ser llamado el particular proceso por el que una nación que llegó a crecer más de 30% en apenas un año, pudo transformarse al mismo tiempo en una de las sociedades más injustas y desiguales del planeta.

La ruptura

La historia brasileña desde los años 90 es, más o menos, conocida. Fernando Collor derrotó a Lula con el apoyo solidario de la Red Globo. Collor fue destituido y asumió Itamar Franco, que no hizo casi nada, aunque era bonachón y solía fotografiarse cerca de muchachas sin ropa interior, lo que hizo pensar a muchos que se trataba de un buen presidente. A Itamar lo sucedió el príncipe de los sociólogos, Fernando Henrique Cardoso, que también derrotó a Lula y exigió que, quienes conocían su pasado, olvidaran todo lo que había escrito. En 1998, Lula volvió a ser derrotado por Fernando Henrique, que además de avanzar en un plan de privatizaciones, nunca revirtió y, en algunos casos, empeoró las ya deterioradas condiciones de vida de los más pobres. Durante sus dos mandatos, la pobreza creció o se mantuvo estable, alcanzando, en 2002, al 31,8% de la población. Ese año, Lula ganaría finalmente las elecciones presidenciales.

El ocaso del gobierno Cardoso significó el agotamiento o, por lo menos, el profundo deterioro de un modelo de acumulación y dominación que había imperado desde la transición democrática. A pesar de la crisis del régimen, las élites brasileñas confiaban en que Lula no significaría una amenaza a sus intereses corruptos y mezquinos. Razones tenían. El ex líder metalúrgico, había escrito una carta al pueblo brasileño en la que prometía no amenazar la riqueza y las propiedades de los más ricos, sino desarrollar un programa de inclusión social que sería beneficioso para el país. Si le creyeron porque no les quedaba otro remedio o porque confiaron en que, finalmente, lo habían derrotado, no podremos saberlo. Lo que sí sabemos es que el ex líder metalúrgico no mintió y desarrolló un inédito programa de reformas sociales cuyos resultados fueron excepcionales.

La pobreza bajó significativamente, reduciéndose en 12 años más del 73%. La llamada pobreza crónica pasó del casi el 10% al 1%. Todos los sectores sociales aumentaron sus niveles de ingreso. Los más ricos, por ejemplo, 23%. Pero los más pobres, 84%. Brasil dejó de ocupar el humillante mapa del hambre de la FAO, ampliando oportunidades y condiciones de bienestar hasta entonces inimaginables entre los sectores más pobres del país.

Pero los grandes indicadores sociales, educativos y económicos, en definitiva, el excelente desempeño de su gobierno, no fue lo que dotó a Lula de inmenso reconocimiento y aprobación. Lo que lo transformó en un verdadero mito, en una personalidad de culto y admiración por parte de los sectores populares, fue el carácter fundacional que adquirió su mandato. Los pobres pueden no codificar la sociología o la economía con los encriptados códigos teóricos de los intelectuales, pero no por eso son menos sutiles y perspicaces a la hora de comprender su propia realidad social.

Los pobres saben, por ejemplo, que el ingreso tiene que ver con sus capacidades y oportunidades de bienestar. Así, operacionalizan esta evidencia en indicadores muy concretos, por ejemplo, tener o no acceso a mayores y mejores niveles educativos, tener posibilidades de acceso al crédito que permite comprar una casa propia o algunos bienes de consumo básicos, tener energía eléctrica, cloacas, agua potable y, cuando exageran en sus aspiraciones de bienestar, poder viajar a visitar sus seres queridos en avión.

Todo esto, que constituye un inventario de derechos y oportunidades básicas en cualquier república moderna, nunca había estado al alcance de millones de brasileños y brasileñas. El gobierno de Lula, y posteriormente el de Dilma, ofrecieron, por primera vez, la oportunidad efectiva de sentirse ciudadanos y ciudadanas a un inmenso contingente de personas que habían sido despreciados, descartados y humillados por unas élites que fingían desconocer su existencia como sujetos de derechos o como simples seres humanos con necesidades elementales nunca satisfechas.

Lula vino a reparar esta injusticia histórica. Y lo hizo con una enorme capacidad de gestión y ejerciendo un fuerte liderazgo político, dentro y fuera del país.

La avasalladora fuerza de Lula tomó de sorpresa a unas élites indolentes e ignorantes que suponían que un obrero metalúrgico sin instrucción universitaria fracasaría en su afán de dirigir los destinos de la décima potencia económica del planeta.

