CHILE: Ley Reservada del Cobre arruina a Codelco

Paul Walder - www.puntofinal.cl

La política de los consensos, que no pocos analistas comenzaron a enterrar desde el gobierno de Sebastián Piñera y lapidaron más tarde con el triunfo de la Nueva Mayoría y el paquete de reformas, sigue no sólo presente sino que muy activa. Aun cuando el tono de la discusión política pudo haber elevado su volumen desde el regreso de Michelle Bachelet a La Moneda, agregando un chirriar adicional al debate económico, hay otros intereses bien consensuados desde el fin de la dictadura que siguen intactos. Uno de ellos es el carácter de privilegio que toda la clase política ha otorgado a las fuerzas armadas.

Esta condición, que se extiende desde los albores de la transición a través de todo tipo de expresiones, desde el año pasado ha registrado nuevas marcas en el descaro castrense. El escándalo destapado por el periodista Mauricio Weibel, que denominó “Milicogate”, reveló los multimillonarios recortes a las ventas de cobre que, bajo una ley reservada amañada y amarrada por el mismo Pinochet, son canalizados hacia las fuerzas armadas para gastos a destajo en armamento sin recibos ni rendición de cuentas. En la pasada, que suma cifras de muchos ceros, el recorte ha derivado también en gastos en fiestas, obsesiones por el lujo, compras de caballos de fina sangre y noches húmedas en casinos y salas de juego.

A la contundente e indignante denuncia del periodista Weibel, puesta en circulación el año pasado y doblemente investigada por una comisión especial de la Cámara de Diputados y los tribunales de justicia, se suman otros eventos que amplían la vergüenza pública a niveles impresentables. La codicia ha alcanzado a la cima de la pirámide militar, con compras de muy difícil justificación en coches deportivos de lujo por el general Juan Miguel Fuente-Alba Poblete, ex comandante en jefe del ejército, con buenos vínculos con la casta política del duopolio, en tanto un compendio de cifras y estadísticas han puesto la discriminación y las prebendas de los uniformados en el centro de nuestro drama nacional de múltiples desigualdades. Es aquí el punto en el cual los gastos del ejército no son ya una mala anécdota de casino y whisky, sino que ponen en jaque las políticas públicas, las inversiones en programas sociales y la viabilidad de una empresa líder mundial como Codelco.

 

PENSIONES DE LUJO

La tragedia de las pensiones que entregan las AFP ha impactado de manera inversa a las fuerzas armadas. Las jubilaciones de miseria que reciben los trabajadores tras su vida laboral contrastan de forma injusta con estos funcionarios públicos. Registros estadísticos de la Dirección de Presupuestos (Dipres) indican que el Estado gasta más en las pensiones de los uniformados que en las civiles. Para 2016, el Fisco destinará nada menos que 2.600 millones de dólares para jubilaciones, pensiones y montepíos de menos de 80 mil beneficiarios de las FF.AA., cifra escandalosamente superior a los 1.600 millones que el Estado gasta en las pensiones solidarias de casi un millón de jubilados civiles. Si para el trabajador común la jubilación promedio a través del sistema de capitalización individual de AFP es de 173 mil pesos, para los oficiales asciende a un millón 500 mil pesos y para los suboficiales a más de 600 mil. Un dato de por sí discriminatorio que se supera a sí mismo al considerar que en el caso de las FF.AA. es el Fisco, y no el trabajador, el que pone la totalidad de los recursos.

Este es uno de los profundos sesgos que aumenta sin duda la indignación ciudadana ante una institucionalidad que ha hecho de la desigualdad su naturaleza. El otro, es el torrente de recursos frescos que le ha aportado durante décadas la ley 13.196, o Ley Reservada del Cobre, que obliga a Codelco a traspasar a los uniformados el diez por ciento de sus ventas anuales. Cálculos fidedignos cifran en 12.668 millones de dólares el volumen de divisas entregadas por Codelco desde 2000 a 2015 a las fuerzas armadas. De ese total, unos cinco mil millones están invertidos en instrumentos financieros en diversos mercados internacionales.

Este torrente de recursos frescos se mantuvo más o menos continuo durante las últimas décadas gracias a los precios del cobre. Un proceso que se ha visto estrechado sólo en los últimos años con la caída de los precios desde 2012 a la fecha, y que ha transparentado el daño que la ley reservada hace a las finanzas públicas en general y a Codelco en particular.

 

“NO HAY UN PUTO PESO”

La frase “no hay un puto peso”, proferida en agosto pasado por Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de Codelco, ha puesto en el centro de la agenda toda la extensión del problema. La minera estatal, que ha de entregar el diez por ciento de las ventas a gastos de defensa, finalmente ha terminado con sus arcas secas. Si durante los últimos años los ingresos cayeron como derivación de la merma de los precios internacionales del cobre, durante 2016 la estatal cayó decididamente en números rojos: durante el segundo trimestre, si bien tuvo algunos ingresos, la entrega por la ley reservada de 538 millones de dólares a las fuerzas armadas entre enero y junio dejó a la corporación con un déficit de 97 millones de dólares. Al observar los números, queda en evidencia que Codelco trabaja para las fuerzas armadas.

El financiamiento de las fuerzas armadas no depende sólo del cobre. Hacia finales de esta década, Chile destinará además unos 900 millones de dólares anuales a la compra de armas, cantidad a la que habría que sumar otros 500 millones de dólares para la adquisición de municiones. Una cantidad de pertrechos que, vale recordar, sólo han servido para descargarlos sobre los propios compatriotas y que exhibe sin pudor el sesgo entre los millonarios gastos militares y las múltiples falencias en educación, salud, transporte, pensiones o infraestructura pública, por mencionar sólo algunas de las carencias sociales.

 

GASTO MILITAR

Las diferencias entre el gasto militar y el resto de las demandas sociales son no sólo irritantes, sino que colocan al país y a su principal empresa en un serio problema financiero. De partida, Chile es el país de la OCDE con los mayores índices de desigualdad y con las tasas más bajas de inversión en pensiones, salud y educación. En sentido inverso, los 2.700 millones de dólares asignados en 2015 a las fuerzas armadas (que no incluyen los destinados a pensiones, que elevan el volumen a más de cinco mil millones) colocan a Chile como el país de la región que más gasta en sus fuerzas armadas en relación a su PIB.