En una década, Lula y Dilma, redujeron en 53% el déficit de acceso a la vivienda digna. Construyeron más de 1 millón 700 mil casas populares, universalizaron el acceso a la energía eléctrica (en un país con una inmensa desigualdad energética), aumentaron significativamente el porcentaje de domicilios con acceso a agua, duplicaron la matrícula universitaria, construyeron más universidades y escuelas técnicas que en toda la historia del país hasta el 2002. Todas estas políticas fueron el resultado de poner a los pobres en el centro del presupuesto nacional, beneficiaron especialmente a la población rural, a las mujeres, los jóvenes, las comunidades indígenas y la población negra.

Si quisiéramos entender Brasil con ojos argentinos, aunque con enormes diferencias y especificidades históricas, deberíamos pensar que Lula cumple un papel mucho más cercano al que Perón ejerció desde 1946, que al de Néstor Kirchner desde el 2003, ante la crisis del 2001. El presidente Kirchner tuvo un papel excepcional en fundar las bases de una república construida sobre los pilares de la igualdad, los derechos humanos y la justicia social. Lo hizo con una gran capacidad de gestión, gobernando un país en ruinas, pero teniendo como referencia un imaginario y una historia que pretendía ser recuperada o refundada.

Lula no. Lula es el fundador. El gran arquitecto democrático de un Brasil, que nunca existió.

La poderosa y contundente consigna de que “la patria es el otro”, es la emotiva síntesis de una década de realizaciones que hemos conquistado colectivamente. La síntesis que gana sentido y referencialidad en un pasado común y se encarna de manera viva en la necesidad de construir un nuevo presente. Es el pasado que se proyecta y se espeja en nuestros grandes líderes democráticos históricos (Yrigoyen, Perón, Evita, Cámpora, Alfonsín), así como en las víctimas de la dictadura y en nuestras heroicas madres y abuelas. Es el futuro posible, ante la existencia de un pasado real.

Más tarde

Brasil no tuvo ese pasado. Ni ningún otro comparable. Medio siglo más tarde que la Argentina, Brasil cumplió el mandato que muchas veces les ha cabido en América Latina a los gobiernos populares: ser las administraciones que instalan, construyen y defienden un orden republicano, modernizador y democrático, frente a la barbarie predatoria que imponen unas élites del atraso que siempre parecen tener nostalgia de la Edad Media.

Lula funda el Brasil republicano. Es el líder que no está dispuesto a aceptar que no haya espacio para todos y todas en un país de iguales. Y el que, sin tapujos ni remordimientos hipócritas, no tiene miedo de decir que aspira a que todos vivan mejor, que los pobres puedan comer bien, vivir bien, tener sus hijos en las universidades, ser propietarios de las casas en las que viven. Lula no aspira a ser un hippie con onda, predicando una crítica desenfocada a los bienes de consumo. Porque sabe que de ellos depende la posibilidad de hacer de la vida digna una oportunidad efectiva y no una falsa promesa.

¿Por qué el juez Moro encarcela a Lula sin otra prueba que su propia convicción? Porque ha sido la estrategia que el poder financiero (improductivo y predatorio), el gran monopolio comunicacional que es la Red Globo, y sectores políticos conservadores (entre ellos, el del ex presidente Fernando Henrique Cardoso) han encontrado para acabar con lo que creen ser un antecedente inaceptable para ese Brasil egoísta y mezquino cuyos privilegios siempre han preservado. No aceptan que Lula vuelva al poder. Creyeron que el golpe contra Dilma Rousseff lo hundiría. Se equivocaron. Ahora creen que, encarcelándolo, podrán silenciarlo. También se equivocan.

Quieren acabar con ese metalúrgico porfiado y persistente que parece no estar dispuesto nunca a rendirse y entregar las armas de la dignidad, la confianza en la política y la certeza en el valor de las movilizaciones populares. Pero también quieren acabar con todos los Lulas que están por venir. Quieren acabar con lo que consideran un virus fatal contra sus privilegios y su impunidad corrupta: la posibilidad de que muchos y muchas puedan pensar que, si alguna vez un metalúrgico sin escuela, nordestino y pobre, pudo gobernar el país, otros y otras como él podrán hacerlo.

Están encarcelando a Lula, encarcelan una idea. Aspiran a encarcelar el futuro. No podrán. No habrá espacio en las cárceles para esa multitud de hombres y mujeres libres, que seguirán luchando por la construcción de un futuro que les pertenece y nadie podrá robarles.

* Secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales.

Un resumen de la trayectoria de Lula desde los ojos argentinos.
Solo puedo decir, después de ver lo que le está pasando a Brasil, cuán afortunados somos de tener la estabilidad política y el buen desempeño de nuestra economía en general.  La recesión económica que afecta a Camiri y toda la zona es regional y tiene varios factores, que comienzan en el centralismo departamental y terminan en la división e inestabilidad política del Municipio Camireño.
Volviendo al tema, tenemos que aprender que a la derecha vendepatria no se le debe tener ninguna consideranción y no se debe ceder ni un milímetro de espacio, nada! Solo vean lo que están haciendo con Lula, lo que hicieron con el Paraguay, Honduras, el Ecuador de Lenín “Traidor” Moreno, el Perú de PPK y la Argentina del facho Macri.
Xel

, , , , , , ,

No Comments

CASO TERRORISMO: EN EL STAND DE COTAS SE HALLARON LOS SÍMBOLOS DE UNA “NUEVA NACIÓN”

Explosivos, municiones y símbolos independentistas que fueron hallados en la habitación de Eduardo Rózsa, en el hotel Las Américas. (Archivo)

Roberto Medina Buezo / Cambio
Después de la intervención al hotel Las Américas, el 16 de abril de 2009, que culminó con la muerte de Eduardo Rózsa Flores, Árpád Magyarosi y Michael Dwyer, tras el intercambio de disparos con los policías, los investigadores hallaron en el stand de Cotas explosivos, armamento, la letra del himno de la denominada media luna, símbolos de una posible nueva nación, escudos y banderas que desvelaron afanes conspirativos y separatistas para fracturar al país.

El coronel Johnny Aguilera, actual director de la FELCC de La Paz, pero en aquel entonces oficial de la Policía con grado de mayor y a cargo de las pesquisas, rememoró lo ocurrido y señaló que se hallaron diversos elementos vinculados a un acto de terrorismo. Indicó que la Policía actuó e intervino el hotel Las Américas para precautelar la integridad del país.

“Esas personas fueron traídas a Bolivia en noviembre de 2008 y camuflaban sus actividades conspirativas vistiendo chalecos de prensa y otros elementos típicos de la mimetización de las células terroristas”, aseguró Aguilera.

“Se trató de la conformación de un grupo central con  financiamiento económico o tratamiento ideológico de una misma fuente, pero a la vez estaba incomunicada durante el desarrollo de las operaciones en sí mismas”, agregó la autoridad.

Read the rest of this entry »

, , , , ,

No Comments

La Batalla de Canchas Blancas

Canchas Blancas

Por: Reymi Ferreira

Uno de los episodios escondidos por la historia chilena es la batalla de Canchas Blancas, y hasta hace no mucho desconocido por la propia historia boliviana. ¿Cuáles fueron los motivos para ocultar esta batalla que impidió que el invasor llegara a Potosí? Algo parecido ocurrió con la batalla de Tambillo, hasta que la película Amargo Mar la sacó a relucir en 1984.

La batalla de Canchas Blancas, ocurrida el 12 de noviembre de 1879, tuvo como protagonista al coronel boliviano Lino Morales. También participaron los coroneles Juan Ayoroa, Teodoro Villarpando y Mariano Colodro, comandando a soldados e indígenas. El saldo de la batalla, además de muertos y heridos, fueron armas, mapas, notas impresas de agitación para Paraguay y Argentina, y contactos chilenos en esos países. Read the rest of this entry »

, , , , , , , ,

No Comments

La mujer que realizó la exposición más dura de Bolivia contra Chile en La Haya

Monique Chemillier-Gendreau, Abogada francesa

La Imagen del Día Braga viene del diario Publimetro, que destaca a lo duros alegatos de Monique Chemillier-Gendreau, quien para argumentar a favor de Bolivia, acusa a Chile de “invadirlos”.

La francesa repasó la historia limítrofe entre las dos naciones y dijo que Santiago ocupó en 1879 el puerto de Antofagasta, Calama y San Pedro de Atacama.

Monique Chemillier-Gendreau está a punto de cumplir 83 años y es especialista en derecho público y ciencias políticas, además de presidenta honorífica de los juristas demócratas franceses.

La abogada recapituló en su alegato de esta mañana, los distintos intentos que buscaban otorgar una salida soberana al mar a Bolivia mediante la entrega de un puerto propio y cómo gobiernos de Chile en todos estos acercamientos muestran un doble discurso.

“No concuerda con la realidad decir que no ocurrió nada”, señaló Monique para comenzar su intervención.

“Bolivia se recuperó de los traumatismos de la guerra, pero no se recuperó de la amputación de todo su litoral. Estar privado de litoral, significa para este país someterse a daños económicos catastróficos”, agregó.

“El derecho internacional abre puertas, que permiten corregir la flagrante injusticia que está en el origen de este litigio”, expresó Chemillier, una de las miembros más respetadas del equipo jurídico boliviano.