El gasto es alto y se ha incrementado a tasas injustificables. Datos del Sipri (Instituto Internacional de Estudios para la Paz, de Estocolmo) registran una duplicación del gasto durante las últimas décadas. Si en 1990 era de 2.100 millones de dólares, el año pasado, como hemos visto, superó los cinco mil millones. Un aumento nada menos que del 140 por ciento en años de paz. Este enorme incremento del gasto lo ubica por encima de todos sus vecinos. Siguiendo las cifras de esta misma fuente, Chile gasta un equivalente al 2,2 por ciento del PIB en sus fuerzas armadas, en tanto Bolivia sólo 1,8 por ciento, que en términos absolutos corresponde a 513 millones de dólares. Y lo mismo ocurre con Perú y Argentina, con un 1,9 y 1,2 por ciento, respectivamente.

Con irritación el excesivo e inexplicable gasto militar también puede compararse con otros sectores. Porque el gasto en salud no sólo es comparativamente bajo, sino que gran parte, a diferencia del militar, se deriva a los pacientes particulares. En 2012, el gasto total en salud en Chile representó el 7,3 por ciento de su PIB, debajo del promedio de los países de la OCDE de 9,3. “En la mayoría de los países de la OCDE, el sector público es la principal fuente de financiamiento del gasto en salud, con la excepción de Chile y EE.UU. En Chile, el 49 por ciento del gasto en salud fue financiado por fuentes públicas en 2012, una proporción muy por debajo del promedio de 72 por ciento en los países de la OCDE. Casi una tercera parte del gasto en salud en Chile es pagado directamente por los hogares, comparado con menos de un 20 por ciento en promedio entre los países de la OCDE”, informa la Organización.

La Ley Reservada del Cobre, que data del segundo periodo del presidente Carlos Ibáñez (1952-58), tras un incidente fronterizo hacia finales de la década de los cincuenta del siglo pasado, fue reformada durante los años ochenta por los militares en su dictadura. Como el precio del mineral sufre variaciones, los uniformados se establecieron un piso mínimo anual de 90 millones de dólares, en tanto han dejado abierto el techo, que durante los primeros años de esta década ha tenido marcas históricas. Si el año 2000 el cobre tuvo un promedio de 80 centavos de dólar, el 2011 fue de cuatro dólares y en la actualidad se ubica en torno a los dos dólares.

 

LEY BAJO SIETE LLAVES

El 11 de abril de 1975 Pinochet firmó la Ley Reservada del Cobre, que por décadas ha permanecido oculta bajo llave en el Congreso. Debido a los impresentables gastos y escándalos de autos de lujo y gastos en casinos, los documentos se han filtrado y ya circulan por Internet párrafos que citamos. “Anualmente, deberá practicarse una liquidación final del rendimiento de esta Ley y, si la cantidad total del rendimiento del 10% fuera inferior a 90 millones de dólares, la diferencia deberá ser completada por el Fisco. Al efecto, deberá consignarse un ítem excedible en la Ley de Presupuesto de la Nación cada año”, señala el texto.

El documento resguarda su secreto por todos lados y se cuida de la fiscalización. En el artículo sexto, señala que “la fiscalización y control que corresponde a la Contraloría General de la República sobre los fondos a que se refiere el artículo 1º, se hará en forma reservada, de acuerdo con los procedimientos y modalidades que determine el Contralor General, los que afectarán a todos los servicios, organismos, instituciones o sociedades del Estado en que éste tenga participación y que intervengan en la materia”. Tanto así, que más adelante indica que “los recursos establecidos en el artículo 1º no se incluirán en la contabilidad general de la nación”.

Durante agosto y tras el escándalo del “puto peso” saltó la discusión sobre el término de la ley reservada, materia planteada durante el gobierno de Sebastián Piñera que fue canalizada en un proyecto de ley que hasta hoy duerme en el Congreso. Piñera quiso acotar los ingentes recursos que recibían las fuerzas armadas con el cobre sobre cuatro dólares, pero su proyecto, basado en un presupuesto bianual, aun cuando tenía la virtud de transparentar los gastos en defensa, mantenía el torrente de recursos en niveles similares.

Aquel proyecto, ciertamente condescendiente, no tiene en la actualidad destino ni prioridad, condición que ha quedado bien expresada por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, que restó importancia al problema y a su eventual solución. Valdés dejó claro no sólo que eliminar la Ley Reservada del Cobre “no está en la agenda” del gobierno, sino que la discusión, levantada por diputados de la Nueva Mayoría con apoyo incluso de algunos parlamentarios de derecha, es “ingenua”.

Ante este evidente portazo, que retrotrae la discusión a un mero ejercicio retórico muy propio de la transición, el único avance ha sido el inicio del fin del secreto de la ley 13.196. En enero de este año los diputados DC Jaime Pilowsky y Ricardo Rincón presentaron un proyecto de ley que termina con el carácter opaco de la ley. Si aquello debiera haber ocurrido en 1990, tras el fin de la dictadura, pensar en su derogación ante la actitud del gobierno y la institucionalidad política, nos lleva a coincidir con Valdés. En estas circunstancias, con estos representantes, es ciertamente una ingenuidad.

Publicado en “Punto Final”, edición Nº 860, 16 de septiembre 2016.

revistapuntofinal@movistar.cl

FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=217011

Foto tomada de: http://es.slideshare.net/christianpinol/milicogate-fraude-con-dineros-de-la-ley-reservada-del-cobre

Bajo este contexto nos preguntamos sobre la situación de las demás FF.AA. del continente.  Hasta ahora todo parece indicar que la corrupción se ha institucionalizado en el seno de todas las FF.AA. en todos los lados y nosotros creímos que era solo un patrimonio de las FF.AA. de Bolivia (El Ministerio de Defensa deja en manos de la Fiscalía, casos de corrupción en FFAA).
Complementamos la nota sobre las FF.AA. de Chile con estos datos: El lado B de las Fuerzas Armadas chilenas: Masacres, corrupción y privilegios.
Xel

, , , , ,

No Comments

25 años del lanzamiento de “Nevermind”: Kurt Cobain frente a la cultura de la violación

A 25 años del lanzamiento de uno de los discos más emblemáticos de los últimos años, en El Desconcierto quisimos rescatar las reflexiones del vocalista de Nirvana, con afirmaciones como “Tratan de educar a las mujeres sobre cómo defenderse. Lo que realmente hay que hacer es enseñar a los hombres a no violar”.

Cada tanto los medios de comunicación se detienen a recordar qué pasó con el bebé de la portada o tratan de escudriñar los detalles que rodean el suicidio de Cobain, ocurrido cuando tenía 27 años. Sin embargo, “Nevermind” es uno de los discos en donde se presenta con más fuerza la importancia que tenía en la vida del cantante la violencia sexual, y la cultura de la violación en la que se cría a niños violentos y niñas temerosas.

Tras enterarse por la prensa de la historia de una chica que había sido abusada tras subirse a un auto para volver a su casa después de un concierto escribió “Dolly”, la sexta canción del disco. Lo hace desde el papel del violador, lo que provocó que la canción fuera malinterpretada al punto de que años después, dos fans de su banda violaran a una mujer con la canción de fondo. Cobain los repudió públicamente y en “Intersticide”, el disco que vino después del horrible suceso, insertó la siguiente declaración “el año pasado, una chica fue violada por dos desperdicios de esperma y huevos mientras cantaban la letra de nuestro tema ‘Polly’. Tengo dificultades al pensar que hay plancton así en nuestro público”.

En una entrevista concedida en 1991, el año de lanzamiento de “Nevermind”, afirmó:”La Violación es uno de los crímenes más terribles en la tierra y sucede cada pocos minutos. El problema con los grupos que se ocupan de la violación es que tratan de educar a las mujeres sobre cómo defenderse. Lo que realmente hay que hacer es enseñar a los hombres a no violar. Ir a la fuente y empezar por ahí”.

Sin embargo, la posición de Cobain frente al tema comienza a gestarse mucho antes. En una grabación casera que aparece en el documental “Cobain: Montage Of Heck” (Brett Morgen, 2015), afirmó que “Para una sociedad que celebra las hazañas sexuales del hombre macho, yo era el inmaduro, el hombrecito que nunca tuvo sexo, y me hostigaban por ello”. Como reacción a eso, a los 16 años decidió entrar a la pieza de una vecina con discapacidad, con la intención de violarla. Aunque no fue capaz de concretar la acción, ese episodio lo persiguió hasta el final de sus días, fomentando su rabia frente a la masculinidad que se imponía con violencia.

Apenas termina ‘Polly’ comienza “Territorial Pissing“, en donde con Cobain hace una declaración lapidaria: “Nunca he conocido a un hombre inteligente / y si lo era, era una mujer”.

FUENTE: http://www.eldesconcierto.cl/cultura-y-calle/2016/09/24/25-anos-del-lanzamiento-de-nevermind-kurt-cobain-frente-a-la-cultura-de-la-violacion/

Recordamos a Nirvana y su mensaje sobre un tema de fondo de nuestra “suciedad”actual, que la mayoría de quienes hayan escuchado su música desconoce.

Básicamente Kurt Cobain denuncia que el machismo y las violaciones son la misma cosa, y acotamos como síntomas de una sociedad profundamente enferma donde la racionalidad e inteligencia están marginadas como “el grunge”, ese ritmo del rock que Nirvana inventó e interpretó como ninguno.

Xel

, , , , , , , ,

No Comments

Semiótica de la televisión: Las trampas de la “representación” televisada

Fernando Buen Abad Domínguez

Rebelión/Universidad de la Filosofía

Influye también, en los modos de producción de “sentido” televisual, el problema de su carácter representativo o participativo. Al ya de suyo odioso modelo de manejo de los “tiempos televisivos” ahogado por el imperio de la publicidad y del fundamentalismo de la mercancía, hay que añadir el modelo intermediarismo que la televisión comercial ha hecho suyo para imponernos su relato, sus gustos, sus valores y sus deyecciones ideológicas. Una verdadera calamidad.

Todo se reduce a imponernos alguien o algo que nos lo “explica” todo, con sus medios y con sus modos. A su capricho y a su conveniencia. Nos leen “noticias” que ellos deciden y que ellos dicen (con voz exagerada e impostada) son “lo más importante”. Nos dicen qué debemos comprar, a qué precio, con qué “virtudes” y con qué sumisión. A crédito o al contado. Nos dicen quién y qué es “bello”, “seductor”, “sensual”, “atractivo”, “elegante”, “exitoso”… nos ponen sus plazos y nos ponen sus ritmos. Nos manejan el diccionario, el vestuario, el imaginario y el reloj. En tiempo real.

Para todo hay siempre un representante explicador, vendedor o conductor… empeñado en hacerse el simpático, el eficiente, el esclarecido o el iluminado. Dispuesto a llevarnos al edén de sus intereses políticos, ideológicos y comerciales. Principalmente comerciales. La televisión mercantil es una máquina de guerra ideológica plagada con intermediarios que a tiempo completo están listos para borrarnos de la cabeza toda idea, toda posibilidad y toda oportunidad de participación autónoma. Siempre hay alguien que cuenta chistes por nosotros, siempre hay alguien que canta canciones por nosotros, que baila, que informa, que cocina, que “sabe”, que “entiende”, que “dice”, que “sonríe”, que “saluda”… por nosotros y sin nuestra autorización o previo acuerdo. Es el “mundo” de ellos que dice “representarnos”. Y nos lo cobran.

Los más “vivos” se dieron cuenta de su dictadura de la representación y nos inventaron, también, la forma de “participación” que a ellos les conviene. Entonces usan a los pueblos como decorado, como aplaudidores, como escenografías siempre que hace falta alguna justificación “democrática” o “popular” de lo que a ellos les conviene. Dicen que “el público opina”, “participa” cuando ellos dicen, como ellos dicen, hasta que ellos deciden. Demagogia reloj en mano. No pocas televisoras públicas están infectadas con ese veneno ideológico televisivo “representativo” que harta, que duele, que ofende y que ninguna a los pueblos “a todo color y de frontera a frontera”.