“El Litoral chileno debería convertirse en boliviano inmediatamente”, aseveró. “Todas las fases de negociación tenían como objetivo llegar a un acuerdo que ponga fin a este litigio. Cuando Chile declara que quiere satisfacer los deseos del estado boliviano no queda duda que existe un tema pendiente”, y puntalizó que “todo empezó por el nitrato que aunque estuvo situado en Bolivia fue declarado en territorio chileno, fue así que Chile poco a poco fue invadiendo el país, arrastrado por sus apetitos económicos”.

“En 2011 Chile desvaneció toda esperanza que durante en 130 años dio al pueblo boliviano. Para Chile la revisión del tratado de 1904 no es necesaria para dar solución al pedido de Bolivia de un acceso al mar”, argumentó. En 1923 hubo un intercambio de notas donde Bolivia aún aguardaba tratamiento del acceso soberano al mar, pero Chile término desconociendo cualquier ofrecimiento realizado hasta el momento.

Y concluyó: “Bolivia espera de esta alta jurisdicción que tenga en cuenta este acuerdo largamente reconocido entre Bolivia y Chile”.

Read the rest of this entry »

, , , , , , , , ,

No Comments

Finlandia y Bolivia intercambian experiencias educativas

La Paz, 19 mar (ABI).- Autoridades de Educación de Bolivia y expertos de Finlandia sostuvieron una reunión de intercambio de experiencias en La Paz, con el objetivo de compartir experiencias del sistema educativo finlandés que es muy reconocido en todo el mundo y considerado un modelo educativo a seguir, informó el lunes el viceministro de Educación Superior y Formación Profesional, Eduardo Cortez.

“Finlandia está reconocida como uno de los países que tiene una alta calidad en su educación, es por esta razón, que compartimos experiencias de todo lo que se hace en su país y en nuestro Estado Plurinacional para innovar y fortalecer la calidad educativa”, manifestó Cortez citado en un boletín institucional.

Read the rest of this entry »

, , , , , ,

No Comments

Carta abierta a Carlos Mesa

En octubre del 2003, Carlos Mesa no se hizo parte de la masacre al pueblo alteño y abandonó a Sánchez Lozada cuestionando públicamente la violencia contra la gente en revuelta pacífica. Se enfrentó, como lo cuenta en su libro Presidencia sitiada, también al embajador de  Estados Unidos.

Por mucho tiempo pensé que guardaba esos días como un preciado tesoro de coherencia con el valor de la vida. Pensé muchas veces, aunque nunca se lo pregunté directamente, que después de esos sucesos, Carlos Mesa sentía que se había equivocado en aceptar la candidatura a la vicepresidencia de Sánchez de Lozada.

Read the rest of this entry »

, , , , ,

No Comments

Mientras tanto en la línea 75 de Santa Cruz de la Sierra

 

Read the rest of this entry »

, , , , , , , , ,

No Comments

Yuri Knórozov, el desciframiento de la escritura Maya

Yuri Knórozov, lingüista, epigrafista y etnólogo ruso con su gata Asia, a la cual siempre trató como coautora de su descubrimiento.

Hace muchos años leí “El mundo Maya” de David Adamson, en la que describe los descubrimientos y exploraciones de los primeros arquéologos y las primeras propuestas para revelar el indescifrable códice Maya, la escritura de la fabulosa cultura Maya, en el libro (1975) apenas se menciona el aporte del científico ruso Yuri Knórozov y no se lo valora tal como ahora.

Aunque no lo crean, al igual que en el mundo pestilente de la política, el mundo de la ciencia también está plagada de rivalidades enconadas por obtener fama, prestigio y gloria.

Ahora México honra al científico Ruso que descifró la escritura Maya (LEER artículo completo)

Comparto este documental que aporta mucho sobre el grán trabajo de este genial científico ruso: Knórosov: El desciframiento de la Escritura Maya

El punto de partida para su estudio y descubriemto es decisivo y de una lógica irrefutable cuando aborda este problema del códice Maya que se creía sin solución; decía él como tésis: ¿Cómo que un problema sin resolver? Lo que fue creado por una mente humana, puede ser resuelta por otra. En este sentido, los problemas sin solución, no existen. Y no deben existir en ningún área de la ciencia.”

Por su aporte educativo, ojalá que este material pueda llegar a nuestros estudiantes de secundaria. Poco a poco nos vamos haciendo una mejor idea sobre nuestros orígenes ancestrales en el continente, queda mucho por investigar y descubrir.

, , , , , ,

No Comments

Banderazo: Programa 10 de Marzo

, , , , , , , , ,

No Comments