No hemos visto, todavía, una Televisión Participativa verdadera. Salvo casos incipientes y dolorosamente incomprendidos, como VIVE TV de Venezuela -en sus inicios-, algunas televisoras comunitarias que lograron salvarse de parásitos intermediarios de todo tipo (Iglesias, ONG´S, partidos políticos oportunistas, Mesías…) La Televisión Participativa, como Democracia Participativa, está por construirse. Hacen falta mucho trabajo y mucha atención crítica para eliminar de nuestras cabezas (y de las televisoras que los pueblos dirijan) el peligro de repetir el discurso burgués, el discurso del patrón en las pantallas. Como si fuese nuestro. Hace falta agudeza y experiencia, hace falta desconfianza práctica, y vigilancia científica, para no ser víctimas de la inoculación ideológica que nos representa como a ellos les conviene.

La lucha de clases también se expresa en las pantallas. No vamos a cansarnos en insistir en la urgencia de romper con los modelos burgueses de comunicación, aprovechando críticamente sólo aquello que sea aprovechable (fundamentalmente tecnológico) y desechando todo lo que de más odioso tiene un modelo de “producción de sentido” en Televisión, especializado en borrar de los ojos de los pueblos a los pueblos mismos y especializado en criminalizar -por la Tele- a los líderes sociales y las luchas sociales que hacen hasta lo inimaginable por participar en la creación de un mundo nuevo, justo, sin guerras, sin hambrunas, sin clases y a la vista de todos. Terminemos con la propiedad privada de la televisión y con los monopolios. Una Televisión Participativa es posible, es necesaria y es urgente.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes. 

FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=216689

En Bolivia también hay este tipo de trampas y tramposos que se apropian de nuestra opinión, el mas descarado es uno que se abroga la representación del “SOBERANO”, es decir la voz del pueblo con un par de “opiniones filtradas”y siempre de los mismos “soberanos”.  Lo que hacen cada noche no es otra cosa que burlarse y “tomarnos el pelo” -de los que sintonizan y aguantan dicho programa-.

Hay poquísimos programas dignos de ver, ATB tiene uno los domingos a la noche y Abya Yala TV también tiene muchos pero lamentablemente no se vé por estos lados porque los dueños de los videocables locales prefieren meter basura por la Tv sin ningún escrúpulo, poco les interesa cambiar y fortalecer la democracia y/o cultura, porque será, no?

En señal abierta Bolivia Tv es la versión oficial y en este caso la voz disidente ante la abrumadora versión de los canales privados que reproducen la versión de la oposición, es decir de los “vende patrias”y esto ocurre en casi todo el territorio nacional.  Urge la creación de mas canales de Tv alternativos y comunitarios.

Xel

, , , , , , , ,

No Comments

Un videoclip satírico sobre la repetición de elecciones en España arrasa en la red

España se encuentra sumida en un bloqueo político tras haber celebrado dos elecciones generales consecutivas y no parece que la situación vaya a resolverse pronto. Ante este panorama, el dúo humorístico Los Morancos ha decidido tomárselo con humor y ha versionado la popular canción ‘La bicicleta’ de Shakira y Carlos Vives.

Sin embargo, este no es el primer vídeo de los hermanos Cadaval —que tienen el nombre artístico de Los Morancos— que triunfa en internet. En el año 2014, su videoclip ‘Mangando’, una versión de la popular canción ‘Bailando’, de Enrique Iglesias, Descemer Bueno y Gente de Zona, consiguió tener más de 3.000.000 de visitas.

Más: https://mundo.sputniknews.com/espana/20160914/1063445102/Los-Morancos-La-Bicicleta.html

Están buenos los videos y un poco de sátira a la española tampoco cae mal.

En particular, el video de “mangando” que para nosotros significa:”mangueando” ó chupar algo dulce y gratis como la manga, es decir “manguear”, en pocas palabras, robar.  Mangando = mangueando = robando.

Se puede aplicar a nuestra realidad institucional, no creen?  Esperemos que la sátira sea contagiosa. ^_^

Xel

, , , , , , , , , ,

No Comments

Una embajadora, dos golpes de Estado

Lilian Ayalde, la diplomática de Estados Unidos en Paraguay durante el golpe parlamentario contra Fernando Lugo, fue la representante norteamericana en Brasil durante el golpe contra Dilma Rousseff. Opina: Jorge Kreyness.

 

Por Héctor Bernardo

Lilian Ayalde, diplomática de Estados Unidos

La injerencia de Estados Unidos en América Latina ha sido denunciada innumerables veces. Los intentos desestabilizadores contra los procesos populares de la región se han dado uno tras otro. El rol de la Embajada norteamericana y de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) es cada día más evidente. Sin embargo, lo que no suele ser común es que todos esos elementos confluyan en una figura. Quien lo ha conseguido es la diplomática Lilian Ayalde, transformándose en un símbolo de intervencionismo en la región.

Ayalde no sólo fue una importante funcionaria de la USAID, entidad estrechamente vinculada la Agencia Central de Inteligencia (CIA), sino que, además, fue la embajadora norteamericana en Paraguay durante el golpe parlamentario contra el presidente Fernando Lugo, y luego se trasladó a Brasil, para ser la embajadora de Estados Unidos durante el golpe (también parlamentario) contra Dilma Rousseff.

Los dos golpes de Estado tuvieron el mismo modus operandi: la traición del vicepresidente que, con mayoría parlamentaria de su lado, impulsa un proceso destituyente contra el mandatario electo democráticamente y logra quedarse con el poder.

En los dos golpes tuvo un rol vital la Embajada de Estados Unidos, haciendo lobby para aglutinar a toda la oposición en contra de los presidentes que –en los dos casos- no habían cometido ningún delito.

Los dos golpes fueron articulados, desde el sillón de la Embajada, por la misma persona: Ayalde. El vínculo de los golpistas con la Embajada se hizo sumamente evidente con la revelación de cables confidenciales hecha por WikiLeaks.

En el caso paraguayo, los cables firmados por Ayalde dan cuenta de que el Gobierno norteamericano conocía a la perfección las reuniones entre parlamentarios y militares que planeaban destituir al presidente Lugo.

En aquella ocasión, Ayalde se retiró de la Embajada poco antes de que el golpe se consumase y, luego de pasar un tiempo en funciones en la USAID, se transformó en la representante de Estados Unidos en Brasil.

Pocos días después del golpe, en un artículo publicado en la revista América XXI titulado “Golpe yanqui en Paraguay”, el ex parlamentario y dirigente del Partido Liberal Radical, Domingo Laíno, aseguró: “Pareciera que tanto Argentina como Brasil no se dieron cuenta de que la estrategia del imperio es tener como enclave a Paraguay, que le permite tirotear todo el proceso de integración regional y debilitar las dos economías más fuertes de América Latina”.

“Lo que Washington no ha logrado con la medialuna boliviana, ni con Honduras, ni con la militarización de las bases en Colombia, ni con la desestabilización en Ecuador, ni con el golpe y sabotaje en Venezuela, lo está logrando a través de Paraguay. Porque Paraguay es un país pequeño, con ubicación estratégica, inmejorable en el Cono Sur, con una histórica debilidad del Estado y una oligarquía absolutamente medieval que en su afán de dominio sobre este territorio, incluso por encima de su codicia, le hacen el juego a las pretensiones del Norte”, completaba.

En el caso de Brasil, los cables revelaron la relación que los diplomáticos norteamericanos tenían con el golpista Temer. El hombre que la presidenta Dilma Rousseff definió como “el jefe de los conspiradores” se reunía periódicamente con los representantes de la Embajada de Estados Unidos y les brindaba información que él mismo calificaba como “sensible” y “sólo para uso oficial”.

El cable difundido por Wikileaks, que habría sido emitido en 2005, fue enviado desde San Pablo al Comando Sur (con sede en Miami) y señala: “El diputado Federal Michel Temer, presidente nacional del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), cree que la desilusión pública con el presidente Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) proporciona una oportunidad para que el PMDB presente su propio candidato a las elecciones presidenciales de 2006”.

Otra parte del cable revelado por Wikileaks asegura: “Al ser preguntado sobre el programa del partido, Temer indicó que el PMDB apoya políticas que favorecen el crecimiento económico. [El partido] no tiene ninguna objeción al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) [y] preferiría ver al Mercosur fortalecerse con el fin de negociar con el ALCA como bloque, pero la tendencia parece ser la contraria”.

En ese contexto, no le resultó nada difícil a Ayalde articular los intereses del vicepresidente Michel Temer, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, una serie de legisladores denunciados por corrupción, sectores enquistados en el Poder Judicial representados en la figura el juez Sergio Moro y el grupo mediático hegemónico Red Globo.

Como en un juego, cuando todo estuvo alineado, sólo hubo que dar el primer empujón, las piezas fueron cayendo una tras otra, hasta que el golpe fue un hecho. La historia de Paraguay se había repetido. Ayalde había cumplido una vez más.

En diálogo con diario Contexto, Jorge Kreyness, analista de política internacional, aseguró: “En los golpes en Honduras, Paraguay y Brasil jugó un papel clave la Embajada de Estados Unidos. Fue clave su lobby parlamentario, como así también su trabajo para condicionar la postura de los medios de comunicación y de las corporaciones judiciales de los países”,

Por último, y en relación con el rol que ha jugado la USAID, Kreyness afirmó: “Es una entidad que se presenta con la mascarada de la ‘ayuda para el desarrollo’, fomenta la aparición de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG). En Bolivia trató de generar levantamientos en movimientos campesinos contra el Gobierno popular de Evo Morales y por eso el presidente la expulsó de su país. Es una entidad que está en estrecha relación con las embajadas y con los procesos destituyentes que impulsa Washington”.

FUENTE: http://www.diariocontexto.com.ar/2016/09/09/una-embajadora-dos-golpes-de-estado/

No sería nada extraño que una vez terminada su misión exitosa de golpes de estado políticos en Paraguay y Brasil, pronto sea destinada a Venezuela, Nicaragua, Ecuador ó en el caso de Bolivia venga como “asesora” ó “encargada de negocios”porque como todos saben, el presidente Evo Morales expulsó por conspirador al embajador de los Estados Unidos un 10 de Septiembre de 2008, hace unos 8 años.

Es lamentable y deplorable constatar que haya tantos “vende patrias”y lacayos que se presten y vendan al juego del “imperio genocida”en nuestro continente, será una larga batalla la toma de conciencia y recuperar el tiempo perdido por este contraataque del imperio para recuperar su “patio trasero”.

Todavía nadie se está percatando cuán cerca estamos en Camiri del Paraguay de Cartes y ese movimiento guerrillero que apareció o fue inventado recientemente en Paraguay para incendiar de violencia y terrorismo la zona del Chaco que compartimos con nuestro vecino y desde allí comenzar la injerenCIA de desestabilizar social y políticamente.  Es imperativo tomar precauciones.

Xel

, , , , , , ,

No Comments

El éxito educativo de Finlandia (video de Michael Moore)


Lo que viene haciendo Finlandia es magistral en educación, allí están fomentando, impulsando y desarrollando la creatividad e imaginación, están enseñando a volar y soñar a su juventud, todo lo contrario de nuestra educación donde las aulas parecen calabozos y allí se enseña a obedecer a ciegas, se mutila el razonamiento y se calla ó castiga a quién piense y diga algo diferente o contradiga al profesor o director, se le pone grilletes a la imaginación y la creatividad anda marginada.

Así las cosas, no es extraño que la juventud busque y explore como desarrollar sus aptitudes y energía por caminos que pueden caer en cierto vicios, delincuencia, violencia o lo que es peor, ser presas fáciles de algunas sectas religiosas. Y esto no se resuelve castigando ó metiendo a la cárcel a nuestros jóvenes, como ven es un problema de fondo de nuestra sociedad y su educación casi militar ó carcelaria.  Es necesario e imperativo cambiar la educación que tenemos.

Xel

, , , , , , , , ,

No Comments

20 películas para entender Estados Unidos hoy

Una persona protesta fuera de la Bolsa de Nueva York. Mario Tama/Getty Images

Puede que los franceses inventaran el cine y que los indios sean hoy los que más películas producen pero el séptimo arte sigue teniendo sabor americano. No es casualidad que de los 25 mejores largometrajes de la historia según IMDB, solamente uno no lleve el sello de Hollywood. La habilidad de los estadounidenses para explicar su país en 25 fotogramas por segundo ha hecho que conozcamos lo bueno, lo malo y lo regular. También vale para los tiempos actuales. He aquí 20 películas para entender Estados Unidos. 

El fin del sueño americano

Es imposible entender el actual EE UU sin saber de dónde venimos. Tras su aplastante victoria en la Segunda Guerra Mundial, el país emergió como un Estado rico, poderoso y optimista. Esa fachada, no siempre cierta, empezó a resquebrajarse a mediados de los 60. Ahí empezó todo y no hay mejor documento para verlo que revisitar un clásico como Forrest Gump (1994). La llegada de la contracultura, el feminismo y el pacifismo pusieron en tela de juicio todo lo que parecía seguro. Los estadounidenses empezaron desconfiar de su gobierno por las mentiras de una guerra (Good Morning Vietnam, 1987) y acabaron por perderle por completo la fe al salir a la luz las peores miserias de Richard Nixon durante el escándalo Watergate (Todos los hombres del presidente, 1976). Si en 1964, según Pew Research Centre, el 77% de los estadounidenses creía que su gobierno hacía siempre o casi siempre lo correcto, para 1977 esa cifra había bajado hasta el 25%. De aquellos desengaños nació los EE UU que hoy conocemos.

La guerra contra el terror

Soldados estadounidenses en Afganistán. Chris Hondros/Getty Images

Soldados estadounidenses en Afganistán. Chris Hondros/Getty Images

Un buen punto de partida emocional sería United 93 (2006), en la que se narra el secuestro de ese vuelo durante el 11-S. De un lado percibimos el golpe brutal e inesperado que supusieron los atentados en un país que había olvidado el temor tras salir victorioso de la Guerra Fría. Del otro, nos da una idea muy clara del estado de ánimo en que quedaron los estadounidenses tras los ataques: antes del 11-S el terrorismo rara vez se colaba en la lista de las principales preocupaciones de los ciudadanos que elabora la encuestadora Gallup, pero al mes de los atentados, era el principal problema para el 48% de la población. La heroica historia de los pasajeros que, informados de los ataques contra las Torres Gemelas, decidieron pelear con los secuestradores nos hace comprender el ansia de justicia (y de venganza) que marcó la política estadounidense y que desembocó en Afganistán e Irak.

De ahí podemos pasar a algunas de las joyas cinematográficas que se han hecho sobre estas dos guerras. Entre todas destaca Restrepo (2010), un documental que sintetiza 15 meses en primera línea con un pelotón estadounidense en el rincón más peligroso de Afganistán. La película habla de la vida y de la muerte en la guerra, pero va mucho más allá. Escuchamos a soldados que son casi niños jugando un videojuego y a otros que están allí porque con su educación o sus posibilidades económicas no tienen muchas más opciones. El film también nos adentra en las consecuencias de la guerra cuando los soldados vuelven a casa: una generación de ex militares lastrados por el remordimiento, el insomnio y el suicidio. Según datos del propio Departamento de Defensa, entre el 10% y el 18% de los veteranos de Irak y Afganistán sufren estrés postraumático y estudios más recientes dicen que cada día, uno de ellos se quita la vida.

El taquillazo American Sniper (2014), basado en una historia real, también nos da una perspectiva interesante sobre lo que significa la guerra moderna para los estadounidenses que la luchan. Le película no cuenta sólo la historia de los que se van a combatir, sino de los que se quedan en casa esperando y sufren igual las consecuencias.

 

La política de hoy

Cualquiera que no sepa absolutamente nada de la política estadounidense debería empezar con un clásico: Caballero sin espada (1939). A pesar de la atroz traducción al español del título, Mr. Smith goes to Washington se mantiene como una buena guía de iniciación a través de las desventuras de un senador novato en la capital del imperio americano. Sin embargo, el día a día de la política ha cambiado por completo.

La mejor medida de la locura que es una campaña presidencial son dos documentales que han seguido a sus protagonistas desde el minuto uno de sus campaña hasta el final. Una joya de HBO es By the People: the election of Barack Obama (2009) aunque por aquí tal vez sea más fácil encontrar Mitt (2014). Veremos la complicadísima coreografía de la política actual, donde poco o nada se improvisa, y las sofisticadas estrategias comunicativas que pueden llevar a la persona adecuada hasta la Casa Blanca. Una guerra en toda regla. Si alguien quiere algo que no sea documental y más fácil de conseguir siempre puede acudir al taquillazo Los idus de marzo (2011).

 

Las tensiones raciales

Mural dedicado a Freddie Gray tras las protestas que provocaron la muerte de Gray en Baltimore, EE UU. Brendan Smialowski /AFP/Getty Images

Mural dedicado a Freddie Gray tras las protestas que provocaron la muerte de Gray en Baltimore, EE UU. Brendan Smialowski /AFP/Getty Images

La convivencia entre razas en EE UU es un tema que ha dado para decenas de buenas películas. Por hacer una correcta secuencia histórica del problema solo con títulos recientes podemos empezar con 12 años de esclavitud (2013) en la que se cuenta la historia de un afroamericano libre del norte, secuestrado y esclavizado durante más de una década. La historia, dura como pocas, nos retrotraerá al inicio de tantos problemas: el hecho de que hasta mediados del XIX en el sur del país se compraba y se vendía a personas como animales, sin ningún derecho.

El siguiente paso es trasladarnos a los 60, cuando los descendientes de esos esclavos veían pisoteados esos derechos que en teoría ya tenían. En Criadas y Señoras (2011) se retrata con humor ese opresivo mundo sureño en que las dos razas conviven y se necesitan, pero en la que los blancos conservan todos los privilegios. Los afroamericanos no pueden usar los mismos baños o salas de espera, les niegan el voto y hasta se dejan sus criadas “en herencia” en el testamento. Aunque las dos películas hablan de épocas ya superadas, ayudan a entender la brecha de la que habla un reciente estudio de Pew: el 40% de los blancos cree que el país ya se ha adaptado para que todos tengan los mismos derechos, mientras que entre los afroamericanos apenas lo piensa un 8%.

Por llevar el tema a la actualidad, una película imprescindible es Gran Torino (2008), el mejor retrato de una América blanca a la que le cuesta entender que el país ya no es solo suyo. Aunque la trama se centra en las diferencias entre un blanco de mediana edad y sus vecinos de origen asiático, las lecciones valen para todas las razas. Aunque resulte difícil de creer, según un minucioso estudio de PRRI, un 45% de los estadounidenses cree que la discriminación contra los blancos es un problema tan grave como la discriminación a los afroamericanos y más de la mitad opina que la cultura y el “modo de vida” americano ha ido a peor desde los 50. No todo el mundo está satisfecho con una sociedad cada vez más mestiza e igualitaria.

 

La economía salvaje

Estados Unidos es la patria del capitalismo y ningún país ha retratado sus excesos de forma tan completa en la gran pantalla. Un clásico del género sería  Roger & Me (1989). En su primer documental, el polémico director Michael Moore persigue al presidente de General Motors para pedirle explicaciones por el cierre de una fábrica en su ciudad que ha costado 30.000 empleos. Con esta excusa, la película es una ventana abierta a la destrucción de una gran parte de la clase media estadounidense. En las últimas décadas miles de trabajadores han sufrido la marcha del empleo industrial a países con mano de obra más barata, un fenómeno que ha dejado verdaderas ciudades abandonadas y bolsas de personas en la pobreza y sin esperanza. La película sigue de actualidad en el nuevo siglo: según el Departamento de Comercio, entre 2002 y 2012 las grandes multinacionales estadounidenses se llevaron de su país al extranjero casi tres millones de empleos,

Si nos pasamos a la crisis actual la obra de referencia es el documental Inside Job (2010) en el que se detallan de modo didáctico los abusos y trampas que hundieron la economía mundial en 2008. El tono pausado de la película sólo contribuye a una mayor indignación. El crack de los mercados nos ha dejado al menos otras dos grandes películas: Too Big to Fail (2011) narra el minuto a minuto del hundimiento de la banca con grandes actores en los papeles protagonistas y Margin Call (2011) es una ficción excelente que nos traslada al mismo momento histórico. Las tres son imprescindibles para entender cómo llegamos hasta esta postcrisis.

No me resisto a dejar aquí otro documental muy necesario para comprender EE UU, un país riquísimo lleno de pobres. Hablo de Park Avenue (2012), un documental que explora la brecha que separa a los más favorecidos y a los más castigados a través de la famosa calle de Nueva York. En la misma avenida están los edificios con más billonarios del mundo y el distrito con menos renta per cápita de todo el país, porque Park Avenue pasa por el Upper East Side de Manhattan y por el Sur del Bronx. Toda una metáfora de un país donde el 1% tiene tanto como el 95% más pobre y en el que los niveles de desigualdad salarial se empiezan a aproximar a los que había en los años de la Gran Depresión.

 

Armas y periodistas

Tienda de armas en Lake Barrington, Illinois, EE UU. Photo by Scott Olson/Getty Images

Tienda de armas en Lake Barrington, Illinois, EE UU. Photo by Scott Olson/Getty Images

Para terminar, dos películas que ayudan a entender dos aspectos muy concretos de la vida estadounidense: sobre su fascinación con las armas hay que recomendar de nuevo a Michael Moore en este caso con Bowling for Columbine (2002). Partiendo de la matanza en un instituto de Colorado y con un punto de vista siempre patente, Moore analiza de forma brillante el problema de la violencia armada en EE UU, donde el año pasado más de 13.000 personas murieron por arma de fuego y donde una persona tiene 25 veces más posibilidades de morir de un disparo que en el resto de países ricos. La ilustración que hace Moore de lo sencillo que es conseguir un arma y de lo complicado de legislar en contra sigue plenamente vigente. Cualquiera al que le interese el asunto sacará mucho material para pensar.

En último lugar, especialmente para periodistas pero en realidad para cualquier persona a la que le interesen los medios de comunicación, hay que recomendar Page One (2011). El documental sigue durante un año a la sección de medios del New York Times mientras informa de la revolución que las redes sociales han supuesto en el periodismo. Debates sobre la ética de promocionar determinadas noticias o si poner precio o no al contenido son el centro de una película imprescindible para entender el presente y el futuro de los medios, aquí y allí.

FUENTE: http://www.esglobal.org/20-peliculas-para-entender-estados-unidos-hoy/

Compartimos esta perspectiva cinéfila ó para aficionados al cine con la idea de comprender un poco como son los Estados Unidos actualmente.

Pregunta: Si decimos que en términos de desarrollo los Estados Unidos nos lleva décadas por delante, ¿es hacia esta sociedad decadente a donde vamos en Bolivia buscando y construyendo nuestro desarrollo? Ó somos diferentes y buscamos otro tipo de sociedad, otro tipo de sueño americano que no este basado en la ambición y ser millonario?

Xel

, , , , , ,

No Comments

El Rock y la Fé (humor de Peter Capusotto)

Tratamos por todos los medios de soportar y resistir la tentación de compartir y difundir estos videos, rogamos y rezamos con todas nuestras fuerzas en la iglesia del Antimilagro y ya ven, no se dió! Dios no escuchó! Aleluya!  :)
Xel

, , , , , ,

No Comments

OLIMPIADAS DEL SABER DEL ADULTO MAYOR PREMIA A GANADORES

Demetria Camacho (66) de Cochabamba, Olga Warnes (83) de Santa Cruz y Benito Germán Salgado (69) de La Paz fueron los ganadores de la tercera versión de las “Olimpiadas del Saber del Adulto Mayor” 2016.

El evento fue organizado por el Ministerio de Educación, con el objetivo de rescatar y valorar los saberes y conocimientos albergados en personas de la tercera edad, a través de la producción de textos y la narración oral.

El acto de premiación se llevó a cabo en el Hall de la Vicepresidencia del Estado. El primer lugar fue para Demetria Camacho (66), quien expuso Formas de Producción; el segundo lugar para Olga Warnes (83), quien abordó Medicina Tradicional y el tercer lugar para Benito Germán Salgado (69) y su tema: Cosmovisión Andina.

El viceministro Noel Aguirre explicó que antes se realizó el “Conversatorio Intergeneracional” en la Plaza del Bicentenario, donde 30 adultos mayores de los nueve departamentos del país narraron historias de su vivencia y sabiduría ancestral a estudiantes de secundaria, universitarios y estudiantes de las Escuelas Superiores de Formación de Maestros.

FUENTE: http://www.cambio.bo/?q=node/12977

¿EN QUE CONSISTE? (ver video) (Fuente: http://abyayala.tv.bo/index.php/2016/07/29/olimpiadas-del-saber-del-adulto-mayor/ )

 
Felicitaciones a todos los organizadores y a los participantes de este evento que permite fomentar el conocimiento, la cultura y la integración de los bolivianos en esta etapa que casi siempre suele ser marginada y olvidada.

Esperemos que la próxima cita, haya participantes de Camiri y la región del Chaco.

Xel

, , , , , , ,

No Comments

“La tragedia brasileña”

Por Atilio A. Boron

Una banda de “malandros”, como canta el incisivo y premonitorio poema de Chico Buarque -“malandro oficial, malandro candidato a malandro federal, malandro con contrato, con corbata y capital”- acaba de consumar, desde su madriguera en el Palacio Legislativo de Brasil, un golpe de estado (mal llamado “blando”) en contra de la legítima y legal presidenta de Brasil Dilma Rousseff. Y decimos “mal llamado blando” porque como enseña la experiencia de este tipo de crímenes en países como Paraguay y Honduras, lo que invariablemente viene luego de esos derrocamientos es una salvaje represión para erradicar de la faz de la tierra cualquier tentativa de reconstrucción democrática.

El tridente de la reacción: jueces, parlamentarios y medios de comunicación, todos corruptos hasta la médula, puso en marcha un proceso pseudo legal y claramente ilegítimo mediante el cual la democracia en Brasil, con sus deficiencias como cualquier otra, fue reemplazada por una descarada plutocracia animada por el sólo propósito de revertir el proceso iniciado en el 2002 con la elección de Luiz Inacio “Lula” da Silva a la presidencia. La voz de orden es retornar a la normalidad brasileña y poner a cada cual en su sitio: el “povao” admitiendo sin chistar su opresión y exclusión, y los ricos disfrutando de sus riquezas y privilegios sin temores a un desborde “populista” desde el Planalto.

Por supuesto que esta conspiración contó con el apoyo y la bendición de Washington, que desde hacía años venía espiando, con aviesos propósitos, la correspondencia electrónica de Dilma y de distintos funcionarios del estado, además de Petrobras. No sólo eso: este triste episodio brasileño es un capítulo más de la contraofensiva estadounidense para acabar con los procesos progresistas y de izquierda que caracterizaron a varios países de la región desde finales del siglo pasado. Al inesperado triunfo de la derecha en la Argentina se le agrega ahora el manotazo propinado a la democracia en Brasil y la supresión de cualquier alternativa política en el Perú, donde el electorado tuvo que optar entre dos variantes de la derecha radical.

No está demás recordar que al capitalismo jamás le interesó la democracia: uno de sus principales teóricos, Friedrich von Hayek, decía que aquella era una simple “conveniencia”, admisible en la medida en que no interfiriese con el “libre mercado”, que es la no-negociable necesidad del sistema. Por eso era (y es) ingenuo esperar una “oposición leal” de los capitalistas y sus voceros políticos o intelectuales a un gobierno aún tan moderado como el de Dilma.

De la tragedia brasileña se desprenden muchas lecciones, que deberán ser aprendidas y grabadas a fuego en nuestros países. Menciono apenas unas pocas.

Primero, cualquier concesión a la derecha por parte de gobiernos de izquierda o progresistas sólo sirve para precipitar su ruina. Y el PT desde el mismo gobierno de Lula no cesó de incurrir en este error favoreciendo hasta lo indecible al capital financiero, a ciertos sectores industriales, al agro negocios y a los medios de comunicación más reaccionarios.

Segundo, no olvidar que el proceso político no sólo transcurre por los canales institucionales del estado sino también por “la calle”, el turbulento mundo plebeyo. Y el PT, desde sus primeros años de gobierno, desmovilizó a sus militantes y simpatizantes y los redujo a la simple e inerme condición de base electoral. Cuando la derecha se lanzó a tomar el poder por asalto y Dilma se asomó al balcón del Palacio de Planalto esperando encontrar una multitud en su apoyo apenas si vió un pequeño puñado de descorazonados militantes, incapaces de resistir la violenta ofensiva “institucional” de la derecha.

Tercero, las fuerzas progresistas y de izquierda no pueden caer otra vez en el error de apostar todas sus cartas exclusivamente en el juego democrático. No olvidar que para la derecha la democracia es sólo una opción táctica, fácilmente descartable. Por eso las fuerzas del cambio y la transformación social, ni hablar los sectores radicalmente reformistas o revolucionarios, tienen siempre que tener a mano “un plan B”, para enfrentar a las maniobras de la burguesía y el imperialismo que manejan a su antojo la institucionalidad y las normas del estado capitalista. Y esto supone la organización, movilización y educación política del vasto y heterogéneo conglomerado popular, cosa que el PT no hizo.

Conclusión: cuando se hable de la crisis de la democracia, una obviedad a esta altura de los acontecimientos, hay que señalar a los causantes de esta crisis. A la izquierda siempre se la acusó, con argumentos amañados, de no creer en la democracia. La evidencia histórica demuestra, en cambio, que quien ha cometido una serie de fríos asesinatos a la democracia, en todo el mundo, ha sido la derecha, que siempre se opondrá con todas la armas que estén a su alcance a cualquier proyecto encaminado a crear una buena sociedad y que no se arredrará si para lograrlo tiene que destruir un régimen democrático. Para los que tengan dudas allí están, en fechas recientes, los casos de Honduras, Paraguay, Brasil y, en Europa, Grecia. ¿Quién mató a la democracia en esos países? ¿Quiénes quieren matarla en Venezuela, Bolivia y Ecuador? ¿Quién la mató en Chile en 1973, en Indonesia en 1965, en el Congo Belga en 1961, en Irán en 1953 y en Guatemala en 1954?

************************_************************

Sabemos como son los canallas “vende patrias”que no dudarían de vender a su madre para conseguir sus propósitos, si los socialistas harían lo que hacen ellos, a esta hora las cárceles estarían repletas de neoliberales, comenzando por todos los patrones del “Cartel de la Mentira”y otros tantos periodistas al servicio de quién paga mas, seguirían jueces y abogados corruptos así como toda la basura de políticos neoliberales que sobrevive en sus trincheras del Oriente y el Chaco.

Si esta hermosa utopía fuera realidad, Bolivia avanzaría a pasos de gigante hacia su desarrollo al extremo de tener déficit de sueños. :)

Somos muy blandos contra los maleantes “vende patrias”, no deberíamos ceder ni un milímetro y menos hacer ninguna concesión.  Esos errores se pagarán muy caro en el futuro.

Xel

, , , , ,

No Comments